Marília Garcia: Encuentro Internacional de Poesía CDMX



Presentamos una breve semblanza, traducción de poemas, notas críticas, entrevista en video y fotos de la poeta brasileña, Marília Garcia, invitada al Encuentro Internacional de Poesía CDMX 2015, a celebrarse del 26 al 29 de noviembre de 2015 en la ciudad de México.

 

 

 

 

#poesíaCDMX

 

 

Marília Garcia nació en Río de Janeiro en 1979. Es autora de los libros 20 poemas para o seu walkman (Cosac Naify, 2007) y Engano geográfico (7letras, 2012). Actualmente vive en São Paulo. Traductora y coeditora de las revistas Modo de Usar & CO e Inimigo Rumor.

 

 

 

 

 

Estoy de acuerdo, sí, con eso de que traducir un poema es crear. Existe un proceso material de construcción con el lenguaje para intentar encontrar formas de decir algo que no sabemos exactamente qué es y acabamos, al final del proceso, encontrando eso que no esperábamos, que no estaba ahí antes, dicho de ese modo en esa lengua.

-Marília Garcia en entrevista con Antonio Jiménez Paz

 

 

 

 

 

«Como lector me he dejado llevar, me he asumido en el engaño que [García] arma: engaño que, al momento de decirse, es todo verdad, pues genera una especie de pacto entre quien lee y quien escribe»

– Carlos Augusto Lima, Revista Pessoa.

«Operando con minuciosos dislocamientos ideáticos y sintácticos, los poemas de ritmo infartado de García dan al lector la sensación de una multiplicidad informativa, como la de un extranjero buscando información entre transeúntes que le despliegan una gran cantidad de opciones»

-Fabiano Calixto, Revista Trópico.

 

 

 

 

 

 

En un día Blanco

 

prendida al borde de la mesa con

el cabello rojo vámonos

para Polonia y veamos

                la nieve

así estaba yo dispersa

él nunca conoció a la familia deseando

el frío. siempre aquél

movimiento

debería leer otras

cosas la frase

cortada en el mismo

punto grieta de luz

donde expresa una carcajada

asomada a la ventana cuando

lo ve del otro lado de la

calle indagando el palacio. cabello

corto, prendida en la punta

de la mesa ella mastica sílabas

en su propia

lengua.

 

 

Apéndice a “En un día Blanco”

 

la cortina ondeando en la

sala semicírculos de luz

que reciben calor, poco

a poco

en una imagen recurrente: “dehors

maintenant…” pero no sabe,

un pedazo de tierra varado en aquél

océano qué es vivir

ahí: su nombre no viene

del lugar del destinatario no viene

de más de 100 kilómetros de escucha y

la caja de correo quebrada puede dejar

la llave que encontrará el inquilino

tiene ojeras y la chaqueta azul

y los cabellos cortos, está

echada en el sofá amarillo. todos

hablan alguna lengua eslava (ella sabe

que para siempre ha perdido

a alguien). cuando acabe el año,

cruzaremos el estrecho. iba por ahí

tan dispersa por el movimiento ella nunca

vio

                la nieve.

 

 

Traducciones de Sergio Eduardo Cruz

 

 

 

Entrevista en portugués: