title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de poesía No. 180: Gerardo Flores

01 May 2010

Gerardo de la Rosa

A continuación, una muestra de la poesía de Gerardo Flores (Chalco, Edo. de Méx. 1984). Con Passionaria obtuvo el segundo lugar en el Primer Premio Nacional de Poesía Joven “Jorge Lara” (2009) y con Este corazón un tigre enloquecido obtuvo el Premio Estatal de Poesía “Dolores Castro” (2008).

 

 

I

Algo en el aire camina desvalido y peligroso,

cruje, rasga los árboles.

Todo está cubierto de una pureza negra.

Nadie habita más el cuerpo dolido.

Ni la sangre caliente puede evitar tanta furia,

ni los oídos tercos evaden tanto silencio.

Algo anda en las entrañas,

algo que huele a miedo y a muerte.

 

Hay sueño, hay dolor,

la herida no cesa.

La misma noche, las mismas cosas,

poseen un grado de odio.

Nada vuelve a la luz; y las sombras,

antes invadiendo cada hebra de este corazón,

retornan a su guarida hinchadas de más sombra.

 

 

 

II

Qué.

Oscuro.

Camino.

Es el amor.

 

 

 

III

¿Para qué le sirven al hombre los días felices,

las noches tranquilas,

la vida en paz?

Al hombre para qué le sirve tanta alegría

o demasiada vida,

si es el corazón quien siente

toda la maldad, quien busca la venganza,

quien clava los cuchillos sobre el alma

de quien odia.

Sólo el corazón es quien dicta las sombras y la luz.

 

 

 

IV

No habla, la mirada lo pierde todo.

Las manos enrojecen con cada latido,

rojo y más rojo;

la luna roja, el cielo rojo.

El corazón negro hace que todo explote

en diminutas brasas de fuego.

Entonces el odio nace,

la ira anda a tientas

y la muerte ya sabe su camino.

 

(De Passionaria)

 

 

 

Rogaste al cielo volver a tu casa

para morir o para sentir el fresco ritmo de los amigos

oler el humo de la leña cuando hace frío

pediste volver hablar de los recuerdos de tu infancia

re-correr el muelle donde la arena dibujó en otra fecha

en el mismo día tu nombre y el de ella

 

rogaste volver

pero ahora mismo

quisieras no haber vuelto

y sientes cómo se hiela la sangre

 

 

 

Otra vez sientes reconocer el paso de la noche

tu sombra y tu canto y tu vida

pero no bastan

ahora las hurracas te están llamando desde tu costa

no habrá tiempo de decir tu tragedia

nadie sabrá que allá en otra tierra

pisotearon tus huesos y envilecieron tu cuerpo

pero eso no importa porque los hombres como los árboles

mueren de pie y sin llorar

pero también sabes que eso es mentira

porque ahora mismo se te nublan los ojos

y una espesa lágrima opaca tus deseos

 

 

 

ésta es tu casa

aquí creciste con la hierba

tu pueblo miró hacer en tus labios la risa

corriste entre la muerte y la tierra

sí este es tu pueblo de cal y ceniza

míralo

en tus ojos está su color transparente

sus árboles altísimos

tu naranjo triste y carcomido por la lluvia

tu perro amarillo con su marsupial herida taladrando sus huesos

y te honra saberte hijo de doña Silvia

la matrona del pueblo

sí esta es tu casa donde conociste el amor

y lloraste ante su espejo rugoso

reconócela

 

 

 

Ahora recuerdas un tiempo al que ya no perteneces

miras cómo las calles eran solas

con bancas empolvadas y en ellas una escultura impávida

y azucenas en los patios

tú mirabas

llevándote a los ojos tus dedos llenos de barro

deshacerse a lo lejos

el llamado del cielo hasta advertir el rayo verde

pensabas (eso creías) en ser el mejor de los hombres

pero tu corazón pagano

oh loco y triste corazón

adoraba sólo un deseo:

amar a quien después la vida te destrozaría

 

(De Este corazón un tigre enloquecido)

 

 

Datos vitales

Gerardo Flores (Chalco, Edo. de Méx. 1984). Vive en Tenancingo, Tlaxcala desde 1990. Es Licenciado en Literatura Hispanoamericana por la Universidad Autónoma de Tlaxcala. Con Passionaria obtuvo el segundo lugar en el Primer Premio Nacional de Poesía Joven “Jorge Lara”, Yucatán, 2009; con Este corazón un tigre enloquecido obtuvo el Premio Estatal de Poesía “Dolores Castro”, Tlaxcala, 2008; primer lugar en la categoría de poesía en el Primer concurso de Ensayo, Cuento y Poesía “La mancha”, Tlaxcala, 2008; primer lugar en los concursos de Cuento y Calavera en el XX Festival “La muerte tiene permiso” convocado por la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, 2008. Participó en el V Encuentro Iberoamericano de Poesía “Carlos Pellicer”, Villahermosa, Tabasco, 2009. Ha publicado en Arteria, suplemento cultural del periódico El Sol de Tlaxcala.

Share Button

Escribe un comentario