title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Poesía y guerrilla en El Salvador: Delfina Góchez

14 Dic 2012

Delfina Góchez (1958), muerta en 1979, sufrió la persecución durante los años de la guerra civil. Escribió siempre bajo el seudónimo de Juana María Tiempo. Fue miembro del Frente Universitario Revolucionario (FUR 30), y una mañana del 22 de mayo de 1979 mientras aunaba su voz con otros estudiantes fue alcanzada por  una bala de un francotirador.

 

 

 

 

 

CONFESIÓN

Me invaden recuerdos,
lo dejo…
¡tal vez por siempre, tal vez por un rato!
Pero lo dejo.

Mi viejo rancho donde nací,
donde crecí…
¡Donde tantas veces reí,
y tantas veces lloré…!

Mi rancho pobre y chiquito,
lo dejo.

Mi mamá llora mucho,
mis hermanas y mi papá también.
Pero yo siento que volveré.
Me voy por unos días, pero siento que vuelvo al fin,
aunque ellos no me recibirán,
no me verán,
pero me sentirán…

Al grano:
yo he muerto.

 

 

 

 

 

CON GUSTO MORIRÉ

(escrito en 1977)

 

 

A mí me van a matar.

¿Cuándo?

No sé…

Lo que sí tengo claro es que moriré  así,

asesinada por el enemigo.

Como quiero morir luchando,

siempre estaré luchando para morir así.

Como quiero morir junto a mi pueblo,

nunca me separaré de él.

Como es nuestro grito el que llegará  a otras voces,

deberé gritarlo siempre.

Como el futuro y la historia están con nosotros,

jamás me desviaré del camino.

Como aspiro a ser revolucionaria,

mis puntos de vista y todas mis aspiraciones

estarán a partir de ello.

No tendré miedo nunca.

Todo lo que haga

tiene que ser un golpe al enemigo

en cualquier forma que se dé.

Siempre estaré activa.

Lo que sí es seguro

es que me van a matar.

Y mi sangre regará nuestra tierra,

crecerán las flores de nuestra libertad

y el futuro abrirá sus brazos

y caluroso, lleno de amor,

nos acogerá en su pecho nuestra madre,

nuestra patria

reirá feliz al estar de nuevo con su hijo,

con su pueblo,

con el niño que ayer lloraba un pedazo de pan

y que hoy crece en la libertad,

con la madre que moría lentamente

y hoy vive su lejano sueño de ayer,

con el eterno combatiente

cuya sangre alimentó el día

que algún día llegará.

¡Sí, con gusto moriré, llena de amor!

Quiero morir de la manera más natural en estos tiempos y en mi país:

asesinada por el enemigo de mí  pueblo.

 

 

 

Share Button

Escribe un comentario