title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Roberto Piva por Leo Lobos

02 Dic 2009

Roberto PivaEl poeta chileno Leo Lobos (Santiago, 1966) nos presenta un acercamiento al trabajo del poeta brasileño Robeto Piva (1937). A continuación un ensayo de Lobos seguido de algunas traducciones.

 

 

El Jazz de los crepúsculos

 

La ciudad enfocada con su gran angular se parece más a São Paulo del siglo XXI que a un São Paulo de 40 años atrás. Cómo no reconocer este sistema urbano-industrial en versos como: “soñé que era un ángel y las putas de São Paulo avanzaban en la densidad exasperante”  o “la estatua de Álvarez de Azevedo es devorada con paciencia por imágenes de morfina”. Publicó Paranoia el año 1963 su primer libro el entonces joven poeta Roberto Piva, tenia 25 años. Sus versos de largo aliento abrirán rumbos nuevos en la realidad con una contundencia jamás vislumbrada en la poesía brasileña. Entrevistado por Ademir Assunção en la revista Coyote n. 9 (Londrina, Brasil, otoño 2004)  a los 67 años nos dice ante la pregunta ¿para qué escribir? El propio Kerouac responde: continuar escribiendo para nada. Roberto Piva continua activo, curioso y critico de los sistemas de represión, sean políticos o poéticos, que apartan al ser humano de la verdadera experiencia. Es extremadamente erudito y detenta un repertorio de lecturas rarísimo entre los intelectuales brasileros. Ante otra pregunta de Ademir Assunção de aquella conversación publicada en la  revista Coyote: “en una reciente entrevista usted cita a Walter Benjamín, que define la poesía como: una historiografía del inconsciente”. Roberto Piva responde: “Historiografía inconsciente. Seria una visión arquetípica de la poesía que estaría presente en todos los seres humanos y acentuadamente en los poetas, que desenvuelven esa visión mediante técnicas arcaicas de éxtasis. De acuerdo con Jung,  los locos, los niños y los poetas son quienes tienen en su inconciente imágenes de las culturas arcaicas”.

 

Un poema de su libro inédito Extrañas señales de Saturno:

 

    El Marqués de Sade

                        & la Marquesa de Santos

caminan al jazz de los crepúsculos

recordando ciertas iluminaciones

ciertos espasmos

ciertos actos visionarios

gritando sus triunfos en la

oscuridad

 

       Roberto Piva cree que el arte está próximo a la locura. Por causa del delirio de la imaginación. Que la poesía es un arte de minoría. Como diría Octavio Paz, la poesía no tiene existencia en lo real. A lo cual  agrega el mismo Octavio Paz, en aquel famoso discurso en la ONU, antes de ganar el Premio Nóbel, que el siglo XX no será conocido como el siglo del marxismo, pero sí como el siglo del surrealismo. Pues el marxismo se transformo en una pesadilla histórica y el surrealismo es la puerta de emergencia que se abre para salir de todas las pesadillas. Las vanguardias industriales son prefreudianas porque desprecian el sueño, el inconsciente. El surrealismo aprende de Freud y una parte más avanzada de los surrealistas ya habían desembarcado también en Jung. Roberto Piva dialoga con Murilo Mendes y Jorge de Lima en la poesía brasileña. Por aquel surrealismo ebrio de Murilo Mendes y el libro Invención de Orfeo del poeta Jorge de Lima. En ambos identifica una tradición visionaria dentro de la poesía de Brasil.  Del poeta Oswald de Andrade, nos dice que tiene una gran importancia por su llamado de atención para las culturas indígenas brasileras. La unión con lo sagrado, la llamada del sentido órfico, no puede ser perdido en el hombre. Siempre gustó del Tropicalismo aquel nuevo movimiento de apertura en la música, en el comportamiento, para la vida. Citando a Nietzsche, nos dice que para los que viven solitarios o en pares aún existen islas donde se respira el perfume de los mares silenciosos.

 

Algunos versos del poema Manifiesto de la selva más próxima, de su libro Hora Cósmica del Agua, São Paulo, octubre de 1984:

 

Los productos químicos, la industria farmacéutica y las miasmas roerán tus huesos hasta la medula / cadáver rico en vitaminas / rodopios en el río de la industria / burócratas ideológicos muriendo de risa / marxistas sin próstatas se tomaran el poder / vastos desiertos en el cerebro / políticos estadísticas cáncer en el rostro vacío de las avenidas de la noche / Mujeres atrapando niños salvajes para encuadrarlos en el Buen Camino /…Nuevos mapas de la realidad / viaje erótico viaje poético / Horacio & Lester Young / Tribus de jóvenes en las selvas / tambores llamando a la orgía / fogatas & plantas afrodisíacas / abandonar las ciudades / las playas salpicadas de esqueletos de Monstruos / rumbo a los horizontes ebrios como ángeles fuera de ruta /… crear nuevas religiones, nuevas formas físicas, nuevos anti-sistemas políticos, nuevas formas de vida / Ir a la deriva en el río de la Existencia.

 

          Paranoia, volviendo a su primer libro, no es un poema urbano, es un poema contra lo urbano. Es una pesadilla, un delirio de una persona que quiere ser un extraterrestre, que quiere desaparecer del mapa, de alguien que quiere tomar el disco volador de las seis de la tarde y partir a Alfa Centauro. Un poema donde ve las falencias de la ciudad, con sus sistemas de represión, de opresión, de exaltación de un movimiento para hacer caminar al rebaño. Roberto Piva insiste que la represión no es atributo de un partido, ni de izquierda ni de derecha, sino una forma de hacer a usted olvidar de la autentica libertad cósmica.  La televisión nos impone modelos de comportamiento, aunque de vez en cuando aparece en el escenario planetario un individuo que está en ruptura con una serie de valores de la civilización occidental y produce un intercambio beneficioso entre civilizaciones. Pero somos cooptados por la televisión, por la sociedad de consumo el día entero. Aunque claro la sociedad de la Roma antigua, en el tiempo de Trajano, fue la mayor sociedad de consumo que hubo en el planeta. En el Coliseo se vendían sedas de Arabia, vinos de Palestina, aceitunas, damascos del Oriente y más. Era un verdadero Shopping. Dentro luchaban los gladiadores y en torno se hacían compras. El Emperador Caracala, el primer economista moderno, que percibió que no podía gastar más de lo que recadaba, extendió la ciudadanía romana a todo el imperio, y con eso pasó a recabar mucho más. Para ser ciudadano romano tenías que pagar impuestos. Un día en el mercado de esclavos, compró trescientas mujeres y trescientos adolescentes para dar de presente a sus amigos. ¿Qué más consumo que eso?

 

Versos del poema Visión de São Paulo en la noche del libro Paranoia (1963):

 

 

Poema Antropófago bajo Narcótico

 

En la esquina de la calle San Luís una procesión de mil personas

          encienden velas en mi cráneo

hay místicos hablando tonterías al corazón de las viudas

y un silencio de estrella partiendo en un vagón de lujo

fuego azul de gin y alfombra coloreando la noche, amantes

         chupándose como raíces

Maldoror en vasos de marea alta []

una floresta de cobras verdes en los ojos

         de mi amigo []

niños abandonados desnudos en las esquinas

angelicales vagabundos gritando entre las tiendas y los templos

        entre la soledad y la sangre, entre colisiones, el parto

        y el Estruendo

 

Para Roberto Piva la vejez tiene su elegancia, tiene su diversidad, tiene su alegría. Cree firmemente en la biodiversidad poética. Cree que los jóvenes están ligados con nuevos valores. Qué la muerte es un misterio y como todo misterio apunta a lo desconocido y lo desconocido hace parte de la poesía. 

 

Roberto Piva está de vuelta

Con varios títulos desde hace mucho agotados, Piva es de aquellos autores cuyos versos circulan no se sabe bien cómo, resistiendo, en su inquietante extrañeza al desierto de conformismo y falta de imaginación imperantes. El primer volumen de sus obras reunidas lleva por nombre Un extranjero en la legión, libro que incluye su creación inicial: sus dos primeros libros –Paranoia de 1963 y Piazzas de 1964, año del golpe militar en Brasil-, los Primeros manifiestos y el poema Oda a Fernando Pessoa, publicado en 1961 bajo la forma de plaquete y nunca incluido en libros posteriores desde entonces.

         Como destaca el organizador de estas obras reunidas, el crítico Alcir Pecora y también profesor de la prestigiosa Universidad Estadual de Campinas, UNICAMP, Brasil -que había organizado también para la Editora Globo la publicación de la obra, igualmente inusitada y transgresiva, de la escritora Hilda Hilst (1930-2004)- el trazo predominante en los poemas de este período estaría dado por su tono blasfemo (en diálogo con autores como Walt Whitman y Pessoa, y con la literatura beatniks, mezcla de las palabras beat: movimiento y Sputnik: nave espacial rusa), al que le seguiría una etapa psicodélica y experimental (características de los libros que integrarán el segundo volumen, publicados entre la segunda mitad de la década del 1970 y desde comienzos de los 80) y un tercer momento, más místico y visionario (tercer volumen), que se extiende hasta los días de hoy.

         Más allá del carácter esquemático de esta división, ella ayudará a entender algunas alteraciones de ruta en el recorrido creativo de Roberto Piva, y al mismo tiempo ciertas líneas de continuidad en el conjunto de su obra. El vitalismo de extracción romántica, o el vínculo intenso con el surrealismo -que en Piva, a diferencia de otros autores no se degrada en mera retórica sin sentido- y la intertextualidad vertiginosa son algunos de los elementos que pueden ser movilizados para la comprensión de los elementos que se funden en el horno de estos versos.

        Un extranjero en la legión, primer volumen de estas obras reunidas, es una cuidada y hermosa edición gráfica a cargo de Raul Loureiro y Claudia Warrak, que contiene además un educativo post-facio escrito por el poeta y crítico Claudio Willer (São Paulo, Brasil, 1940) -compañero de generación de Roberto Piva- y una cuidada bibliografía preparada por el también poeta Fabio Weintraub (São Paulo, Brasil, 1967), extremadamente útiles para el lector ávido por más informaciones sobre una de las voces más importantes en el panorama de la poesía brasileña contemporánea.

 

 

Jorge de Lima*, panfletario del caos

  

Fue el día 31 de diciembre de 1961 que te comprendí Jorge de Lima

mientras caminaba por las plazas agitadas por la melancolía presente

en mi memoria devorada por el azul

supe descifrar tus juegos nocturnos

sin disfraz entre las flores

unísonos en tu cabeza de plata y ampliadas plantas

como tus ojos crecen en el paisaje Jorge de Lima y como tu boca

palpita en los bulevares oxidados por la niebla

una constelación de ceniza se desintegra en la contemplación inconsútil

de tu túnica

y un millón de luciérnagas que traen extraños tatuajes en el vientre

se despedazan contra los nidos de la Eternidad

es en este momento de agitación y agonía que te invoco gran alucinado

querido y extraño profesor del Caos sabiendo que tu nombre debe

estar como un talismán en los labios de todos los pequeños

 

 

*Jorge de Lima: Médico, ensayista, profesor, historiador, político, traductor, novelista, pintor, escultor y poeta brasileño nacido en 1893 en la ciudad de União dos Palmares Estado de Alagoas y fallecido en Rio de Janeiro en 1953. Entre sus libros de poesía podemos mencionar: A Túnica Inconsútil (1938), Poemas Negros (1947), Invención de Orfeo (1952). Místico y visionario, Jorge de Lima, es admirado y venerado como gran maestro por poetas de diversas generaciones y estilos. Una obra cargada de ternura por el ser humano y de desenfrenado lirismo, que anticipó las principales cuestiones del siglo XX. (Nota del traductor).

 

 

 

 

 

 Los ángeles de Sodoma

 

 
Yo vi a los ángeles de Sodoma escalando

         un monte hasta el cielo

Y sus alas destruidas por el fuego

         abanicaban el aire de la tarde

Yo vi a los ángeles de Sodoma sembrando

         prodigios para que la creación no

         perdiera su ritmo de harpas

Yo vi a los ángeles de Sodoma lamiendo

         las heridas de los que murieron sin

alarde, de los suplicantes, de los suicidas

y de los jóvenes desaparecidos

Yo vi a los ángeles de Sodoma despeinados y

         violentos aniquilando a los mercaderes,

         robando el sueño de las vírgenes,

         creando palabras turbulentas

Yo vi a los ángeles de Sodoma inventando

         la locura y el arrepentimiento de Dios

 

  

 

 

Stenamina boat

 

“Prepara tu esqueleto para el aire”

Federico García Lorca

 

 
Yo quería ser un ángel de Piero della Francesca

Beatriz apuñalada en un oscuro callejón

Dante tocando el piano en el crepúsculo

yo pienso en la vida reclamado soy por la contemplación

desconsolado miro el contorno de las cosas copulando en el caos

yo reclamo una leyenda instantánea para mi Mar Muerto

Tiempo y Espacio posan en mi antebrazo como un ídolo

hay un hueso cargando un dentadura

yo veo a Lautréamont en un sueño en las escaleras de Santa Cecília

él me espera en la plaza de Arouche en el hombro de la estatua de un santo

hoy por la mañana los árboles estaban en coma

mi amor escupía brazas en el trasero de los locos

había tinteros medallas esqueletos vidriados copos dalias

explotando en el culo ensangrentado de los huérfanos

niños visionarios arcángeles del suburbio entrañas en éxtasis alfileteados

en los urinarios atómicos

mi locura alcanza la extensión de una alameda

los árboles lanzan panfletos contra el cielo gris

 

  

 

 

Paranoia en Astrakan

 

Yo vi una linda ciudad cuyo nombre olvide

donde ángeles sordos recorren las madrugadas tiñendo sus ojos con

lagrimas invulnerables

donde crios católicos ofrecen limones a pequeños paquidermos

que salen escondidos desde las tocas

donde adolescentes maravillosos cierran sus cerebros para los tejados

estériles e incendian internados

donde reconocidos nihilistas distribuyen pensamientos furiosos y tiran

la descarga sobre el mundo

donde un ángel de fuego ilumina los cementerios en fiesta y la noche

camina en su hálito

donde el sueño de verano me tomó por loco y decapite el otoño de su

última ventana

donde nuestro desprecio hizo nacer una luna inesperada en el horizonte

blanco

donde un espacio de manos rojas ilumina aquella fotografía de pez

oscureciendo la página

donde mariposas de zinc devoran las góticas varices de las venas del ano

de las beatas

donde las cartas reclaman drinks de emergencia para lindos tobillos

arañados

donde los muertos se fijan en la noche y aúllan por un puñado de débiles

plumas

donde la cabeza es una bola digiriendo los acuarios desordenados de la

imaginación

 

 

Datos vitales

Roberto Piva nació el 25 de septiembre de 1937 en São Paulo, Brasil.  Los poemas presentes forman parte del libro Paranoia, publicado en 1963 por el editor Massao Ohno y reeditado el año 2000 por el Instituto Moreira Salles. Ambos con portada y fotografías del artista plástico brasileño Wesley Duke Lee. Recientemente reeditado por tercera vez en Roberto Piva, obras reunidas, volumen 1, Un extranjero en la legión por la editora Globo el 2005. Según el propio Roberto Piva:”Paranoia es una inmensa pesadilla. Transforme a São Paulo en una visión de alucinaciones. Aplique el método paranoico-crítico creado por Salvador Dalí: el paranoico se detiene en un detalle y transforma aquello en una explosión de colores, de temas, de poesía. Hice esto, mas apenas siguiendo la intuición y la inspiración.”

 

Leo Lobos nace en Santiago de Chile en 1966. Poeta, ensayista, traductor y artista visual. Laureado UNESCO-Aschberg de Literatura 2002. Realiza una residencia creativa en CAMAC, Centre d´Art Marnay Art Center en Marnay-sur-Seine, Francia los años 2002-2003 con apoyo Fondo Internacional para la Cultura y la Fundación francesa Frank Ténot. Ha realizado exposiciones de sus dibujos, pinturas y una residencia creativa los años 2003 hasta comienzos del 2006 en el centro de cultura Jardim das Artes en Cerquilho, SP, Brasil. Ha publicado entre otros: Cartas de más abajo (1992), +Poesía (1995), Perdidos en La Habana y otros poemas (1996), Ángeles eléctricos (1997), Camino a Copa de Oro (1998), Turbosílabas. Poesía Reunida 1986-2003 (2003), Un sin nombre (2005), Nieve (2006), Vía Regia (2007), No permitas que el paisaje este triste (2007). Sus fotografías, ensayos, dibujos y poemas han sido publicados en revistas y antologías en Chile, Argentina, Perú, Brasil, Cuba, Estados Unidos, México, España, Portugal, Francia y Alemania.

Share Button
  • TANIA MARA DE MATOGROSSO

    PARABENS ESTIMADO AMIGO LÉO LOBOS. TUA ARTE NOS ENCANTA. POQUE TUDO QUE FAZ , FAZ COM AMOR, CARINHO E MUITA LUZ. SE DEDICA DE CORPO E ALMA. SUA AMIGA DE HOJE E SEMPRE.

  • Chris Herrmann

    Roberto Piva es un hito en la historia de la poesía brasileña. Su obra tiene una fuerza especial. Felicitaciones por este magnífico trabajo, Leo.

  • Antonio Arroyo Silva

    Felicidades, Leo, gran acierto el tuyo al elegir a este gran poeta. Felicidades esta gran labor difusora se une a tu creación y la hace inmensa porque abole las fronteras. Un abrazo, Antonio Arroyo Silva, secretario de ACAE.

  • Ernesto Intriago

    Hola quisiera colaborar con esta web o ponerme en contacto.

Escribe un comentario