title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Aforismos de Vera Pavlova

21 Jun 2012
Vera Pavlova

La revista Poetry de Chicago, en el número de Abril de 2012, en el año de su centenario, presenta una extensa selección de aforismos de la poeta rusa más representativa del momento, Vera Pavlova (Moscú, 1963).  Ha publicado diecisiete colecciones de poesía. Recibió  el prestigioso Premio Apollon Grigoriev. Escribe libretos para Ópera. Los siguientes aforismos fueron traducidos por Alí Calderón.

 

 

 

 

 

 

Mandelstam: “La poesía es la certeza de estar en lo correcto”. Brodsky: “La poesía es la escuela de la incertidumbre”. No estoy cierta respecto a ninguna aseveración.

 

 

 

La poesía debería ser escrita del mismo modo en que se comete un adulterio: a la carrera, con astucia, en un tiempo no previsto. Y entonces llegar a casa, como si nada hubiera sucedido.

 

 

Inspiración: cuando tengo confianza en mí misma.

 

 

 

Sobre Yuri Gagarin, el primer hombre en el espacio:  su apellido deriva del ruso “gagara”, un ave que no vuela.

 

 

 

¿Cómo me siento respecto a la gente que no entiende mi poesía? Los entiendo.

 

 

 

Posmodernidad: vulgaridad tratando de pasar por ironía.

 

 

 

En un poema, una palabra no es igual a su significado tal como es definido en un diccionario porque o el significado en el poema es totalmente diferente o es el mismo, pero mil veces más preciso.

 

 

 

Tolstoi: “el hombre debe vivir como si un niño amado estuviera muriendo en la habitación contigua”. Por mi parte, yo vivo como si ese niño estuviera muriendo en mi útero.

 

 

 

– Entiendes que el entendimiento es imposible?

– Lo entiendo.

 

 

 

En un poema, la poesía es un invitado. A veces el invitado se queda largo tiempo, pero nunca para bien.

 

 

 

Acomodo las palabras en los poemas a la manera en que empaco en una maleta para un viaje al extranjero, escogiendo lo estrictamente necesario, lo más presentable, lo más ligero y lo más compacto.

 

 

 

Prosa: un partido de futbol transmitido entero.

Poesía: el mismo juego mostrando sólo las anotaciones y las jugadas de gol.

 

 

 

No debes escribir en verso acerca de lo que desconoces o acerca de lo que sabes con certeza, sólo escribe acerca de aquello que sospechas vagamente esperando que los poemas confirmen o disipen esas sospechas.

 

 

 

Verdaderamente hermosos son aquellos que no temen parecer feos. Lo mismo vale para los poemas.

 

 

 

Un poema ideal: cada uno de sus versos puede funcionar como el título de un libro.

 

 

 

Lector: Usted quiere que reconozca mi mundo cotidiano en sus poemas?

Poeta: No, yo quiero que tu mundo te parezca inhóspito una vez que separes los ojos del texto.

 

 

 

Poetry, April 2012, pp. 80-92

 

 

Share Button

Escribe un comentario