title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Xavier Oquendo entrevista a Omar Lara

29 Feb 2012

Omar Lara

Xavier Oquendo (1972) entrevista al poeta chileno Omar Lara (Nueva Imperial, Chile, 1941). Es director y fundador de la Revista Trilce y se ha consolidado como una de las voces fundamentales de su tradición lírica. Círculo de Poesía publicó en 2011 un volumen de crítica a su poesía: “La casa del poeta no tiene llave”, 2011.

 

 

 

1.  ¿Cuáles son los tres títulos de la literatura universal a los que se acerca constantemente a releerlos? 

Son, obviamente, más de tres,  y en verdad me acerco más a autores que a libros individuales. Por ejemplo, César Vallejo, Cesare Pavese y, ahora último, a Joseph Roth,

Una especie de flechazo, de  pasión a primera lectura.

 

2.  ¿Qué haría por obtener un ejemplar de la primera edición de algún libro famoso de la literatura y Cuál sería ese título?

Soñar. Si el sueño se me da, bien. En verdad no tengo alma de coleccionista.

 

3.  ¿En qué libro ha encontrado su definición de “Vida”? 

Hay unos versos que  me sostuvieron en momentos difíciles de mi vida y sigue teniendo  un sentido de revelación y sabiduría:

 

              Hoy me gusta la vida mucho menos

              pero siempre me gusta vivir.

 

Vallejo, por supuesto.

 

 4.  ¿Qué historia de amor de la literatura le hubiera gustado vivir?

Se me viene a la memoria un relato encantador de Abdón Ubidia: “De la telepatía y otras imitaciones”.  El saludo de Susi en la ventana  me habría sostenido como al niño sin nombre del cuento…

 

5.  ¿Qué obra de la literatura le gustaría ver en el cine?

La novela “Trapananda”, de Enrique Valdés. Los personajes y el espacio a veces espectral, a veces  iluminante, pero siempre provisto de una enorme cadencia de lo humano profundo, son dignos de una muestra cinematográfica.

 

6.  ¿Con qué autor de la literatura le hubiera gustado conversar y compartir en una velada bohemia? 

 Almorcé una vez con Graham Greene. Compartí una semana en Isla de Pinos con Juan Carlos  Onetti. Dos autores que amo y admiro para siempre. Y sigo teniendo dos o tres amigos de una rara esplendidez, humana y creadora. ¿Podría desear más?

 

7.  ¿A qué autor de la literatura universal considera injustamente olvidado?

Echo de menos, si miro los catálogos en nuestra lengua, al fino, intenso y emocionante Panait Istrate. En español sí lo veo olvidado o marginado, ignoro qué ocurre en otras lenguas.

     En Chile nos falta dolorosamente la poesía y la figura de Humberto Díaz Casanueva.

 

 8.  ¿A qué autor de la literatura universal considera sobre valorado por la crítica y el tiempo?

Requiriría para responder esta pregunta de una mirada abarcadoramente crítica  de la que en rigor carezco.

 

9.  ¿Qué personaje de la literatura le hubiera gustado que exista, efectivamente?

Varios, Maigret y Sherlock Holmes, para que se den una vueltecita por Chile y resuelvan tantos casos gravísimos  de derechos humanos, rigurosamente ocultados por la política y la “justicia”.

 Pepe Carvalho, y que me invite a una comer, una de esas noches.

 

 10.  ¿En qué personaje de la literatura se ha visto reflejado en virtudes y defectos?

Primera respuesta: esto no se lo contesto ni a mi psiquiatra.

Segunda respuesta: Pienso en algunos, pero sería tremendamente pretencioso exponerlo.

Tercera respuesta: No. Necesitaría más de 150 palabras…

 

 11.   ¿Cuáles son las cinco palabras que utiliza con obsesión en su literatura?

Una vez en Bucarest una amiga dactilógrafa  se ofreció para escribir  decentemente un libro mío, “Insule Plutitoare” (Islas flotantes) que iba a ser publicado en ese país. Cuando me entregó el libro me dijo: “pero qué te pasa con los pájaros, cada poema tiene dos o tres menciones…” Entonces me di cuenta. Así era. Hay una idea recurrente que se expresa en palabras o conceptos como pájaros y sus pares o parientes: alas, vuelo, viaje, tránsito. Esta última es la clave, creo yo. Otro concepto, muy cercano al anterior, y del que se deriva un uso de lenguaje frecuente debe ser “paisaje”, atmósfera, aire. Pero sobre todo la palabra amor, con sus secuaces  olvido, dolor, separación, traición, reencuentro…

 

 12.  ¿Con qué está comprometida su literatura?

Con el  encuentro con el otro, con el conocimiento del otro, con el saber del otro. O sea, de mí mismo…

 

13.  ¿Cómo sería su vida sin la literatura?

La literatura es parte de mi vida consciente. Entonces no tengo memoria de una vida sin la literatura, como no tengo memoria de una vida sin mirada, sin tacto, sin caricia.

Share Button

Escribe un comentario