title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de poesía No. 229: Fernando Vargas Valencia

07 Ago 2010

Fernando Vargas Valencia

A continuación una muestra del trabajo del poeta colombiano Fernando Vargas Valencia (Bogotá, 1984). Vargas ha editado los poemarios: El Espolio, Cuentas del Alma y Silencio Transversal. 

 

Canto abacua

(A Rubén Blades, pintor de incendios,

poeta de la América desaparecida en los museos)

 

 “Un olor a rosas llega desde el mar”

Rubén Blades

 

El cascareo de los muertos,

está a la espera de un Imperio de agua

en el silencio disidente de los ríos;

sed de un futuro mutilado en los cañaverales.

Golpe de maderos que son la protesta

de los muertos

contra los fantasmas

que firmaron su destino con sangre

en la ceremonia sorda del grito

y ahogaron la memoria con gredas blanquinegras.

Un bembé construye el presagio del rumor opaco.

Estos gritos que no llegan aún a la ciudad,

hacen parte de los ruidos ingenuos.

El tambor desea ser el puente que colme de fuego

los museos transparentes;

el canto es la risa del pájaro asesinado

en el combate de los pinceles truncos,

imitación cruel de su desparecido eco.

Alguien, desde el bostezo inicial de la tierra,

nos llamó soldados de la desesperanza.

Nos invocó negándonos:

Fuimos su aseveración oblicua.

Con nuestros gritos de dolor,

hicimos nuestra música y nuestra vocación.

Con la pantomima de sus contradicciones,

erigimos una tempestad salvadora.

Sus galerías y salones,

prisiones de la memoria,

se desplomaron sin testigos.

Se nos obligó a pronunciar discursos

sobre la línea indomable del tiempo.

Se nos ofreció inmunidad a cambio de loar falsas hazañas.

Pero otear los pueblos desde el hambre de hartazgo,

no merece la dignidad del canto.

Nos negamos e hicimos parte de la orilla de sus enemigos.

Nuestra palabra se hizo arma

y el tambor, invocante del fuego.

Nos hicimos hombres de maíz,

incendio de la tierra

que se resiste a la bandada de cuervos

que no sacian su rabia.

Fuimos el presagio del insomnio,

de cierta fe en los otros

que alguien soñó en un verso

y que su doble,

en otro tiempo, en otro espacio,

registró en el círculo mudo

de una acuarela gárrula,

de un cuadro atiborrado de voces

que se niega a permanecer

en la noche sorda de los museos.

 

 

 

Drum poem (free spirit)

 

El poema es la imitación

del mas allá discontinuo

que promete el sonido

del tambor.

Espíritus liberados,

los hombres del mañana,

aspiran a la circunstancia

de hablarles al oído,

en la ceremonia cruel de lo secreto,

a sus contemporáneos.

Tal vez los hombres sepan

que la Era se sostiene al filo de sí misma,

que somos la promesa,

de lo que vendrá,

aquí y ahora.

Los dioses aspiran a alcanzar

nuestra condición humana.

El tiempo se contrae irrevocablemente.

Se han trastocado los símbolos.

La guerra se hace también

con el lenguaje.

Algunas palabras

serán dichas a partir

de las percusiones,

de los interregnos

en los que somos lamento

y furia equidistante.

La guerra existe también porque no haya guerra.

El tambor es un poema

sumergido en su silencio errante.

Sólo pueden interpretarlo

las manos ejercitadas en la lucha,

en la vitalidad irredenta.

El poema es

un acto clandestino

donde habrá

una esperanza y una promesa:

El hombre será un pájaro

cuyo cielo palpite

en golpes de conga

y en cantos que presagien

la síntesis de las razas.

 

 

Datos vitales

Fernando Vargas Valencia: aprendiz de poeta nacido en Bogotá, Colombia, en 1984. Licenciado en derecho por la Universidad Externado de Colombia y especializado en derechos humanos y derecho internacional humanitario en la misma casa de estudios. Ha auto-editado en Bogotá sus poemarios: El Espolio, Cuentas del Alma y Silencio Transversal. Es coautor de los libros: Tríptico de la Indignación, Cantos Ígneos (Bogotá, Colombia), Tierra Común: Poesía de Venezuela y Colombia, Tránsito de Fuego (Caracas, Venezuela) y Poemas para suspirar un Siglo (Veracruz, México). Co-director de la revista cultural Pasajeros del bandido y de la revista poética Fata Morgana. Coordinador académico del Festival Internacional y Popular del Libro de Bogotá. Su tesis de grado, titulada La realización poética de la justicia fue editada por la Universidad Externado de Colombia.

Share Button

Escribe un comentario