title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Galería de Armas: Arresto domiciliario, Margarito Cuéllar

24 Ene 2013

Margarito Cuéllar II

En esta ocasión, Galería de Armas presenta el libro Arresto domiciliario, donde el poeta y narrador Margarito Cuéllar recoge una antología esencial de su poesía de 1983 a 2006. Margarito Cuéllar nace en San Luis Potosí en 1956. Poeta, narrador y periodista, radica desde 1973 en Monterrey, Nuevo León. Algunos de sus libros de poemas son: Que el mar abra sus puertas para que entren los pájaros, (1982); Tambores para empezar la fiesta (UNAM, 1992); Árbol de lluvia, antología personal, 1983-1993 (CONACULTA, 1994); Plegaria de los ciegos caminantes (Universidad Nacional de Colombia, 2000); Cuaderno para celebrar (Universidad de Sinaloa, 2000); Poemas para protegerse del sol (Mantis/ Conarte, 2003; Ecuatoriales (Universidad Central de Ecuador, 2006); Noticias de Ninguna Parte (Conarte, 2007) y Estas calles de abril (Aldus/ Universidad Autónoma de Nuevo León, 2008). Arresto domiciliario (Ediciones Aullido, 2007) antóloga su obra poética entre 1983 y 2006.

 

  

 Poema de las verdes matas

…hemos estado bailando

y estamos un poco perturbados…

José Eugenio Sánchez

Díganle a la cerveza que ahora

no puedo atenderla.

Que se vaya a otros bares en busca

de inquilinos más diestros.

Echa a volar

tu canto

de vidrios blancos y oscuros

luminosos de cebada y calor.

Ahora no estoy en la tierra,

tus honores no reconozco.

A bailar a otra pista, nena

morenísima de los sentidos sin arreglar

anónima en la noche o

en los días de playa

ahora no.

 

 

(De Poemas para protegerse del sol, 2003)

La rosa de papel

Breve como estación

y talle de muchacha.

A ratos cae

sin madurar.

A veces la encontramos

sin reconocerla.

Después

ya sin alma

sin ojos para buscar

decimos/

“ah, era la vida

la muchacha que un día

se alzó la falda

en medio de la noche.

 

 

 

Poesía

 

Nada diré capaz de avergonzarla.

Vinicius de Moraes

Sentirla como una mancha de flores naturales

que su aroma entristezca el violín de los pájaros

ahuyente la tempestad

rompa las cuerdas de la luz.

Ah, pero que tanta música no enferme la avispa del oído

no embriague el tulipán de la nariz

ni rompa el huevo del ritmo.

Que se estrelle en el vidrio polarizado de los críticos

y en las estrellas de seis picos

con que se identifican en la calle los pequeños poetas.

 

 

Datos vitales

Margarito Cuéllar nace en San Luis Potosí en 1956. Poeta, narrador y periodista, radica desde 1973 en Monterrey, Nuevo León. Algunos de sus libros de poemas son: Que el mar abra sus puertas para que entren los pájaros, (1982); Tambores para empezar la fiesta (UNAM, 1992); Árbol de lluvia, antología personal, 1983-1993 (CONACULTA, 1994); Plegaria de los ciegos caminantes (Universidad Nacional de Colombia, 2000); Cuaderno para celebrar (Universidad de Sinaloa, 2000); Poemas para protegerse del sol (Mantis/ Conarte, 2003; Ecuatoriales (Universidad Central de Ecuador, 2006); Noticias de Ninguna Parte (Conarte, 2007) y Estas calles de abril (Aldus/ Universidad Autónoma de Nuevo León, 2008). Arresto domiciliario (Ediciones Aullido, 2007) antóloga su obra poética entre 1983 y 2006.

Share Button

Escribe un comentario