title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Ningún sitio que sea mío, de Marco Antonio Campos

20 Abr 2013

Marco Antonio Campos

El poeta mexicano Marco Antonio Campos (Ciudad de México, 1949) comparte con los lectores la antología Ningún sitio que sea mío, íntegra y en formato PDF,  que el lector puede descargar gratuitamente en nuestra Galería de Armas. Marco Antonio Campos es uno de los autores fundamentales para comprender la poesía mexicana contemporánea.

A continuación, a manera de invitación a descargar este libro, los primeros cuatro poemas, seleccionados como el resto del material por el poeta y ensayista belga Stefaan van den Bremt.

Declaración de inicio

 

Cada uno de mis poemas pretendió

ser un instrumento útil de trabajo.

Pablo Neruda (Estocolmo, 1971)

 

Las páginas no sirven.

La poesía no cambia

sino la forma de una página, la emoción,

una meditación ya tan gastada.

Pero, en concreto, señores, nada cambia.

En concreto, cristianos,

no cambia una cruz a nuevos montes,

no arranca, alemanes,

la vergüenza de un tiempo y de su crisis,

no le quita, marxistas,

el pan de la boca al millonario.

La poesía no hace nada.

Y yo escribo estas páginas sabiéndolo.

 

 

 

Creación del poeta o Malinterpretación de Blake

 

a José Emilio Pacheco

 

Para transmigrar

hurtó infiernos a la imaginación

vedados a los otros.

Angustiado cuadrúpedo

se arrastraba en las rutas

con el lomo descarnado

por el látigo del suicidio.

Soportó risas de imbéciles.

Loros de la alabanza.

Exégetas contumaces.

Agarró su pesadilla

en la punta de la palabra,

y escupió:

el charco se hizo en la tierra,

y en el fondo, paralítico,

se delineó aquel demonio.

 

 

 

Los poetas modernos

 

¿Y qué quedó de las experimentaciones,

del “gran estreno de la modernidad”,

del “enfrentamiento con la página en blanco”,

de la rítmica pirueta y

del contrángulo de la palabra,

de ultraístas y pájaros concretos,

de surrealizantes con sueños de

náufrago en vez de tierra firme,

cuántos versos te revelaron un mundo,

cuántos versos quedaron en tu corazón,

dime, cuántos versos quedaron en tu corazón?

 

 

 

Álbum infantil

 

En fotografías de los años cincuenta,

a Carlos puede vérsele con cara

de angustiado o de tristemente escéptico,

que luego borraría del todo.

Ricardo tiene ojos de tigre listo

para lanzarse a través de la selva

o a la calle o adonde fuese.

Gabriela disfraza de gorrión en fresno

porque las hojas son ala natural.

Él mira en el álbum el niño que fue:

el niño gesticula, grita, golpea, hace

ademanes, anhela ser visto, siempre

y nada más y siempre, el gran payaso.

Vé lo mal que vestían, si vestir es eso,

y si ropa ésa. Ve la casa agriétandose,

ve la cara y la casa.

 

Andando el tiempo ha andado por el mundo.

No cambió, o mínimamente, de cara,

de máscaras o de hábitos. Sólo una leve

tristeza, sólo un leve dolor que le ha minado,

que le ha sangrado el cuerpo, el corazón, el alma,

como si hubiese enfrentado parsimoniosas fieras,

como si hubiese cabalgado ferozmente solo

entre las patas de los caballos.

 

 

 

Datos vitales

Marco Antonio Campos nació en la ciudad de México el 23 de febrero de 1949. Poeta, narrador, ensayista y traductor, ha publicado los libros de poesía Muertos y disfraces (1974), Una seña en la sepultura (1978), Monólogos (1985), La ceniza en la frente (1979), Los adioses del forastero (1996) y Viernes en Jerusalén (2005); las novelas Que la carne es hierba (1982) y Hemos perdido el reino (1987); los volúmenes de cuentos La desaparición de Fabricio Montesco (1977) y No pasará el invierno (1985), de ensayos Señales en el camino (1984), Siga las señales (1989), Los resplandores del relámpago (2000), El café literario en ciudad de México en los siglos XIX y XX (2001) y Las ciudades de los desdichados (2002) y de entrevistas De viva voz (1986), Literatura en voz alta (1996) y El poeta en un poema (1998). Es autor del libro de crónicas De paso por la tierra (1998) y del cuaderno de aforismos Árboles. Ha traducido y publicado en diversas casas editoriales libros de Charles Baudelaire, Arthur Rimbaud, André Gide, Antonin Artaud, Roger Munier, Émile Nelligan, Gaston Miron (en colaboración con Hernán Bravo Varela), Gatien Lapointe, Georg Trakl, Reiner Kunze, Umberto Saba, Vincenzo Cardarelli, Giuseppe Ungaretti, Salvatore Quasimodo y Carlos Drummond de Andrade.

Share Button

Escribe un comentario