title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Manual para resistentes, nuevo libro de Javier Lorenzo Candel

25 Feb 2014
Javier Lorenzo Candel libro

Valparaíso Ediciones ha publicado recientemente Manual para resistentes, nuevo libro del poeta español Javier Lorenzo Candel (Albacete, 1967). Presentamos aquí dos textos del poemario. Javier Lorenzo también es crítico literario. Ha recibido, entre otros, los premios Barcarola, Fray Luís de León, Emilio Alarcos, Antonio Machado y Jaime Gil de Biedma. Colabora como crítico literario en revistas como Cuadernos Hispanoamericanos o La Estafetadel Viento. Ha sido crítico literario de Blanco y Negro Cultural. Es posible adquirir los libros de Valparaíso en su web.

 

 

 

 

 

 

REGISTRO DE NECESIDADES

 

Para los resistentes, la sentencia

de un tiempo concedido en rebeldía

y un regreso al origen de los hombres.

Y, desde aquí, una necesidad

de ir construyendo.

 

Para los solidarios, el impulso

de ayudar en los tiempos de la devastación,

pero también en esos de la culpa,

en los tiempos de paz

y en aquellos de las revoluciones.

 

Para los timoratos, un lugar preparado

para la calma, el mismo

que aquel de la costumbre

donde fertilizar los terrenos baldíos.

 

Para los tercos, celdas

en que la terquedad sea solo instrumento

para barrer sus cuitas, para limpiar el suelo

que quiere conquistar su obstinación.

 

Y para aquel que busca la palabra,

un sendero, una luz, un fin de viaje.

 

Y a partir de la entrega, que envidien a los dioses

solo los despojados.

 

 

 

 

 

 

 

NIEVE

 

Una inmensa nevada ha borrado las calles

que llevan de mi casa a la ciudad.

Una inmensa extensión de amables campos blancos

y árboles sujetando los copos que ahora caen con desconcierto.

 

Miro por la ventana como si el hombre

se hubiera despojado de todo lo interior

y fuera más externo en la nevada,

como si fuera una

de las blancas colinas que hacen nuevo el paisaje,

y resisto aquí adentro por miedo a conquistar lo deseado.

 

Pero, al cabo, no queda resistencia

porque en este lugar donde ahora vivo

hay una bienvenida al frío del invierno

y a una humana conciencia del invierno.

 

Las dos logran que abrigue la esperanza

de que no amaine nunca el temporal

para alcanzar con él el blanco puro,

para perder el tiempo sometido

y ganar libertad, la libertad del agua.

 

 

 

 

Share Button

Escribe un comentario