title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de poesía No. 184: Gustavo Barrera Calderón

07 May 2010

Gustavo Barrera CalderónGustavo Barrera Calderón (Santiago, 1975) es poeta y narrador.  Formó parte del taller de la Fundación Pablo Neruda en 1996. Adornos en el espacio vacío, obra que recibió el Premio Revista de Libros 2002, del diario El Mercurio. Creatur es su sexto libro de poesía, escrito con el apoyo de la beca de creación literaria para escritores profesionales del Fondo del Libro 2006, y editado en 2009 por RIL

 

 

(Poema del libro Exquisite)

 

 

Las cosas de la vida

 

El objetivo del victimario

no es la muerte

digamos el homicidio

 

aplausos para el victimario

 

El fin último de la víctima

es dejar de ser la víctima

y reducir al victimario

digamos maniatarlo

 

close up de la víctima

 

(si prefiere, víctima)

(si prefiere, victimario)

 

 

 

(Poema del libro inédito Secretar)

 

 

El camarógrafo y su arte

 

Cuando el camarógrafo intenta enfocar a la víctima

descubre que su rostro

ha sido borrado

mientras que el espacio inmediato parece estar dibujado

con el rostro de nuevas víctimas

 

Cuando intenta enfocar al victimario

descubre que su rostro

es idéntico al rostro

de millones de victimarios

todos iguales en forma y proporción

a la figura arquetípica del horror

e iguales en forma y proporción

a la distancia entre cada uno de ellos

 

 

 

(Poema del libro inédito Secretar)

 

 El periodista y la relación de los hechos

 

En el noticiario de las nueve

el periodista dice víctima

 

(y nadie escucha)

 

en el noticiario de las nueve

en otra época o en otro mundo

el periodista dice victimario

 

(y nadie escucha)

 

El silencio que precede a las noticias contrasta el antes y el después con el silencio posterior a ellas

 

De este modo la entrega noticiosa constituye un espejo áureo e invisible en forma de abanico o de plumas de pavo real

 

Cada uno de los argumentos desplegados puede ser percibido como un ojo pintado o como una semilla plástica

 

En el mundo de las cosas sin nombre

asignamos un nombre a cada cosa

(risas)

 

De este modo nadie puede confundirse

(aplausos)

 

De este modo asignamos un interés a cada cosa

(risas)

 

Cada noticia tiene un nombre que la identifica y relaciona con las demás noticias

(aplausos)

 

en el noticiario de las nueve

(risas)

 

 

 

(Poema del libro Adornos en el espacio vacío)

 

 

Alicia se multiplica

 

 

La multiplicidad de momentos de una cosa

 es lo que hace que no transparezca su verdadero ser,

 y justifica la pregunta de cuáles son sus principios verdaderos.

 

Xavier Zubiri

 

 

Alicia entra en su habitación

se tiende sobre la cama

y observa la vela sobre la mesa de noche

 

tras la luz de la vela existe una luz más oscura

 

Bajo la  habitación

una segunda Alicia entra en su habitación

se tiende sobre la cama

y observa la vela sobre la mesa de noche

 

tras la luz de la vela existe una luz más oscura

Bajo la cama una tercera Alicia

observa la vela sobre la mesa de noche

 

tras la luz de la vela existe una luz más oscura

 

Dios observa la situación seccionada

desde fuera de la casa

 

observa simultáneamente todas las habitaciones

 

idénticas una sobre otra

 

Detrás de Dios

un segundo Dios observa

a través de la transparencia del primero

 

los ojos de Alicia

 

sobre la vela sobre la mesa de noche

 

el segundo Dios

no cree lo que está viendo

y vuelve su mirada hacia un tercer Dios

 

ubicado tras de él

 

 

El tercer Dios observa

 

a través de la transparencia del segundo y el primero

 

los ojos de Alicia

 

sobre la vela sobre la mesa de noche

 

 

 

 (Poema del libro Adornos en el espacio vacío)

 

Así pues, Adorno se formula una pregunta antropológica

 

Adorno se formula una pregunta antropológica

(y le sudan las manos)

¿Soy hombre o soy máquina?

lamentablemente no existe respuesta a esta pregunta antropológica

 

hombre o máquina

 

sólo existe el placer de funcionar

 

 

Adorno se formula una segunda pregunta antropológica

 

(y le sudan las manos)

 

¿Soy hombre o soy mujer?

 

lamentablemente no existe respuesta a esta pregunta antropológica

 

hombre o mujer

 

en la relación con las máquinas sólo existe ambigüedad

 

 

Así pues, Adorno deja atrás la antropología

 

 

 

(Poema del libro Adornos en el espacio vacío)

 

 

 Una luz se apaga se enciende y se apaga

 

El artista decide guardar silencio

 

ha comprobado que las palabras

 

se desvanecen al ser pronunciadas

 

tampoco es posible el silencio

 

 

El artista decide guardar silencio

 

y dice luz

 

y la luz se apaga

 

(el artista oprime el interruptor)

 

 

El artista decide guardar silencio

 

y dice luz

 

y la luz se enciende

 

(el artista vuelve a oprimir el interruptor)

 

 

El artista decide guardar silencio

 

y dice luz

 

y la luz se apaga

 

(el artista vuelve a oprimir el interruptor)

 

 

 

 (Poema del libro inédito Creatur)

 

Temblor

 

Aparece un pequeño espacio en el armario

todo parecía girar en una cabeza

 

Ella se decía a sí misma

ha de pasar luego

 

Los objetos en movimiento pendular

objetivos se tocan unos a otros

inmediatos

urgentes

un momento en el pequeño espacio

 

Ella empezó a caminar en círculos

como en una cabeza

observaba el modo en que los objetos aterran

 

Quisiera escapar del edificio como de un cuerpo

ahora

 

Al centro una pantalla se magnetiza con el roce

aparece una mano

luego el cuerpo de la mujer

tiembla

 

Mujer: Sólo doy una vuelta

 

 

 

 (Poema del libro inédito Creatur)

 

Los edificios

 

Dos cabezas avanzan por un corredor

dos cuerpos siguen las cabezas

cada uno camina solo por una nada

sostenidos ambos en diferentes ámbitos

astutos dicen

sin nombre

audaces dicen

sobre una construcción desvanecida

paralelamente solos en esa nada

sin nombre

 

 

 

 (Poema del libro inédito Creatur)

 

 En un hospital

 

Llegué al hospital como se llega desde un edificio a otro sin notar que cuando traspasé la puerta, traspasaba también cierto límite viviente. Primero fue una voz la que parecía presentar los hechos, luego muchas voces superpuestas.

 

Ahora, mientras avanzo, siento que una mano guía un pequeño cuerpo semejante al mío a través de un pequeño pasillo semejante a este, guiado como en una maqueta, en un simulacro. Todo en miniatura.

 

1. El diagnóstico, el tratamiento, las pequeñas esperanzas de pequeñas psiquis atrapadas, todo girando

 

2. Mujer entrando al hospital

 

3. Un catálogo me habla sobre posibles enfermedades

 

4. Mujer 2 en la sala de espera

 

5. Un paciente entra en urgencia

 

6. Un segundo diagnóstico, un segundo tratamiento, nuevas y pequeñas esperanzas, todo girando

 

7. Un libro me habla sobre otras vidas

 

8. Intentan averiguar mi profesión, mi sexo, mi grupo sanguíneo

 

9. Pequeñas personas conversan sobre pequeñas trivialidades desde afuera

 

10. Intentan averiguar sobre mi sangre

 

11. El hospital, el mundo, todo girando

 

12. Los vivos, los pacientes

 

13. Transformación del hombre o la mujer en paciente hombre o paciente mujer

 

14. Cada paciente representa una enfermedad y a sí mismo

 

15. Al otro lado los muertos o las otras vidas

 

16. Cuerpos que vagan por el hospital como por un sueño

 

17. La madre del pequeño paciente cristalizado

 

18. No es posible lamentarse menos

 

19. Pequeños puntos de vista

 

20. Elijo mi color favorito

 

21. Nuevamente las esperanzas, este horror infinito se parece a ti

 

0. Llamé a la esfinge

   Esfinge: ¿Aló?

    Yo: Estoy en el hospital, tengo mucho miedo y necesito ayuda

   Esfinge: Concéntrese y elija un número entre el 0 y el 21

 

Entonces colgué. No había tal esfinge: era la parca blanca

 

Algo queda dando vueltas en mis pensamientos como en un sueño:

los muebles, los diálogos, los números de teléfono

 

Yo que estoy enfermo y que cuento esta historia tengo mucho miedo

ahora dudo

 

El daño es algo que tiene que ver con las antenas ¿con los teléfonos?

ahora dudo

 

Despierto una y otra vez en diferentes lugares

despierto mientras vivo y sigo viviendo

¿cómo sería si no?

continúo despierto y duermo y despierto y sigo viviendo

 

 

 

 (Poema del libro inédito Creatur)

 

 El vacío y la señorita Farnsworth[1]

 

                       Mies van der Rohe: Less is more… (Menos es más)

        Edith Farnsworth: We know that less is not more. It is simply less!… (Se sabe que menos no es más. ¡Es simplemente menos!)

 

Cuando despierta la señorita Farnsworth cada mañana en su casa (la casa Farnsworth) despierta también el vacío. La señorita Farnsworth debe apresurarse o llegará tarde a su trabajo. Se da una ducha, toma una pastilla y bebe una taza de té. Abre la puerta, sube a su auto y lo hace partir. El vacío de la casa la observa a través de las ventanas o a través de los muros,  desde su lugar invisible. A veces se esconde en el armario y se prueba los vestidos de la señorita Farnsworth.

El vacío detesta a la señorita Farnsworth. También ella detestaría el vacío, pero no ha logrado identificarlo. Piensa denunciar al arquitecto. Un día lo invitó a cenar para conversar un asunto muy delicado. El arquitecto habló sobre la relación entre lo lleno y lo vacío, sobre la transparencia, sobre el estilo internacional. La señorita Farnsworth guardó absoluto silencio. Las posiciones son irreconciliables. El vacío detesta a la señorita Farnsworth y ella detesta ahora al arquitecto. Desde entonces ya no hablan.

 

Señorita Farnsworth: No puedo vivir en esta casa.

Arquitecto: Esto debe ser una equivocación. Mi querida señorita Farnswoth, sucede que usted está confundiendo el vacío que siente en su interior con el vacío arquitectónico de esta casa. Si no existiera este vacío usted no podría desplazarse ni hablar ni recibir invitados. Permanecería congelada, como si fuese una pitón dentro de un cubo de hielo.

 

 

 

 (Poema inédito)

 

Autopista nocturna

 

Se me congelaban los hombros y las piernas

sentado en la parte trasera del automóvil

 

Observaba una casa precaria iluminada

lejana en medio de vastedades negras

 

Soñaba lo hermoso que sería vivir junto a esa luz

y respirar el calor de la leña en un aislamiento tal

 

Imaginaba una cama esponjosa y mis labios

sobre suaves labios femeninos y mi cuerpo

contenido por manos gruesas de hombre

 

Imaginaba cómo sería el amor

mientras aullaban a lo lejos

desamparados automóviles

 

La noche podía pasar y podía existir una mañana

iluminada por el sol si permanecía lo suficiente

 

Otra vez el frío se colaba por la ventana

 

Dejé de imaginar y noté que el automóvil no se detenía

 

La casa iluminada que se encontraba cada vez más lejos

se convertía en un pequeño punto cercano al horizonte

 

Yo tenía miedo de regresar a una ciudad que no conozco

 

Se me congelaban los hombros y las piernas

sentado en la parte trasera del automóvil

 

Yo era un niño

 

El automóvil lo conducía mi padre

que era yo mismo más grande

y a su lado mi madre

era yo mismo vestido de mujer

 

 

Datos vitales

Gustavo Barrera Calderón (Santiago, 1975) es poeta y narrador, licenciado en arquitectura por la Universidad Católica de Chile. Formó parte del taller de la Fundación Pablo Neruda en 1996. Ha participado en diversas manifestaciones públicas e intervenciones urbanas que integran música, poesía y puesta en escena. Exquisite es el título de su primer libro de poesía, publicado en 2001 por Ediciones del Temple. Obtuvo la beca de creación literaria para escritores noveles, otorgada por el Fondo Nacional del Libro y la Lectura en 2002. En noviembre de 2002 el sello El Mercurio-Aguilar publicó Adornos en el espacio vacío, obra que recibió el Premio Revista de Libros 2002, del diario El Mercurio. En 2007 publicó la serie poética titulada Carácter, integrada por los libros Primer orificio, Papeles murales y tapices, y Mori Mari monogatari, en edición limitada bajo el sello Barrera Real, donde también editó el registro fotográfico de Dinero, muerte y un rostro sin cejas, intervención poética realizada en 2006. Creatur es su sexto libro de poesía, escrito con el apoyo de la beca de creación literaria para escritores profesionales del Fondo del Libro 2006, y editado en 2009 por RIL.

 

 


[1][1] Concebida en 1946 y construida en 1951 para la doctora Ruth Farnsworth, esta casa está ubicada a unos cien kilómetros de Chicago, a orillas del río Fox. Una obra maestra del Estilo Internacional, es la primera casa completamente vidriada de la historia y la primera en incorporar definitivamente piezas de construcción industrial Es posible hablar del triunfo del racionalismo, al concebir la arquitectura como “casi nada”. La casa ha servido de modelo para millones de construcciones alrededor del mundo y ha sido aclamada como una de las obras paradigmáticas del siglo XX. Su propietaria, en cambio, dio más importancia a la falta de privacidad de sus paredes completamente vidriadas, y a la ausencia de armarios donde guardar su ropa, y decidió entablar un juicio contra el famoso arquitecto alemán del “menos es más”. El juez terminó fallando a favor de Mies Van der Rohe. Muchos rumores han surgido a raíz de esta conflictiva relación. El arquitecto y su clienta se conocieron en una fiesta Cocktail en Chicago. Algunos piensan que la relación cada vez más íntima se debió sólo a la intimidad propia de la creación. Otros plantean que esta relación profesional se convirtió a poco andar en un tórrido romance. Incluso existen versiones no confirmadas y estudios universitarios que señalan que la relación ocultaba algo más. La revista Gossip International fue categórica al revelar la supuesta homosexualidad de la Señorita Farnsworth. No era normal que una mujer exitosa y de buena familia fuese incapaz de encontrar un marido y proyectase la construcción de una casa “para ella sola”. A esto se suma el rumor sobre la supuesta homosexualidad del arquitecto, condición que ubicaría esta relación bastante lejos de un romance. En palabras de prestigados estudiosos del género, la casa completa sería una analogía del armario donde ambos personajes homosexuales permanecerían ocultos, incapaces de enfrentar a la sociedad conservadora de la época (Curiosamente el escándalo de la casa Farnsworth coincide con el escándalo del matrimonio del conocido actor Rock Hudson, quien fue acusado de pasar gran parte de su tiempo libre en la piscina de su casa, rodeado de jóvenes musculosos desnudos y juguetes inflables). Pero surge una contradicción o más bien un misterio: ¿Por qué ocultarse en un armario transparente? ¿Se debe esto a un deseo contradictorio de ocultarse y a la vez evidenciar el escondite o se debe más bien a una mala concepción o “Mi(e)s conception”? ¿Es un gesto perverso o accidental? Sin duda una gran confusión persiste desde la construcción de la casa.

Share Button
  • Claudia Posadas

    Muchísimas felicidadfes para ti, Gustavo, por estos poemas. Conservo tu poemario que me obsequiaste, que me parece una propuesta original que en México, sería tomada como extrañeza.

    Saludos y abrazísimos a la Teresa.

    Un abrazo también para ti.

    Claudia Posadas

Escribe un comentario