title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Nuevos poetas de Sinaloa: Arnulfo Valdez Oleta (Foja de poesía 468)

23 Jun 2014

Continuamos con el dossier de Nuevos Poetas de Sinaloa coordinado por Mijail Lamas. En esta ocasión presentamos la poesía de Arnulfo Valdez Oleta (Escuinapa, Sinaloa, 1990).  Es miembro del consejo editorial de HIMEN, revista literaria de la Universidad de Guadalajara.

 

 

 

 

 

Podría ser que la furia de la espuma nos incruste el rostro desfigurado

que la incertidumbre de la burbuja nos lleve al paraíso por el sendero más lento

el rio se muera de cabeza el cielo y un temblor sacuda el sudor que nos pesa

un hielo en tu frente se derrita y queme las arrugas del camino

 

¿qué es lo peor que podría pasar?

 

puede ser que la noche nos desnude  frente a la luz que incendia nuestro ecosistema

la lengua nunca cumpla su meta ante el paladar impalpable

______________________________y su seto inmaculado

o quizás

que un trabalenguas se enrede en tu nombre que es puramente innombrable

por ejemplo:

 

 

 

El chillido de una cococha

es el silencio de Escuinapa

en esta copa de luna.

 

Será quizá el corazón que palpita en su plazuela

un palpitar continuo

un feroz contrapunto de pulso y luz atenuada

que hace marcar la hora al reloj del ayuntamiento

los niños en sus triciclos

las conversaciones ajenas

el pecado de una pareja bajo el pilar de una iglesia

y esa cococha que sumida en la palmera da cuerda

a las campanadas que hacen temblar a la cruz

clavada en la cúpula.

 

 

 

Para aquella fogata de gente en Culiacán

 

Cuidado al caminar por la Ángel Flores:

Velas que te hablan de la suerte

como un mercado donde conviven los pálpitas y muertos.

Las sombras de lava te asechan una a una sin querer queriendo

como el vaso térmico pateado al puesto de una gitana.

Cuidado __________que las distancias son de cuarenta centígrados

para los corazones de hielo.

 

Cuidado _____cuidado______cuidado.

 

Hay unos ojos

de esos bonitos _______que te dan comezón en lo más recóndito del matorral

ojos de durazno_______fresca agua de piña

chiquitita la niña que rechazó mi alma

_______cuchareada en un vaso

______________con harto hielo.

 

 

 

A los viejos aquí, se nos olvida todo.

Dijo una viejita en El Rosario

Me pregunto

Si habrá olvidado su primer

amor

El primer beso

apiringado

imitando su película mexicana favorita

mas solo recuerda que parió polvo

navegante

en tierra extranjera

ceniza en busca de suelo donde germinar lejos de la tumba de la Lola.

Aún más lejos de contraer el olvido mismo

Abandonar a través de los sueños

Pues los terrenos se sienten impalpables

Olvidar el canto de las huellas

Que se estampan en el sendero

Ciudad Asilo de El Rosario

Donde la gente pena dormida

Chupando en las piedras el hechizo quizá

Los mantenga alejados de la muerte

O de aquel extranjero palpable:

el olvido.

 

 

 

a Paul Guzmán Oleta

 

La vi pasar como pez encarando apacibles olas

Así                  caminando suelta por saladas calles

Los brazos remando

Un chongo en su cabeza sintonizaba

Las almas que palpitaban a la redonda

Caminaba  solemne

Con la vista engrida al suelo

Quizás evitando miradas

Pinchi sol

Quemando su piel       vena lunar

¿cuál será su nombre?

¿Qué guardará dentro de las ojeras?

Que el rostro se arrastra súbitamente

Por los cenizos adoquines de la plazuela

Vela                 tal vez             un trozo de tamal de camarón por la noche

Mantiene ese par de perlas que tintinean en sus orejas

Ahí va discreta            rompiendo lo predestinado

Algo en el lenguaje de sus labios finos

Lo afirma

María  Carolina     Fernanda

Idania    Rocío             Abril

Angélica  Elvia            Anastasia

¿Cuál será su nombre?

Ni sus pasos ni su aliento la denotan

Apenas el roce de las hojas en los árboles

Anuncian su partida

El corazón siempre en verde

Y se apaga de mi vida              cardiaca

Como una luz que pestañea

Gimiendo por batería.

 

 

 

 

A través de este portal

que sin permiso me ha dejado apoyar mis pies

¡caramba!

cuántos años,

Resalta el templo del pueblo

el edificio que se impone entre las estrellas de concreto

la única babel existente.

Porque aún sigue rasguñando el cielo

el emblema municipal

el voceador de las horas

que después de casi un siglo

el monumento de sal sigue intacto.

Como yo

apreciándola

aquí sentado

mis pies apoyados en la ventana

y una silla vacía por un lado.

 

 

 

 

En Mazatlán

Hasta un pobre se siente millonario: dice la canción

En Escuinapa es al revés

Es la avaricia

El hambre del rico

Pequeñas mentes Carlos Slims

Pri-oritarios del tener

Antes del ser

Dispuestos al camorreo

Más                 más                  más

Una televisión menos

Un microondas menos

Un tinte para cabello menos

Jauría nauseabunda de cuyos hocicos revientan olas

Pariendo tormentas desde sus rostros

Sólo es hambre de más:

Demáspendejadasquenonecesitan

 

 

 

 

Habitamos en una piedra enorme.

Por lo tanto: hay muchas piedras

salvo algo de arena

que logra preñarse junto con el viento.

Porque todos sabemos que las piedras no ruedan

sólo gozan de instante eterno

y la lengua que los mantiene en pulso

lengua con amplio kilometraje

[que cumple el otro lado del horizonte.

Todo para justificar    intentar cubrir su mediocridad cíclica.

Piedra tras piedra que hay dentro de la piedra que sólo es más piedra

Y yo mira, chi-tón

Dice mi tía.

 

 

 

Le llaman Quijote a la pena

que camina entre la gente.

Quijote

con mano dentro del pantalón holgado

la camisa sin cadenas

luce en la plazuela su triste figura

dos arpas tostadas amenizando su porte.

La estatua casi polvo murmurando

el lenguaje de su piocha

dejando llevar el pulso del corazón con el viento

que lo arrastra como la basura

¿Quijote de dónde?

Buscando a una Dulcinea que no existe

sin Rocinante

sin escudero ni Panza

solo con su cigarro                  único alimento.

Sólo un molino más entre la gente

quejumbrosa.

 

 

 

Datos Vitales

Arnulfo Valdez Oleta (Escuinapa, Sinaloa, 1990). Actualmente, cursa el séptimo semestre de la carrera de Letras Hispánicas en la Universidad de Guadalajara. Ha publicado poesía en la revista electrónica Revarena de Puebla (2013), en La Testadura Literatura de Paso de Querétaro (2013), La Cigarra de Guadalajara (2013), en la Luvinaria de la revista Luvina (2013) y revista Letrina de Morelia (2013). Miembro del consejo editorial de HIMEN, revista literaria de la Universidad de Guadalajara (2012-2014) Columnista sobre cine mexicano en la Revista electrónica Clarimonda de Morelia, Michoacán (2013-2014). Becado para el Curso de Creación Literaria para Jóvenes Monterrey 2013, el cual fue lanzado por la Universidad Metropolitana de Monterrey afiliada con la Fundación para las Letras Mexicanas (2013).

Share Button

Escribe un comentario