CARGANDO...

Type to search

Jericho Brown en video

Círculo de Poesía TV En el mundo Noticias Poetry Portada Videos

Jericho Brown en video

Círculo de poesía abril 8, 2016
Share

Presentamos tres poemas de Jericho Brown en video. Se trata de una sus lecturas durante el Encuentro Internacional de Poesía CDMX 2015. Jericho Brown acaba de ganar el Langston Hughes Award, lo celebramos compartiendo su lectura en México. Los videos se presentan seguidos por la versión en español de los poemas.

 

 

 

 

Again

De nuevo

 

 

Tú no estás tan cansado de este poema

como yo lo estoy de la memoria.

Un dolor de muelas que se repite

en cada lado de la boca.

Un pelo enterrado en la barbilla

simple comezón. Cero moretones

y de nuevo estoy liado

en las ropas de Kevin

de último año

mi mano detenida por la de mi madre.

Caminamos como si la casa tras nosotros

no fuese suficientemente cálida

para mis pies. En la actualidad

andamos unas pocas cuadras

en el vecindario de una historia

que amé

aunque nada de lo que he escrito

te diga esto.

Quiero arrancarlo de mí.

Por qué. Resulta que nunca importó.

Justo ahora mi madre duerme

en el pecho de su padre.

Sus brazos se han anclado

en el mismo lugar en torno a ellos

por más de treinta años.

Dale un momento al hombre.

Ella duerme y yo lo escribo

una y otra vez. En todos lados

un hombre está cambiando un poco

para tener a su mujer cómoda

entre sus brazos.

Debí decir esto

líneas atrás. Caminamos de vuelta

a la casa de la que humos.

Por qué.

Mi madre ama a su esposo

y sus manos

incluso si caen pesadas sobre ella.

Sé que no quieres

creer eso

pero dale un momento al hombre.

No hemos terminado.

Mi padre ama a su mujer

y la forma de su cuerpo

incluso si encorvado en retirada,

su hijo manteniéndose. Estoy tan harto de esto

otro padre terrible

llenando de cicatrices también esta página

cero moretones.

Caminemos hacia atrás

A través de una puerta abierta.

¿Y por qué no menciono

que él besó mi frente

antes de arroparme en el sillón que era mi cama?

Escucha

y podrás oírlos

en la habitación contigua

planeando nombres para el más joven de nosotros

luego haciendo el amor suficientemente alto

para que el más grande aprenda.

 

Flor

 

 

 

Flor

 

Pájaro amarillo.

Casa amarilla

Pequeña canción,

amarilla

luz en mí boca

ictérica boca.

Estos amarillos

dientes necesitan

cepillarse, pero

tú admiras

mi amarillo

sonreír. Este

muchacho negro

sigue cantando-

Pequeña vida.

Bilis amarilla.

 

Trabajo

Trabajo

 

 

Pasé aquello enviado por el ligero sábado sudando

y aprendí a maldecir el cortar pasto para las mujeres

suficientemente amables como para decir que no podían notar

la maldita diferencia entre su sesgado césped

y sus alfombras aspiradas justo antes de

entregar un billete de cinco dólares enrollado con más fuerza

que un porro y pidiéndome que cambiara

algunos focos. Llamé a esas mujeres viejas

porque no se habrían movido de una silla

sin mi ayuda o ni siquiera dado un paso sin una mano

en la base de su espalda. Las llamé

viejas, y deben de haberlo sido; están todas muertas

ahora, muertas y en la tierra que una vez cuidaba.

Las personas más solitarias tienen la tierra para amar

y ni una sola amistad de su edad —sólo

madres para cuidarlas como bebés y hermanas

mayores que las controlan, las mujeres quieren agradar

y rezan por la oportunidad de pedir un favor.

Yo ya no hago ese tipo de trabajo. Mi trabajo

es mirar a la infancia que odié y decir

que alguna vez tuve algo que hacer con mis manos.

 

 

Tags:

You Might also Like

Leave a Comment