title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Una soledad de cien años. Nueva poesía china 1916-2016

02 Ene 2017
poesia_china

Obra de traducción sin precedentes en la poesía mexicana: Una soledad de cien años. Nueva poesía china 1916-2016, fue recientemente publicada por Valparaíso México y Círculo de Poesía. Este libro reúne un panorama extenso de la poesía china del siglo XX e inicios del XXI . El libro está disponible en todas las librerías gandhi del país. Presentamos una reseña a cargo del escritor Emanuel Bravo Gutiérrez (Tehuacán, 1992).

 

 

20-una-soledad-de-cien-anos

 

 

 

 

Una soledad de cien años. Nueva poesía china 1916-2016

Emanuel Bravo Gutiérrez

Pan-ku era un inmenso gigante, nos cuenta el mito chino de la creación. Su inabarcable ser flotaba en la nada cósmica. Del Yin creó la tierra y del Yang creó el cielo. La tarea le llevó miles y miles de años, después de los cuales un poderoso sueño se apoderó de él. Su cuerpo comenzó a fragmentarse. La muerte no era tal y de sus miembros surgieron estrellas, montañas, nubes y ríos. La poesía, en su condición creadora, es muy similar a Pan-ku, de su cuerpo atravesado por el sueño del poeta surgen voces, revelaciones, recuerdos e historias. La poesía habita cerca de la muerte, sin esta proximidad el ser poético no sería consciente de las innumerables vidas que en él se albergan y que sólo son posibles a través del lenguaje.

            La poesía china, inabarcable como este mito, despliega aún un aire enigmático y críptico que resulta fascinante para el lector occidental.  La antología Una soledad de cien años. Nueva poesía china 1916-2016 a cargo de la editorial Valparaíso, es por ello, uno de los libros más interesantes que se publicaron en este año.

            Sólo la premisa de la antología ya es atractiva: recoger las diversas voces de una nación que en los últimos cien años atravesó el fin de una dinastía milenaria, la revolución de Mao y la imperiosa entrada a una modernidad que la transformó en una de las naciones más poderosas de todo el orbe.

            Al igual que muchas tradiciones literarias, la poesía China entró al siglo XX con el ineludible cuestionamiento a las formas del pasado. Ming Di, nos explica en la introducción que: “En 1916 un grupo de estudiantes chinos entablaron un fiero debate en cuanto a si el uso del lenguaje coloquial era pertinente en la poesía” (p.11). Este debate es muy significativo cuando tomamos en cuenta que la tradición poética china tiene más de tres mil años de antigüedad. Un siglo, en comparación, parece muy poco, pero es la simiente de un nuevo ser que ruge con energía y renovada originalidad.

            La antología abre con el poema de Hu Shi (1891-1962) Respuesta al viejo Mei – Un poema de discurso simple. Un poema proclama, un poema que nos recuerda a los enérgicos manifiestos de la vanguardia europea:

La revolución de los textos nos involucra a ambos.

No me atrevo a discutirlo, ni a ignorarlo.

Es mi deber decirlo. No decirlo no es una salida.

No te atrevas a reírte.

            Cien años no transcurren en un par de días. La lectura de la antología abarca diversos estilos, desde el extenso poema de Bei Dao Un final o un principio, las sugerentes imágenes paisajísticas en Las espigadoras de arroz en noviembre de Wang Xiaoni, la claridad poética de Han Dong en Gente de montaña y la ironía trágica de los poemas de Ha Jin Modos de hablar y La inscripción.

            Aunque la difusión de autores chinos contemporáneos en Latinoamérica vira más hacia los narradores, pensemos en Gao Xinjian, Mo Yan o Qiu Xianlong, la poesía aún sigue siendo un terreno desconocido. Varios nombres saltan a la vista cuando revisamos el índice: Bei Dao, Xi Chuan y Duo Duo, este último con un volumen de poesía editado por Valparaíso en una edición bilingüe. Muchos otros, sin embargo, están inéditos en español, tenerlos a todos ellos en un solo libro constituye una inusual oportunidad que no debería pasarse por alto.

            Por otro lado, la labor de traducción para este volumen es notable. Las obras presentadas en la antología provienen de traducciones al inglés pero también de traducciones directas del chino, algunos de ellos aparecieron en el dossier Breve muestra de poesía china contemporánea publicado en Circulo de Poesía en 2014.

            Asimismo, la selección de obras y autores proporciona al lector una vasta mirada a toda la riqueza estilística que va más allá de la experimentación propuesta en 1916. No obstante, un hilo subterráneo parece recorrer y unificar todas estas voces, un anhelo de permanecer más allá del tiempo. El poema Mensaje de Jidi Majia lo muestra con una sorprendente certeza:

A lo que aspiro,

Es a lo que alguna vez tú has aspirado.

No soy más que un símbolo

En la inmensidad del firmamento iluminado de estrellas.

            Es cierto, ¿qué son cien años comparados con el vasto mar del tiempo?, ¿qué son cien años para un pueblo que es más viejo que la memoria? Esta certeza palpita en muchos textos, mientras que en otros la preocupación del poeta por el instante se vuelve un asunto de vida o muerte.

            La historia de Pan-ku nos cuenta que fueron necesarios dieciocho mil años para que el gigante primigenio separara la tierra del cielo y otros dieciocho mil para que pudiera descansar de semejante empresa. Sin embargo, bastó un instante para que la muerte entrara en su ser y la creación iniciara su canto. Para la poesía parece ser equivalente, lo compruebo después de leer este libro, es necesario vivir, y vivir años y años con intensidad  para que el instante de la creación toque la conciencia del ser, la creación de otro modo nunca sería posible.

 

 

 

Share Button

Escribe un comentario