title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Patente de corso: Joe de Graft

22 Oct 2012

Continuamos en Patente de corso una serie especial dedicada a la poesía de Ghana, seleccionada, presentada y traducida por David Anuar y Rodrigo Quijano. Presentamos la poesía de Joe de Graft (1924-1978). Además de poesía escribió teatro también. Fue uno de los maestros de los escritores ´más jóvenes de su país. Uno de sus libros fundamentales es Sons and Daughters(Oxford UniversityPress 1963).

 

 

 

Joe de Graft

 

 

Dramaturgo e iniciador del curso de Drama en la Escuela de Música y Drama, ha publicado la obra Sons and Daughters(Oxford UniversityPress 1963).
El autor dice de sí mismo: “Me gusta comer sabrosa comida china y mexicana cuando tengo la oportunidad de comerla, a pesar de que yo nunca he estado en China o México; y prefiero el aroma y sabor fuerte del ajo al del apestoso pescado, el cual la mayoría de los ghaneses adora, y yo simplemente detesto. Amo leer a cualquier autor, sin importar de qué nacionalidad sea, siempre y cuando yo piense que tiene algo importante que decirme (lo que significa e incluye, aun las traducciones). High-lifees mi música ligera favorita; pero también disfruto a Mozart, a Louis Armstrong, y a TheSeekers tanto como disfruto los cantos de los artistas ambulantes de adenkum2de mi pueblo natal; al igual que, sin ser cristiano, encuentro el lenguaje de ciertos pasajes de la Authorized English Bible no menos conmovedores que una rotunda endecha funeraria de Akan3. Y así…

‘Un revoltijo de influencias’, dices; ‘¡un verdadero remolino de corrientes cruzadas!’ Y yo digo: ‘¿debo ir y morir por ello?’

En realidad, yo prefiero responder con metáforas de fuego: mi ocurrente vida es como un fuego que se alimenta con algo más que carbón: gas butano, electricidad, aceite de palma, petróleo, así como estiércol seco de vaca y trozos de leña, mantienen ardiendo todo esto.
Imagino que a cualquiera de mis lectores sólo les agradarán algunos pocos poemas de esta colección. Los lectores tendrán todo el derecho de maldecirme por escribir poesía tan trivial y mala, si ellos lo llegan a pensar así. Pero espero que desistan de preguntarme el motivo por el cual no les he escrito “Poesía Africana”. Simplemente porque yo soy este individuo; no una tribu habitando en algún lugar inaccesible de la selva africana, ni un comité de etnógrafos pan-africanistas.

 

 

 

 

La vieja cadena del mar

 

Al final de esta grada

Más allá de las grandes olas espumantes,

Los barcos viejos, navegantes, solían reposar

Acicalando sus blancas alas en la brisa

Mientras esperaban su cargamento.

 

¡Mira ahora, cómo las algas verdes

Cubren toda la grada!

 

Ahora siente,

Siente con la suela de tus pies pequeños

El fiero dragón de roca bajo la sedosa yerba,

Dientes-de-dragón de roca teñidos rojo pardo

Como de sangre primigenia–

Sangre que ni todas las aguas del mar

Pueden lavar.

 

Entonces, mira al otro lado del océano;

Más allá de las grandes olas

Mucho más allá de la curva

Donde cielo y océano se encuentran

Y dime lo que ves.

 

¿Nada?

Sin embargo, en esos días ancestrales

Yacía una cadena –

Una cadena de carne y acero forjado;

Que sujetaba más allá de esta grada

Extendiéndose al océano

Más, más allá de la curva

Donde cielo y océano se encuentran,

Al otro lado del Atlántico.

 

 

 

 The Old Sea Chain

 

At the end of this slip-way,

Beyond the foaming breakers,

The old sailing ships used to rest

Preening their white wings in the breeze

As they waited for their cargo.

 

Look now, how the green see-weed

Covers all the slip-way!

 

Now feel,

Feel with the sole of your infant feet

The fierce dragon rock beneath the silken weed,

Teeth-of-dragon rock stained red-brown

As with ancient blood –

Blood not all the waters of the sea can wash away.

 

Then look across the ocean;

Look beyond the breakers,

Far out beyond the curve

Of meeting sky and ocean,

And tell me what you see.

 

Nothing?

 

Yet in those ancestral days

There was a chain –

A chain of flesh and iron wrought;

And it held beyond this slip-way,

Reaching out to sea

Far, far beyond the curve

Of meeting sky and ocean,

On to the other side of the Atlantic.

 

 

 


 

Un desayuno no-africano

[Pronunciado con un solo de guitarra]

 

Así que estoy aquí, esta mañana

Temprano en la cocina.

 

El aroma de café recién servido, hirviendo

Aroma que inunda la nariz de buen café recién hecho,

hirviendo;

Y es bueno estar en la cocina

Y bueno, escuchar el agua haciéndose café

       balbuceo burbujeante dentro del tarro de cristal

       cabeza de la cafetera eléctrica;

Y la buena esposa aún dormida en su cama vono4

Soñando buenos sueños, espero,

¡Sobre mí!

 

Toda la noche la barriga no ha estado bien

Fluyendo como si no quisiera tener nada más

que ver conmigo por comer

cosas desconocidas –

Toda la noche una barriga fluyendo;

Hasta que al fin, muerto de cansancio

Caigo en el olvido entre las 4 y 5

Bastante inconsciente –

       Profundo olvido

       Dulce como plumas…

Luego, saliendo de ningún lugar

El día blanco irrumpe

A través de mis cortinas escarchadas…

 

¡Y es bueno estar vivo!

 

Bueno, ciertamente, estar vivo,

Así que gracias demos a dios

Por todo,

       Y los millares de gorriones

       Trinando, afuera, en el fresco sol matinal

       Mientras la cafetera burbujea.

 

Y aquí una barra de pan

Y allá un frasco de mermelada

Y azúcar para la esposa durmiente

Y leche saliendo de su lata azul

rodando ahora
en su espalda
como un gato,

Y más allá un sartén en la estufa de gas

Y dos huevos crepitando –

Yema de huevo dorado escoltada

De cebolla y pimiento verde con guiños rojos

recién cortados,

Y un poco de sal

            un poco de sal…

¡Oh, maldición!

Una gota de aceite escupidor casi me da

En el ojo.

 

Sí, querido lector,

¿Qué dices?

 

Oh, ¿no debería?

No debería tomar buen café en la

mañana

No debería comer buen pan y mermelada

       para desayuno,

No debería freír huevos en la estufa de gas

       Mientras mi esposa buena

       Sigue acostada soñando

Y tampoco debería leer libros, supongo.

Ni escribir poesía,

Porque –

¿Qué dices?

Porque

¡No son africanos!

 

Pero escucha

La radio en mi sala de estar

(Debí haberte dicho sobre la radio):

Escucha –

Sonido de tambores a 15 megaciclos

Señalando el nuevo día en África,

El sonido explota

Llamando al continente a levantarse

Para el Show del Desayuno,

Muchas-lenguas de voces

Desafiando a todos los hombres de todas las partes

A respirar los vientos frescos del amanecer

Soplando a través del mundo cambiante.

 

Y los caciques guerreros pasan

Y las mozuelas bailandopasan adornadas de cuentas

Y nosotros nos sentamos por las corrientes de agua

Y lloramos por una inocencia que se ha ido.

 

Pero aquí –

Los huevos están listos;

 

¡Y todavía es bueno estar vivo!

 

Y a pesar de que no puedo silbar a viva voz

Yo sé que hay alegría

Burbujeando como café en mi interior,

Dulce alegría aromática

De estar vivo,

Así que gracias demos a dios

       Por todo

       Y los millares de gorriones

       Trinando, afuera, en el fresco sol matinal

       Mientras la cafetera eléctrica balbucea,

Y yo siento la vida venir dentro de mí

El primer movimiento

 De un poema no-africano.

 


 

 

 

An Un-African Breakfast

[Spoken to a free guitar accompaniment]

 

So here I am this morning

Early in the kitchen.

 

The aroma of fresh coffee on the boil,

Nose-filling aroma of good fresh coffee

on the boil;

And this kitchen is good to be in

And good to hear the browning water

       babble-bubbling inside the glass-trap

       head of the percolator;

And the good wife still asleep in her vono bed

Dreaming good dreams, I hope,

Of me!

 

All night the tummy hasn’t been well,

Running like it wanted nothing more

       to do with me for eating what I

       do not know –

All night a running tummy;

Till at least out of weariness

I drop into oblivion between 4 and 5

Quite unknowing –

       Deep oblivion

       Sweet as feathers…

Then crash out of nowhere

The with day comes bursting in

Through frosted louvres…

 

And it’s good to be alive!

 

Good indeed to be alive,

So thank we god

For everything,

       And the myriad sparrows

       Chirruping in the fresh morning sun outside

       While the percolator bubbles.

 

And here a loaf of bread

And there a jar of marmalade

And sugar for the dreaming wife

And milk just turned out of its blue tin

now rolling

            on its back

like a cat,
And there the frying-pan on the gas cooker

And two eggs spluttering away –

Yolk of golden egg with garnishing of

            onion and new-cut pepper green and

            winking red,

And a little salt

A little salt…

 

Oh damn!

A hot speck of spitting oil near got me

In the eye.

 

Yes reader

What d’you say?

 

Oh, mustn’t I?

Mustn’t drink good coffee in the

morning,

Mustn’t eat good bread and marmalade

       for breakfast,

Mustn’t fry eggs over a gas cooker

       While my good wife

       Still lies dreaming,

And mustn’t read books, I suppose,

Nor write poetry

Because –

What d’you say?

Because

Not African!

 

But listen

The radio in my sitting-room

(I should have told you of the radio):

Listen –

Drum sounds on 15 megacycles

Signalling the new day in Africa,

Pop sounds

Calling the waking continent

To the Breakfast Show,

Many-tongued voices

Daring all men everywhere

            To breathe in the dawn-fresh winds

            Blowing across a changing world.

 

And the warrior chieftains pass on

And the beaded maidens dance away

And we sit by the running waters

And sigh for an innocence that is gone.

 

But here –

The eggs are done;

And still it’s good to be alive!

 

And though I cannot whistle out loud

I know there is joy

Bubbling like coffee inside me,

Sweet aromatic joy

Of being alive,

So thank we god

       For everything

       And the myriad sparrows

       Chirruping in the fresh morning sun outside

       While the percolator babbles,

And I feel coming alive within me

The first movement of an un-African poem.

 

 


 

 

Pisadas

[para L.]

 

Cinco en punto,

Pisadas en la terraza –

Claros pasos resonantes

Luz y excitación.

 

Los veo: pequeños pies torneados;

Vienen zapa… zapa… zapa-teando

Cerca y más cerca

Sobre el suelo de cemento,

En el umbral de mi corazón.

 

Pies pequeños y elegantes

En pequeños zapatos de gamuza negra,

Tacones altos no tan altos,

Erguidos sin esfuerzo.

 

Los percibo: pequeños pies estables;

Vienen pal… pal… pal-meando

A lo largo de las cuerdas de mi corazón,

Profundo y más profundo

Hacia mi vidasolitaria.

 

Pequeños pies, no los puedo detener;

Pequeños pies, ¡Akwaaba!5

 

 

 

 

Footsteps

[To L.]

 

Five o’clock,

Footsteps on the veranda –

Clear, ringing steps

Light and thrilling.

 

I see them: shapely little feet;

They come tap… tap… tapping

Nearer and nearer

Upon the cement floor,

Upon the threshold of my heart.

 

Dainty little feet

In little black suede shoes,

High hills not so high,

Erect without effort.

 

I feel them: steady little feet;

They come pat… pat… patting

Along the strings of my heart,

Deeper and deeper

Into my lonely life.

 

Little feet, I cannot stop you;

Little feet, Akwaaba!

 

 

 

 

El poema que no puedo escribir

 

Yo quisiera moldear un poema

Sobre ti

Sólo

Que las palabras se romperían al tallarte

Demasiado quebradizas y toscas para copiar tu forma

Esa mística serenidad tuya;

Así que yo me quedo con la memoria de

Una dama ofreciendo caridad –

       Aparición de la gracia           

entre pordioseros –

Inimitable, tú

            Ofreciendo caridad.

 

 

 

 

The poem I cannot write

 

I would mould a poem

            about you,

Only

Words snap in the shaping

Too brittle-coarse to take your form

       The mystic serenity of you;

So I am left with the memory of

A lady giving alms –

       Vision of grace

                   among beggars –

Inimitable you

            Giving alms.

 

 

 

 

 

El jardín de los frijoles

[para  George A-W]

 

Mañana o tarde,

¿Podría cesar la mente de celebrar

Tus palabras, George,

Mientras paseo por mi pequeño jardín

Animado con vertiginosos frijoles

Dispuestos en hileras de verde amotinado?

Tu palabra sencilla

Dicha sin duda, con espontanea ligereza,

Pero con imaginación más aterradora

Que el imponente Ejuanema6

Caminando a trancos hacía mí

Con sus botas de cinco estadios de granito virginal

Para pulverizar,

Y aniquilar al gatito de mí:

¡Oh Dios, hemos orinado tu jardín de frijoles!

 

Mi pequeño jardín

Mundo plantado con mis dedos –

Zarcillo de mi corazón girando en espiral: orgullo yesperanza…

 

Una grave ofensa ciertamente fue, George,

Así lo fue;

Por lo cual, ¿seguimos creyendo devotamente

Que Ella nos perdonaría en su infinito amor?

Falsa ilusión

Creer que entre nosotros y Diosse sostiene

Un pacto eterno de crimen y piedad.

 

Perdónanos Odomankoma7

¿La que alberga en su luminoso seno

Todos los relámpagos del cielo?

Engaño deplorable

Más aterrador

Que la pisada retumbante de Ejuanema

Resonando en mi corazón de gatito.

 


 

 

 

The bean garden

[To George A-W]

 

Morning or evening,

Could mind cease from pondering

Your words, George,

As I pace my little garden

       Alive with spiralling beans

       New-posted in ranks of riotous green?

Your simple words

Spoken doubtless in spontaneous levity,

But in imagination more terrifying

       Than towering Ejuanema

       Striding over-me-wards

       In five-furlong boots of virgin granite

       To pulverise,

       To annihilate kitten me:

O God, we have pissed in your bean garden!

 

My little garden

World planted with my ten fingers –

Spiralling heart tendrils: pride and hope…

 

’Twere a grave offence indeed, George,

Were it so;

For which we still devoutly believe

She would forgive us in her infinite love?

Delusion

To think  there holds between us and God

An eternal covenant of malefaction and mercy.

 

Odomankomaforgive us –

She who nurses within her flashing breast

All the lightning of the heavens?

Woeful delusion

More terrifying

Than Ejuanema’searth-quaking footfall

Echoing down my kitten heart.


 

 

 

El gen

 

El Tiempo se fue a cenar con la Ciencia

Y la rosa tambaleante de torrentes de sangre humana,

Úlcera carmesí ardiendo en su cromosoma.

 

Esta es la hora de silencio antes del holocausto:

Y yo

Y tú –

Víctimas que esperan con paciencia

Ser masacradas en altares decadentes

Por mundos infectados desde el útero.

 

¿Quién salvará el futuro?

El Tiempo es hermafrodita,

Y la úlcera carmesí arde en su cromosoma.

 

 

 

 

 

The Gene

 

Time went to dine with Science

And rose reeling from draughts of human blood,

A crimson ulcer flaming on his chromosome.

This is the hush hour before the holocaust:

You

And me

And you –

Victims patiently waiting

To be slaughtered upon decadent altars

For worlds already septic in the womb.

Who will redeem the future?

Time is a hermaphrodite,

And the ulcer burns crimson on her chromosome.

 

 

 

Notas:

 

1           La presente antología se hizo tomando como texto base la obraMessagesPoemsfrom Ghana, editada por Kofi Awoonor y G. Adali-Mortty(1971), AfricanWriters Series 42, Great Britain: HeinemannEducationalBooks.

2           El adenkum es un instrumento musical de percusión, típico de la música africana. Está hecho a base de una calabacera larga, con un extremo abierto para permitir la resonancia. Se suele tocar golpeando el suelo en forma vertical.

3              Etnia originaria del continente africano, habitan el sur de Ghana, el este de Costa de Marfil, y partes de Togo.

4           Vono o Bono es una lengua kainji hablada por los Takyiman, en Ghana y Nigeria.

5           Akwaaba significa bienvenido en la lengua de la tribu Ahan, de Ghana.

6           Cumbre montañosa de 263 metros de altura, ubicada cerca de Nkawkaw, Ghana.

7           Creador del universo en la mitología del pueblo Ashanti, moradores de Ghana, en África oriental.

8           Por Eweland se entiende la región del pueblo Ewe. Se caracteriza por hallarse en un territorio que sobrepasa las fronteras políticas actuales, y por organizarse a través de comunidades independientes. Se localiza al sur de Ghana, Togo y Benín. Su cultura es de corte agrícola y se ha enriquecido por la tradición de los pueblos yoruba y akano.

9           Así se denominó a los territorios coloniales y los estados otomanos que había redistribuido la Sociedad de las Naciones (SDN) después de la Primera Guerra Mundial.

10         De este modo se conoce a un reptil endémico de África asociado con el fuego. En el poema, con este nombre, se designa a un tamborilero.

11         La libación se trata de una práctica común en distintas religiones que consiste en una ofrenda de líquidos preciosos a una deidad determinada o a varias entidades espirituales. En la religión akánica, la libación se enmarca en los rituales diarios de oración.

12         El texto hace referencia a la ciudad que en 1945 sufrió el ataque químico más violento de la historia, la bomba atómica.

13         Esta frase se corresponde con el sustantivo “piccaninnies”, que aparece en el poema original para designar a los “pequeños negros”, es decir, a los hijos de los hombres de tez oscura.

14         En la cultura de los pueblos akanos, “Nana” hace referencia a los ancianos, a los seres consagrados que encarnan la voluntad divina.

15         En lengua akana, es un nombre que significa “nacido en lunes”. Es común hallarlo en los pueblos de Eweland. Un Kodzo famoso, KodzoAbbeh, ha sido reconocido por dotar a la música tradicional de Togo con sonidos modernos.

16         Con la palabra duiker se conoce a una especie de antílope pequeño endémico de África.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

David Anuar(Cancún, Quintana Roo, 1989). Pasante de la licenciatura en Literatura Latinoamericana de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Miembro de la Red Literaria del Sureste. Actualmente se desempeña como maestro adjunto del curso “Sociocrítica y Semiótica Literaria” en la licenciatura en Literatura Latinoamericana (UADY). Es becario de la Revista Temas Antropológicos, así como de la beca PECDA por el estado de Quintana Roo (2012-2013), con el proyecto Cuaderno Cancún. Escribe narrativa, poesía, y ensayos académicos. Ha publicado en revistas académicas nacionales, y en revistas culturales nacionales e internacionales, asimismo en periódicos de Yucatán y Chiapas. En el 2011 le editaron la plaquette de poesía Erogramas, con la editorial Catarsis Literaria El Drenaje; ese mismo año obtuvo el primer lugar en el Concurso de Cuento Corto Juan de la Cabada (2011).

 

Isael Quijano (Mérida, Yucatán, 1992). Su nombre completo es Rodrigo Isael Quijano Arjona. Miembro de la Red Literaria del Sureste, estudiante de la Escuela de Creación Literaria del Centro Estatal de Bellas Artes, y alumno de la licenciatura en Literatura Latinoamericana de la Universidad Autónoma de Yucatán (UADY). Ha impartido talleres de poesía y sensibilización literaria en escuelas de bachillerato, y en la Feria Nacional del Libro de la Universidad Autónoma del Carmen (UNACAR). Ha participado en diversos performance poéticos, y ha sido moderador de lectura de en las sesiones de “Café Poesía”, así como en actividades de la Facultad de Ciencias Antropológicas de la UADY. Su obra poética se ha expuesto en espacios como el Congreso Nacional de Estudiantes de Literatura y en eventos de su universidad.

Share Button

Escribe un comentario