title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de poesía No. 227: Carmen Inés Perdomo

01 Ago 2010

Carmen Inés Perdomo

A continuación presentamos una mirada a la poesía de la ecuatoriana Carmen Inés Perdomo (Esmeraldas, Ecuador, 1973).  Es autora de los poemarios Silencio en llamas, 2005 y  Naufragio del Canto, 2008. Mención de Honor en Poesía en el Concurso Internacional Editorial Novel Arte  “2008 de Arte y Letras”, Córdoba- Argentina, 2008.

 

 

 

VESTIGIOS

 

Arrebatas de las piedras

la imagen perpetua de un instante.

 

El ocaso vigila tus huellas

cuando en las eternas aras

se derrama sangre de siglos.

 

¿Dónde la mortal esfinge:

esa roca hecha carne

con los brazos caídos al mundo?

 

Noches lunares invocan tu nombre.

 

El silencio agita las tinieblas,

doblega al peregrino

 y en su mirada descansan los reinos.

 

Sepultada la pregunta,

se despojan en pedazos las orzas,

ante el dios solitario.

 

(Silencio en Llamas, 2005)

 

 

 

 

HOJARASCA

 

Deshojado el otoño a espaldas del tiempo

colosos esperan la hora del guerrero;

en sus trémulas manos descansan los reinos

y sus áridos cuerpos son refugios de alas.

 

 

El camino hacia la aurora es un deseo amargo,

cuando potros sin riendas se desbocan en penumbra.

 

El miedo castiga los vastos dominios

del viento en las hojas ya muertas.

 

En orlas agitan los mantos de antaño

que esconden su canto en los límpidos lagos.

 

Tras la ausencia, quedan unas lánguidas huellas.

 

¿Acaso un desplomarse del tiempo sobre el fuego

que escapa.?

 

Entre arias de lluvias duermen los astros.

 

(Silencio en Llamas, 2005)

 

 

 

 

DESTIERRO

 

                                                                A RAÚL ZURITA

 

Aquí yace el desierto encerrado entre muros.

 

De cenizas surgen cantos,

sarcófagos raídos,

escombros de mármol

inermes yelmos y corazas.

 

Inmóviles sombras desordenan las palabras.

 

Entre los devastados, reinos

se escucha un batir de alas.

 

Retorna el silencio.

 

(Silencio en Llamas, 2005)

 

 

 

 

RÉQUIEM

 

Desde el crepúsculo,

Llegan pájaros blancos a mi cuerpo.

 

Cesa el silencio.

 

Entre nocturnos restos

el resplandor del canto.

 

(Silencio en Llamas, 2005)

 

 

 

 

CANTO DE AGUA

 

I

 

Mar,

he naufragado.

sumérgeme junto al ocaso.

Tempestad.

 

 

II

 

A lo lejos,

el velamen es un pájaro muerto.

 

 

III

 

Los vientos descifran

los artificios del mar.

 

 

IV

 

La fuerza que sumerge

a los náufragos

es la misma que eleva su espíritu.

 

(Silencio en Llamas, 2005)

 

 

 

INSTANTE

 

Hilos de notas atrapan tu cuerpo.

 

¿Acaso buscas desvanecer la sombra

y deslizar entre caricias los deseos?

 

No hay cuerpos que caigan

sobre ritmos vibrantes.

 

Transcurrir intenso de breves melodías.

 

Tiemblan voces en la nostalgia.

 

(Silencio en Llamas, 2005)

 

 

 

 

HUELLAS 

 

Tu lengua recorre mis instintos.

 

En tu garganta,

bebo los placeres con culpa.

 

No pienso,

solo transito por tu noche

hasta llegar a tu boca.

 

Abrazo mi llanto.

 

Fulgor que se extingue

y cae de prisa.

 

Una piel olvidada,

un extraño deseo se cubre de lluvia.

 

Danzo en tu sombra

sin olvidar que todavía existes.

 

(Silencio en Llamas, 2005)

 

 

 

 

 

BOSQUE

 

He sentido tu lengua

como una melodía.

 

Ten piedad de los cantos que brotan

entre la sombra.

 

(Silencio en Llamas, 2005)

 

 

 

 

CÁBALAS

 

Dormita el vagabundo

sobre hilares de invierno;

al filo de la bruma,

resbalan sus sueños.

 

Antes que su rostro se diluya

la noche esboza

una leve sonrisa.

 

 

 

 

ALEGORÍA DEL CANTO

 

Soñar con pájaros en esta lluvia

despierta a la flor enjaulada.

 

 

 

 

SENTENCIA

 

Invento tu piel,

como el fuego que nace en mis pupilas.

 

Hoguera,

                labios pálidos, 

                                       voces olvidadas.

 

La muerte me diluye en tu cuerpo.

 

 

 

 

NAUFRAGIO

 

El mito es la nada que lo es todo

Fernando Pessoa

 

I

 

La ausencia es la nada que anida recuerdos,

el mar se abre al pronunciar tu nombre,

agita y enmudece los cantos:

un cuerpo inmóvil

espera tu retorno.

 

 

II

 

Ese cantar de aves transitorias

buscan tu palabra ya muerta

y el hablar de los vientos, marea intensa,

oculta este presente

casi incierto.

 

 

III

 

Mantos de sombra acarician el alba.

A sus pies, el mar espera…

 

 

 

 

GRAFÍAS

 

 

I

 

Tu llanto se diluye en mis manos

como música de cristales.

 

Tu mirada,

oscuro desvelo,

me inunda.

Me sumerjo en tu hálito

ausente.

 

 

II

 

La noche abraza lo oculto,

muestra sus filos de fuego

que caen en la pradera.

 

Pájaros lacustres dormitan su esplendor.

Cantos trizados

como un espejo que el silencio muerde.

 

En la cima del vuelo,

el viento desdibuja mi cuerpo.

 

 

III

 

Agua susurrante: la palabra.

Me hundo como náufrago

en las tinieblas.

 

Deambulo,

desfallecida hasta volver

en una hoja en blanco.

 

 

 

 

 

PÁJARO HERIDO

 

Descansan, sobre mis manos,

abatidos pensamientos:

ocultos a la mirada

de los dioses.

 

Como crear o desvanecer entre sombras

un engañoso templo,

una palabra destruida entre los labios.

 

Soy un cuerpo incierto

que se levanta de las tinieblas

hasta volverse angustia,

melodía silenciosa

que danza en este desierto

como un ave

que en su vuelo se deshoja.

 

 

 

 

 

CÁNTICOS DE INVIERNO

 

Como una gran fogata,

la pradera se avizora 

en un pálpito.

 

Viene mi nostalgia:

harapos de hojas,

sueño,

            olvido,

                        llanto,

campanadas de horizonte,

                                          trinos,

en la bóveda lluviosa  

de mi melancolía.

 

Llevas en los párpados

el mensaje de los cánticos.

 

Como gotas

siento que gimes,

                            huyes.

 

Mis alas frágiles,

                           tristes,

se sumergen

en un puñado de lágrimas.

 

Son turbios los rincones del crepúsculo.

 

Una mentira

sujeta la hoja.

 

 

 

 

 

MIENTRAS DESPOJAS SU RECUERDO

 

Ella se desnuda en el paraíso

Alejandra Pizarnik

 

Ella teje el olvido

al filo de su imagen.

 

Devora llamas de ausencia

mientras encarna otra piel.

 

Teme nombrar

lo que está muerto.

 

Datos vitales

Carmen Inés Perdomo Gutiérrez (Esmeraldas, Ecuador, 1973) Es Periodista. Tercer Lugar en el concurso de poesía femenina Gabriela Mistral. Colabora en revistas y periódicos del país. Ha participado en recitales nacionales e internacionales. Es autora de los poemarios Silencio en llamas, 2005 y  Naufragio del Canto, 2008. Consta en las antologías: Mujeres poetas en el País de las Nubes, México, 2005-2006; La voz de Eros: dos siglos de poesía erótica de mujeres ecuatorianas, 2006; Antología de poesía Rayentrú, Chile, 2007; Nueva Poesía Hispanoamericana, Madrid, 2007; Antología poética Cascada de flores, Chile, 2008, LA VOZ HABITADA. Siete poetas ecuatorianos frente a un nuevo siglo., 2008.  Mención de Honor en Poesía en el Concurso Internacional Editorial Novel Arte  “2008 de Arte y Letras”, Córdoba- Argentina, 2008.

Share Button

Los comentarios están cerrados por el momento.