title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Poesía y mística: Líber Scivias, de Claudia Posadas. Reseña en video.

14 Feb 2012

Claudia PosadasEduardo Langagne reseña Liber Scivias, de Claudia Posadas, Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2009, que fue leído durante la presentación del libro en México en julio de 2011. Asimismo, presentamos el video de esta lectura grabado in situ en El Centro Cultural Bella Época. El video es de Gabriela Nápoles y Olivia Díaz.  El texto fue publicado en la excelente revista mexicana de opinión, análisis y cultura Éste País.

 

 

.

.

.

Poesía y mística: Líber Scivias, de Claudia Posadas

.

 

 

.

 

Con Liber Scivias, un libro escrito con un empeño notable y justificado, Claudia Posadas obtuvo el Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines en 2009.

El título procede de Liber, libro, obra, tratado, y de la locución latina Scito vias Domini, que alude a la búsqueda de los caminos del Señor. O dicho de otra manera, se pregunta acerca de las vías que conducen a un estado de paz divina. La frase Scito vias Domini se contrae en una sola palabra: Scivias.

Un amplio criterio de lector puede permitirnos atender la pluralidad de voces poéticas que convocan a los lectores actuales. Más allá del gusto, recompensa personal, pueden ahora realizarse cotejos de las contrastantes y múltiples maneras en las que se ejerce en nuestros días la creación poética.

Liber Scivias es un libro de búsqueda moral, ética, íntima, que recupera el título utilizado por Hildegarda von Bingen, nacida hace un poco más de novecientos años a un lado del Rhin; una mujer que se convirtió a los treinta en abadesa del monasterio benedictino al que había sido confiada desde los ocho años; poetisa, teóloga, médica, sabía curar con los elementos de la naturaleza. Su pensamiento responde a preocupaciones que se actualizan ahora: salud psíquica, física y espiritual, ecológica, y respeto a la vida de todos los seres vivientes. Hildegarda, también compositora, dejó setenta y siete cantos de alabanza y dejó escrito que el alma es una sinfonía.

Liber Scivias lleva al lector a recorrer los caminos de una búsqueda individual que se adentra en el mundo propio y de muchas maneras autobiográfico. Los hallazgos personales obligan a interpretar el yo lírico en su unidad con la firma ortónima. Es decir: aunque una lectura poética posible se da ante la separación entre el texto –voz que canta– y la voz de la autora, otra más, paralela y emotiva, obliga a atender la personalísima voz de quien firma el libro. Constantemente se continúa atendiendo la biografía del poeta para llegar al asunto que su palabra expresa.

 

La secuencia de sus epígrafes no sólo denotan la cultura poética de Claudia Posadas, sino que ayudan a trazar una de las rutas de ingreso al volumen. Estos propósitos se adhieren a las palabras de mujeres que escriben para expresar y definir o reconocer sus tiempos y sus conflictos, como Teresa de Ávila; o la poetisa medieval, Christine de Pizan, presente en la portada del libro, quien entre otras muchas cosas escribió la biografía de Carlos V y una canción en honor de Juana de Arco;  pero aportan también su voz referencial algunas autoras más recientes, del enorme y rico acervo de nuestro continente y nuestro idioma, que han rescatado, con justicia, el termino poeta para denominar su oficio: Piedad Bonnett, María Auxiliadora Álvarez, Alejandra Pizarnick, Olga Orozco, Enriqueta Ochoa, Angelina Muñiz Hubermann, Elsa Cross, Coral Bracho, Pura López Colomé, María Baranda… Mujeres de nuestro idioma que han nutrido la poesía desde mediados del siglo pasado.

Claudia Posadas piensa en Liber Scivias que la mística tiene presencia aún en nuestro tiempo y quiere acercar al público lector hacia el espíritu sensible. Pero no se trata de mística nupcial, como el cantar de los cantares, sino de una mística que escudriña en la esencia humana. He leído que la mística, como la poesía que transmite, no tolera las definiciones estáticas y reductoras.

En este tránsito sensible de la voz evocadora, pero reflexiva, descriptiva a veces, siempre simbólica en su constancia lírica, aparece la infancia como un paraíso perdido, y está presente, por alusión y en sus connotaciones, una fuerza oscura que invade al poeta consciente del mal y de su sombra, extirpable a veces, pero que deja siempre su larva; parece como si hubiera acontecido algún mal en el pasado, claroscuros de la vida a los que sólo brinda consuelo tanto la aceptación del mal como su rechazo, su conjuro por medio de las palabras.

Seis autores proponen, en la cuarta de forros, una guía sintética para lecturas posibles de Liber Scivias: Pura López Colomé habla de la pregunta, de las preguntas, que si llevan al científico a una búsqueda específica, también conducen al poeta a la investigación, a la pesquisa. Castañón piensa que el lema alquímico de estas constelaciones es disuelve y coagula. Sicilia sugiere que la autora podría nombrarse la más triste de los alquimistas. Josu Landa apunta con precisión algunos nombres que constituyen fuentes del libro, entre otros, el de la ya mencionada Hildegarda. Para el poeta colombiano Federico Díaz Granados, lo sagrado y lo mítico encuentran en la poesía su certeza y su refugio, y Jorge Mendoza, con inteligencia crítica, anota la reunión de los contrarios como un renacimiento.

Las tres partes en las que está propuesta la lectura del volumen: Purgatio, Iluminatio y Unio, producen tres momentos de expiación, reflexión y respuesta, además de ofrecer una lectura conjunta que resalta oposiciones imbricadas, traducidas en odio-bondad, bien-mal, desasosiego-esperanza, en un reconocimiento de la dualidad que al mismo tiempo provoca la búsqueda de la paz ante la perturbación y que, como en la gran obra alquímica, sólo queda completa en la unión de los contrarios. Cada poema explora la conciencia y el yo, y así es como se elabora la propuesta de un viaje interior hasta alcanzar la dicha, la sabiduría y el conocimiento.

Autores de nuestro idioma y de las lenguas que le han aportado palabras al nuestro, sirven en Liber Scivias para introducirse en esta recuperación de lo espiritual: una manera de hurgar al interior desde lo espiritual. Así, la profusión de lecturas que acusan sus páginas y los poemas que se revelan en ellas, dejan ver que este es un libro con el signo del tiempo, con años de paciente escritura y reflexión, el lapso detenido por el debate interior en silencio, amparado por la honestidad de la poeta con ella misma y con la poesía a partir de su personal ejercicio de contemplación interior “en el fluir de la conciencia a la que nada hiere”.

Este mundo de las heridas, simbólico, místico, alquímico, parece resuelto con la escritura iluminada, dictada no por la divinidad sino por la colectividad en la que los poetas, antes que los filósofos, han colaborado para el debate interno de Claudia Posadas, voz lírica del volumen, en su propio nombre. La autora sabe que el miedo desencadena la ira y el odio; con Liber Scivias quiere revitalizar la búsqueda para encontrar de nuevo la paz que anotó acaso alguna vez en el cuaderno de la infancia.

.

.*Texto publicado en la revista Este país, noviembre de 2011, núm. 247, México. http://estepais.com/site/?p=35920

 

 

 

 Datos Vitales

Claudia Posadas. Liber Scivias, Premio Internacional de Poesía Jaime Sabines 2009. Consejo Estatal Para la Cultura y las Artes de Chiapas, Tuxtla Gutiérrez Chiapas, 2011, Colección Hechos en palabras, Serie Premios, núm. 25,  188 pp.

Share Button

Escribe un comentario