title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de Poesía No. 049: Sergio Ernesto Ríos

28 Jun 2009

Sergio Ernesto Ríos

Sergio Ernesto Ríos (Toluca, México, 1981) es licenciado en Letras Latinoamericanas por la UAEM. De sus libros podemos destacar De cetrería, Semefo y searching the toilet in juárez av. Es coautor del libro Dos figuras en una cama con testigos… ganador del Premio Nacional de Literatura “Gilberto Owen” 2006 en la rama de poesía.

Sergio Ernesto Ríos (Toluca, México, 1981). Es egresado de la Licenciatura en Letras Latinoamericanas de la Universidad Autónoma del Estado de México. Realizó estudios en la Universidade Estadual do Centro-Oeste de Brasil. Ha publicado los libros Piedrapizarnik, De cetrería, Semefo y searching the toilet in juárez av. Es coautor del libro Dos figuras en una cama con testigos… ganador del Premio Nacional de Literatura “Gilberto Owen” 2006 en la rama de poesía.  Aparece en las antologías de poesía mexicana reciente: La luz que va dando nombre, Divino tesoro y Nosotros que nos queremos tanto. Y en el Anuario de poesía mexicana 2007. Fue becario del Centro Toluqueño de Escritores y del Fondo para la Cultura y las Artes del Estado de México. Recibió el Premio Estatal al Mérito Artístico en 2003. Actualmente es becario del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes en la categoría de Jóvenes Creadores. Es miembro del consejo de la revista Metrópolis de Guadalajara. Codirige la editorial Apuntes de Lobotomía.

TRÍPTICO

I

una tos demasiado nadie que insinuara afición involuntaria a largas fiebres tuteo afectuoso mortero para humillar la plata and come to deadly use azogue peces impuros mirando el azogue ocultos en el retrato de María de Austria y otro Fernando Fernando III como buscar una aguja la geografía de la Dama y en esa palabra I’m not a spaniard podría lacrarse la efigie de Fernando VII esta vez Década Ominosa hasta 1833 aunque este día mi ajedrez muy inferior abril la mixtura entre memoria y deseos las monarquías merecen minúscula y una seria circuncisión unmerciful lady as you are la perla barroca those are pearls that were his eyes preces a una piedra descompuesta el desenfado de las zagalas no precisamente en el otero la fenicia próxima hizo una fritura desvergonzada con mis ajos luego puso cara de circunstancia un poco así la mueca rígida severa rigurosa yo fingí que me entretenía hirviendo agua no conseguí evitar decírselo que ganaba el primer premio en mi aversión por los platillos locales lo dijo como si meditara una disculpa plausible esto es Madrid señor pereza cefálica “Home-Thoughts from Abroad” y me entregó la morcilla aprendí por supuesto el nombre de la morcilla que había escondido the gods are just and of our pleasant vices make instruments to plague us según mi afección cardiaca esta última parte la aclararon dos hombres nerviosos del hotel those wicked creatures yet do look well favour’d when others are more wicked días más tarde me ofreció la tregua con un puñado de semillas castañas frescas y no es que sea un alicaído de la plaza Trafalgar valga la colombofilia Horatio Nelson pero acepté gracias y habló de su historia y puntualidad porque no nació ahí porque la genealogía conducía palabras menos al grumete Antón de Alaminos porque de grumete a piloto distan leguas y la bendición de Pío III o Julio II alguno no duró tanto y la intención y el relato no era completamente fiel luego la ijada señor la ijada de verse reducida a faenas penosas a veces la ijada era un dolor entre las costillas a veces era todo lo vacío interrogado el éter la ijada por ejemplo de los que padecen la afección cardiaca y por eso testigos jamases I have been worth the whistle ahora me saluda un señor ministro de las artes o algo parecido que admiraba mi obra entera y le tuve que aclarar que no era el famoso polaco de las fotografías del puerto de Cádiz sí el compositor de bailes coreógrafo que paseaba de la mano de uno de los más informados expertos en Velázquez Diego de Silva Velázquez que si he visto el Don Gaspar de Guzmán y Las lanzas entonces el punto final hubiera sido un beso entre Edwards y yo Oh to be in England now that April’s there sabes cómo el pensamiento de los católicos hombres de hígado lechoso persiste en su modo inquisidor is this the promised end? tímido y chocante

II

When I wrote you other day I had intended to send you a copy of the alcoholic or

la alcoba vaga es un vidrio oscuro a través del cual veo ese paisaje

post alcoholic poem which I recited from memory the first few verses to you

y ese paisaje lo conozco desde hace mucho y desde hace mucho que con esa mujer

somehow forgot but I am sending it now it being understood that this has nothing

que desconozco voy errando hacia otra realidad a través de la irrealidad de ella

to do with whatever Y may intend to publish in English since this obviously unfit for

siento en mí siglos de conocer aquellos árboles y aquellas flores y aquellas vías

publication it is just for you to see what the confounded poem is like by some

en rodeos y aquel ser mío que ahí vaga antiguo y ostensible a mi mirar que el

ironical intervention of the type-writer or the carbon paper the copy is all awry

saber que estoy en esta alcoba viste de penumbras al ver un viento pausado

which however is quite in order with the disorder of the poem oh course it is quite

que barre un humo y ese humo es la visión nítida y oscura de la alcoba en que soy

worthless gut it is a curious example of the mixture of ideas and feelings quite

actual omnipresente de estos vagos muebles y enseres y de su torpor nocturno

uncorrelated among themselves which
III

O Mother, Mary Mother,
How pale she is, between Hell and Heaven.

Van Gogh está obsoleto
y por el Sena está ayunando el pez japonista de su bigotito de estaño.

¿Y si volviéramos a Londres Úrsula complicaría sus labios, huésped del no,
huésped del telón del no?

“Sr. de Ámsterdam, le corresponden guillotina y teología”,
escribió con letra muy prudente
como en esos casos sólo una mujer en Londres sabe hacerlo.

Y él en inglés escribió: “Sorrow”.

Share Button

Escribe un comentario