title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de poesía No. 455: Erik Varas

24 Mar 2014

Presentamos algunos textos del poeta chileno Erik Varas (Chillán, 1978). Es Poeta, Gestor Cultural y Animador a la Lectura. Primer Premio Concurso literario Gonzalo Rojas Pizarro, Lebu, 2013. Ese mismo año obtiene el Premio Ceres a las Artes Regionales del Biobío en la Categoría Poesía. En ediciones LAR publicó el poemario Contrabando.

 

 

 

 

Selección poemas de De Contrabando de Erik Varas
Ediciones LAR, 2013.

 

 

 

 

CLAUDIA

 

La abandoné en el Paseo Bulnes:

sentada, no esperaba nada del mundo

y vomitaba juventud a los 30.

Era chilena con un fatal pasado europeo

que no mencionaba por el pudor de los demás,

en ocasiones, cuando se emborrachaba

o tirábamos por varias horas

me decía con dulce agonía

que ella estaba muerta en Bruselas.

Era loca lectora de poesía francesa

encantaba ese vicio suyo por los libros.

Frenéticamente leía a Foucault

pero refulgía como la muerte

entre polvo y polvo

al leer “La casa del incesto” de Anaïs Nin.

Me trasvasijaba hacia ella

cada gemido poema palabra.

Era un manojo atrevido de nervios

que odiaba este país de mierda,

en realidad odiaba todo

en pequeños intervalos de ternura.

 

 

 

 

 

EL CONTRABANDISTA

 

<< Algún día haré lo que me dé la gana -se dijo-.

Y si algún hijo de puta moralizador se mete, tendrán que sacarlo del río. >>

W. S. Burroughs

La encontré en el tiempo en que me zumbaba la muerte

y vivía como pistolero,

apuntándole a la brisa y a la noche

viviendo en una pieza sin ventanas

con un catre de madera, prestado

y un colchón de libros

escritos por muertos.

 

Se me instaló como humo en los ojos,

como una de mis balas perdidas

asimilada insonora

o inocente dialecto de cárceles.

 

Aquel tembloroso año

desde la ira hasta la emoción nueva

me volví contrabandista:

Un contrabandista de mí mismo.

 

 

 

 

 

 

 

EXPLORADOR DE ABISMOS

 

Ya no seré

explorador del abismo

mi hondura es insuficiente

y el temple, incorregible

apesta a una escala de lutos.

 

Debimos conformarnos

con la poesía;

nosotros, marginal mezcla

de militancia y ameba

sujetos a la inútil

tentación de decir nosotros.

Pues, de origen y casualidad

se deconstruye el sepulcro

donde se arrojan

nuestros mártires

sobre todo, en estos tiempos

en que la cordura

es un instrumento de cuerdas

desencajado

de tanta música repetida.

 

 

 

 

 

 

MARÍA HUENTÉN

 

 

1

 

La María nació para ser tejedora

como todas las mujeres de su familia

hilar la vida con la muerte

fibra a fibra, lana a lana.

Enormes telares

y el yapan transmitido

fueron toda su herencia

sin otra ceremonia

que el mismo cosmos.

 

 

 

2

 

 

Amanece en ella el día

para rescatar las brasas

que cada noche la memoria

cubre cenizamente.

 

 

 

3

 

 

María desgrana el sol

en un haz de luz

que germina hambriento

la roca, la ignorancia.

Zurce treguas a la pobreza

con pétalos que caen

como cuerpos líquidos

tocando manos curtidas,

secas al humo del miedo.

 

 

 

 

 

APOCALIPSIS NOW

 

Yo quería una misión y por mis pecados me dieron una

Capitán Benjamin L. Willard

(Martin Sheen)

Mañana saldrá de mi boca

la palabra mañana con ternura

porque solo seré

corpus tocando la entelequia

como el trino de zorzales

toca el aire táctil.

Mañana hasta Dios será invisible.

 

 

 

 

 

 

FUNERAL EN EL PUEBLO

A Pemuco, Chile.

Y de negro funeral me he vestido

sin motivo adyacente alguno.

Subo al automóvil y conduzco,

echado por un suspiro de nostalgia

directo al pueblo de mis abuelos,

al trigo invernal de mis veinte años.

El carro avanza ansioso

por una nueva autopista

pervertida de asfalto, que cubre

con oscuro rocío

las huellas digitales de carretas y mitos;

olor a paisaje

atraviesa el cristal

como el dolor de deudos

atraviesa cementerios

como indignaciones cruzan

los sueños rurales.

 

El pueblo está en inmóvil fotografía

sepia postal de museo

las cantinas desalojadas

y la plaza llena de frío, alertan

mi baja estofa

cultivada en establecimientos

de baja calaña.

Pregunto a una muchacha sola.

Dónde están todos.

En la iglesia, responde ella,

echando a un futre al infierno.

Miradas oblicuas, silencios fingidos

y muecas de tristeza pasan sin rozarme.

¡Todo el pueblo pasa sin rozarme!

 

Sigo la marcha fúnebre

silente, careo a viejos camaradas

que generosos responden mi nombre

en sus bocas que rebalsan

de azar y tierra.

 

 

 

Datos vitales

Erik Varas Nació en Chillán (Chile) en 1978. Ha publicado DE CONTRABANDO. Ediciones Literatura Americana Reunida (LAR), 2013. Es Poeta, Gestor Cultural y Animador a la Lectura. Ha sido premiado en diversos concursos nacionales e internacionales: Tercer Lugar del Concurso Internacional de Poesía TALLER GREDAZUL y la Sociedad de Escritores de Chile, 2012, Primer Lugar,  concurso “Historias de nuestra tierra” organizado por el Ministerio de Agricultura de Chile, 2012. Primer Premio Concurso literario Gonzalo Rojas Pizarro, Lebu, 2013. Ese mismo año obtiene el Premio Ceres a las Artes Regionales del Biobío en la Categoría Poesía. Ha sido publicado en la Antología Americana: Todas las Voces, por Ediciones Vicio Perpetuo, Lima, y en la  Antología del Mundo Rural 2012 del Ministerio de Agricultura de Chile. Ha hecho presentaciones en el   II Festival Internacional de Poesía ARIQUEPAY 2013, Arequipa, Perú. En agosto 2013 participó en el 2ª Feria del libro y Primer Encuentro Internacional de Escritores de Artistas del Acero en Concepción. Es Diplomado de Fomento a la Lectura y Literatura Infantil y Juvenil de la Pontificia Universidad Católica de Chile, estudia Pedagogía General Básica en Universidad Andrés Bello.

 

 

 

Share Button

Escribe un comentario