title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Poetas Mayores de Iberoamérica: Un viatge d’hivern, Antoni Marí

30 Abr 2012

Antoni Marí

 Compartimos con ustedes “Un viatge d’hivern” del poeta catalán Antoni Marí (Ibiza, 1944), uno de los mayores poetas catalanes de nuestro tiempo. Recordamos que esta serie de videos son producto de los trabajos del Primer Encuentro Iberoamericano de Poesía Ciudad de México 2006.

 

 

Un viatge d’hivern

V

Així como el jorn passat ja mai no torna,
mai més no tornaràs a travesar, del mar,
aquestes aigües. Mai més
de lloc don véns podràs tornar.
Mai més podràs tornar a ser el que fores,
ni a fer memoria, tan sols, del teu record
Mai més el teu nom ningú no podrá dir-lo,
ni recordar el teu rostre ni el teu front;
ni si pedra o ocell o vegetal tu fores
o el lleu pefil dun pensament sobtat.

Ets un no-res de transparent crinera.
Ets un solc buit. Un alè esquinçat.
Un riu eixut que baixa les vorers
del mar dels morts i del astres perduts.
Només lhivern, el fred al moll dels ossos,
el seny desert i lesment esfondrat
són ara en tu i en tu han fet niada,
i esdevens oblit i glaç i tenebror.

No saps qui ets. Tan sols lobscur recordes.
Lanimal fosc que et rou lenteniment.
Que pren la teva ment i rou les teves ales
i et llança cap avall, batut, com un ocell;
com un ocell perdut pel pendent de la fosca,
per lenfonsant cimal del llarg penediment.
Ocell vençut per lespessor del somni,
per la faiçó de lodre, per lombra del camí.
Pel desconhort dhaver perdut la via,
pel desconhort dhaver perdut la por.

 

 

 
Un viaje de invierno

V

Así como el día pasado ya no vuelve,
nunca has de volver a cruzar, de este mar,
sus aguas. Nunca más
del lugar de donde vienes has de volver.
Nunca más podrás volver a ser el que fuiste,
ni hacer memoria, tan sólo, de tu recuerdo.
Nunca más tu nombre
alguno podrá decirlo,
ni recordar tu rostro ni tu frente;
ni si piedra o pájaro o vegetal tú fueras
o el leve perfil de un pensamiento súbito.

Eres la nada de transparente crin.
Eres un surco vacío. Un aliento desgarrado.
Un río seco que baja las orillas
del mar de los muertos y de los astros perdidos.
Sólo el olvido y el vacío del sueño
son, ahora, las ganancias de la temida suerte.
Sólo el invierno, el frío hasta los tuétanos,
el juicio desierto y la perdida mente
están ahora en ti y en ti se han anidado,
y devienes olvido y hielo y tiniebla.

No sabes ya quién eres. Tan sólo lo oscuro recuerdas.
El fosco animal que roe tu claridad.
Que secuestra tu mente y quiebra tus alas
y te lanza hacia abajo, abatido, como un pájaro;
como un pájaro perdido por la pendiente de lo oscuro
por la hundida cima de un largo arrepentimiento.
Pájaro vencido por el espesor del sueño
por la hechura del orden, por la sombra del camino.
Por el desaliento de haber perdido la vía
por el desconcierto de haber perdido el miedo.

(Traducción Mario Bojórquez)

Share Button

Escribe un comentario