title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de Poesía No. 370: Luis David Palacios

24 Oct 2012

Presentamos la poesía de una de las voces emergentes en el marco de la generación de los ochenta en México: Luis David Palacios (Los Mochis, Sinaloa, 1983). Es Poeta, músico, ingeniero y profesor. Estudió Composición en música popular contemporánea, ingeniería electrónica y cursa actualmente la licenciatura en Letras hispánicas en la UNAM. Actualmente radica en Puebla.

 

 

 

X

 

No hablo aquí de una tormenta,

ni de la boca fina con duraznos

que después de mi muerte dejará flores,

nenúfares de sal junto a mi cuerpo flotante.

No hablo aquí de una fuerza lánguida

cuyo rostro es de pequeños espejos,

de noches sobre noches

incrustadas, de aguas oscurecidas

cada vez más cercanas.

 

No hablo del fondo marino en sus ojos.

No hablo aquí de ella

ni de sus noches nunca vertidas en mis sábanas,

ni de sus bosques

largos y latentes.

No la nombro para no invocarla,

no la nombro y me pierdo en ella para no invocarla.

 

 

 

 

 

Alter ego

 

Que mi voz suba a los montes

y baje a la tierra y truene…

Miguel Hernández

 

Y que tus lágrimas exploten bajo tus párpados

sea sustancia astringente lo que fluya

que el residuo y la herida

se conviertan en sal

para libar tus carnes

Que por tus venas corra

un líquido amargo expandiéndose

que provoque dolor

al más ínfimo movimiento

Y que tu voz sea un eco audible sólo en sueños

que en cada paso olvides un recuerdo grato

 

Vuélvete cosa inútil

y que del error nunca

nunca en la vida aprendas

 

 

 

 

 

Apología del sueño

 

Para ustedes

escribo

Para que mi voz

resuene a través

de sus ojos

para decir que mi universo

tiene más que  paredes

 

Prefiero ver

el tránsito de las hormigas

antes después

      que el vacío de su boca

 

Para decir que es verdad

no soy alegre

cuando no lo soy

decir no entiendo esta ciudad

de ocres

mucho menos su lengua

 

Sí soy un loco

mi corazón se agita

con la sangre del sueño

en mi cara se enhebran dos eclipses totales

mis piernas

están ancladas al mar

la obscuridad y el agua

 

Para decir 

no vengan

a ofrecerme su mano

un consejo

porque yo sé

que no es más que nostalgia

y su mano

su mano

seguirá siendo sal

aún después de tomarla

 

Sí  ya  lo   sé      

soy un hombre solo

y hablo más con los muertos

o conmigo

que con ustedes

los otros

A ustedes

grito

y son  palabras            

de nadie

en un idioma antiguo:

Yo no busco el amor

porque sé temerle

 

 

 

 

Me verás en otro espejo

 

Me verás en otro espejo

cuando el día te conmueva.

Una duda cerrará tu lengua

donde se nombra la distancia.

No sabrás

si el recuerdo de la noche

marcó también tu corazón,

no podrás reconocerme.

 

En la bruma de un amanecer en tu cama,

cuando el silencio te envuelva

entre su sábana, pasarás a mi lado

y no podrás llamarme.

 

En la última úlcera de un corazón amoratado

espero a que un espasmo anuncie el final de esta convalecencia.

 

 

 

 

Datos vitales

Luis David Palacios (Los Mochis, Sinaloa, 1983). Poeta, músico, ingeniero y profesor. Estudió Composición en música popular contemporánea, ingeniería electrónica y cursa actualmente la licenciatura en Letras hispánicas en la UNAM. Como ingeniero ha sido becario de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) y realizado estancias en centros de investigación como el (CINVESTAV). Como músico ha diseñado planes de estudio para licenciaturas, publicado varios libros de armonía e improvisación. Algunos de sus poemas se han publicado en diarios y revistas nacionales y aparece en una antología de poetas sinaloenses que se publica pronto. Radica en San Pedro Cholula donde realiza estudios de posgrado.

 

 

 

 

 

Share Button
  • Luis de Fuentes

    Una carga de lirismo que impacta, versos que se sienten. Lenguaje llano, diáfano, como si fuera el propio corazón que hablara. Poeta, bien.

  • Vianey

    Te adoro… me enorgullece ver que ya hay frutos de todo tu esfuerzo y de que eres grande.
    Deseo que tus letras sean leídas y reconocidas por generaciones, que toques mentes y corazones y mucha alegría en tus haberes.

Escribe un comentario