title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Patente de corso: Abdellatif Laabi

09 Oct 2012

En el marco de la serie Patente de corso de traducción presentamos, en versión de Gustavo Osorio de Ita, un texto del poeta, novelista y dramaturgo marroquí Abdellatif Laabi (Fès, 1942). De expresión francesa, este poeta es uno de los iniciadores de la revolución cultural del Maghreb. Por su obra ha merecido distinciones como el Prix Goncourt de la Poésie y el Grand Prix de la Francophonie de l’Académie française, 2011.

 

 

 

FRAGMENTOS DE UNA GÉNESIS OLVIDADA

(Extractos)

 

Aprendí a leer y a escribir

para mi desgracia

 

¿Qué decía el texto

garabateado en la lengua olvidada

maldita?

 

Sólo la evasión podrá descifrarlo

 

Tiéndeme la mano oh mi hermano proscrito

Yo no tengo tu coraje

porque aún temo por los míos

 

Temo no encontrar al lado tuyo

más que un paisaje mineral

sin la caricia de la amiga

ni la hija pródiga de la uva

 

Yo no puedo dejar

aquello que me hace mal

y que me levanta contra el mal

 

Hermano

tiéndeme la mano

no para jalarme hacia ti

con tu violencia legendaria

sino para ofrecerme la llave

con la cual no sabes qué hacer

 

Tu

tu eres libre ahora

 

Libre del conocimiento

y del sentido

 

De la lucha

y de la representación

 

De la verdad

y del error

 

De la justicia de los hombres y de los dioses

 

Librado también del amor

y de la prisión de los deseos

 

Tu comes poco

y a penas bebes

 

Tu no temes más a los ojos inquisidores

 

El sosiego te hace indiferente

 

Tu no esperas más de la noche

el suplemento de alma de su música

ni de la aurora

sus promesas raramente obtenidas

Tu reposo

yace ahí donde te sorprende el sueño

donde te mueves con alas o sin ellas

 

Un rincón fresco

detrás de una puerta

sobre un banco

todo lugar es el lugar

donde vienen a ofrecerse a ti las premoniciones

de una vida

que nadie tiene deseos de vivir

ni siquiera para en ello estar ocupado

 

¿Quién tenía la idea de enseñarte

de convencerte

a ti que has cesado de querer convencer

y que no hablas

más que para los gráciles reptiles de tu cabeza?

 

¿Quién podría quererte

a ti que has renunciado a todo?

 

 

 

 

 

FRAGMENTS D’UNE GENÈSE OUBLIÉE

 (extraits)

 

J’ai  appris  à  lire  et  à  écrire
pour  mon  malheur
Que  disait  le  texte
gribouillé  dans  la  langue  oubliée
maudite  ?
Seul  l’évadé  pourra  le  déchiffrer
Tends-moi  la  main  ô  mon  frère  proscrit
Je  n’ai  pas  ton  courage
car  j’ai  encore  peur  pour  les  miens
J’ai  peur  de  ne  trouver  auprès  de  toi
qu’un  paysage  minéral
sans  la  caresse  de  l’amie
ni  la  fille  prodigue  du  raisin
J’ai  du  mal  à  quitter
ce  qui  me  fait  mal
et  me  dresse  contre  le  mal
Frère
tends-moi  la  main
non  pour  m’attirer  à  toi
avec  ta  violence  légendaire
mais  pour  m’offrir  la  clé
dont  tu  n’as  que  faire
Toi
tu  es  libre  maintenant
Dégagé  de  la  connaissance
et  du  sens
De  la  lutte
et  de  la  représentation
De  la  vérité
et  de  l’erreur
De  la  justice  des  hommes  et  des  dieux
Dégagé  même  de  l’amour
et  de  la  ménagerie  des  désirs
Tu  manges  peu
et  bois  à  peine
Tu  ne  redoutes  plus  les  yeux  inquisiteurs
L’apaisement  t’indiffère
Tu  n’attends  plus  du  soir
le  supplément  d’âme  de  sa  musique
et  de  l’aurore
ses  promesses  rarement  tenues
Ta  couche
c’est  là  où  te  surprend  le  rêve
où  tu  te  meus  avec  des  ailes  ou  sans
Un  coin  frais
derrière  une  porte
sur  un  banc
tout  lieu  est  le  lieu
où  viennent  s’offrir  à  toi  les  prémonitions
d’une  vie
que  l’on  n’a  pas  besoin  de  vivre
pour  en  être  rempli
Qui  aurait  l’idée  de  t’enseigner
de  te  convaincre
toi  qui  as  cessé  de  vouloir  convaincre
et  ne  parles
que  pour  les  reptiles  facétieux  de  ta  tête
Qui  pourrait  t’en  vouloir
toi  qui  as  renoncé  à  tout?

 

 

 

Share Button
  • Antonio Valle

    La transparencia, velocidad y profundidad de “Fragmentos de una génesis olvidada” hace que “recuerde”, que tenga la certeza de que la poesía sirve para vivir.

Escribe un comentario