title

CÍRCULO DE POESÍA

 

¿De qué va la poesía? Texto de Reginald Dwayne Betts

28 Mar 2013

En el número de marzo de 2013, la revista Poetry de Chicago rinde homenaje a Ezra Pound y recuerda la publicación, en 1913, del poema “A Few Dont’s by an Imagiste”. A manera de actualización de la poética de Pound, Reginald Dwayne Betts, poeta afroamericano, nos ofrece un buen texto sobre la naturaleza de la poesía y el ejercicio de su escritura en nuestros días.  La traducción es de César Bringas.

 

 

 

 

 

 

¿De qué va?

 

Esto no se trata de riesgos. Lo riesgoso es vivir bajo la línea de la pobreza en la peor parte de la ciudad; lo riesgoso es criar a un niño negro en una ciudad cuyas leyes te dicen que mantengas una posición; lo riesgoso es ser padre soltero sin el apoyo de una familia o una comunidad; el riesgo es lo que los soldados, policías o bomberos encuentran. La Poesía es sobre el lenguaje, palabras, sobre ser lo más honesto posible en la página.

 

Hay cosas que dices en una habitación con los amigos. Cosas que oyes decir a otros y que no puedes olvidar, porque ya gastaste una hora discutiendo o riendo con ellos. El poema debe ser eso, algo por lo que valga la pena gritar.

 

No olvidemos a Yeats. Responde a la política en toda su ambigüedad, sabes que la gente muere no porque lo hayas visto en lo más destacado de las noticias.

 

No  escribas sobre ser blanco.

 

No tengas miedo de odiar los poemas. No temas odiar lo que creas.

 

En América no hay grandes temas fuera de lo racial. Derek Walcott lo dijo. Si estás escribiendo y no pensando en la raza, aun así estás pensando una manera de evitarlo.

 

No seas la persona que sólo nota el elefante en la habitación.

 

No les creas cuando te digan que en el poema hay espacio para todo. Sólo la tumba lo tiene.

 

Detén  las alusiones a los poetas muertos. Haz algo más que leer poesía.

 

No seas el poeta que cómodamente instalado con sus 401 kg a cuestas y un trabajo de oficina  descarta al hombre en la esquina vendiendo su  trabajo, fresco desde Kinkos- porque ese  podría ser Whitman.

 

Yo sigo discutiendo sobre lo vernáculo. Qué es, qué significa. Quién tiene la razón sobre eso. En verdad estoy confrontando el hecho de que perdí toda la jerga de mi juventud en mi juventud. El poema es la  única manera que tengo para regresar a ella.

 

No traiciones a las personas que sabes son buenas.

 

No creas en el crítico que escribe: “No estoy seguro si es posible para un Negro escribir bien sin que nos demos cuenta de que es un Negro; por otro lado si ser Negro es lo único que tiene, su escritura no es importante.”

 

No  prives de identidad al poema. No hagas un poema de tu identidad.

 

Rinde homenaje, pero lo más enfermizo en la poesía es una letanía de tus influencias, entonces lo que escribes es una bibliografía. Así debes llamarle.

 

No te sientas tan mal por esa última línea.

 

Ahora mismo hay alguien mintiéndole a un niño, alabando el trabajo de algún un treintañero infantil como si fuera la señal latente de un genio. No seas esa persona. Enseñar poesía a niños no se trata de descubrir genios. Es sobre descubrir el lenguaje y descubrir las dificultades inherentes al manipularlo.

 

No camines dentro un destartalado salón de clases imaginando que los poemas que los chicos escriben podrán remplazar todo lo que no están aprendiendo. No hagas como si los poemas nacieran sólo de la experiencia y no de la temeraria lucha con sustantivos, verbos y otros motores de la lengua.

 

Trabaja en un lugar donde nadie sepa lo que es un yambo.

 

No seas condescendiente. Es prejuicioso el decir que algo es hermoso sólo por los actos y no por sus consecuencias.

 

Lo coloquial es siempre musical. “Tienes suerte de que no pueda respirar o patearía tu trasero”.

 

 

 

 

Share Button

Escribe un comentario