title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Poesía italiana actual: Cinzia Marulli

08 Mar 2017
Marulli_Portada

Presentamos una muestra de la poeta Cinzia Marulli (Roma, 1965). Siempre ha cultivado su pasión por la poesía y la literatura, extendiendo su búsqueda también a formas de experimentalismo que han llevado a la creación de una fusión entre diversas formas artísticas, como música, pintura, video-arte. Organiza y coordina eventos y encuentros culturales con la finalidad de difundir la poesía. Para la editorial Progetto Cultura cuida la colección de cuadernos de poesía Le Gemme.  Ha publicado los libros de poesía: en 2011 Agave; en 2013 Las mantas de Dios traducido al español por Emilio Coco, con la introducción de Mario Meléndez; en 2016 Percorsi con la introducción de Jean Portante. En la actualidad está traduciendo al italiano algunos de los más representativos poetas chinos contemporáneos. La presente muestra son poemas que aparecen dentro de Percorsi, en traducción de Emilio Coco.

 

 

 

 

+ 6 minuti

è durato il viaggio

360 battiti scanditi

su un foglio bianco

e forse è solo il pensiero

a tornare indietro

a tornare tanto

che quasi sembra

non essersi mosso.

 

Ma non è la distanza

a fare la differenza

sono quei piccoli

sconcertanti  6 minuti

a tagliare il traguardo.

 

*

 

+ 6 minutos

duró el viaje

360 latidos marcados

sobre el papel en blanco

y acaso sea sólo el pensamiento

el que vuelve atrás

que vuelve tanto

que parece casi

que no se ha movido.

 

Pero no es la distancia

la que marca la diferencia

son esos pequeños

desconcertantes 6 minutos

los que superan la línea de meta.

 

 

***

 

Tu lo sai cosa c’è oltre?

A volte credo di aver fatto il viaggio

ma non so se era immaginazione

 

certo, il sogno porta nella luce

ma io ragiono con la misura

della terra

e non so comprendere

il senso bianco delle nuvole

 

*

 

¿Tú sabes qué hay más allá?

A veces creo haber hecho el viaje

pero no sé si era imaginación

 

ciertamente, el sueño lleva hacia  la luz

pero yo razono con la medida

de la tierra

y no sé comprender

el sentido blanco de las nubes

 

 

***

 

Eppure c’è un sentiero

che porta in alto

in quel luogo di sole

dove l’ombra è amica

 

un luogo piccino

che affaccenda il respiro

e il riposo saluta

come farebbe un amico

 

e questa chiave

che giace a terra sconsolata

sa che non ci sono serrature

in quella porta

 

il varco è aperto

attende il passo

lentamente sorridere

perché giocano i bambini

e loro non hanno segreti

 

e nulla è chiuso.

 

*

 

Sin embargo hay un sendero

que lleva hacia lo alto

en ese lugar de sol

donde la sombra es amiga

 

un lugar mínimo

que atarea el aliento

y el descanso saluda

como lo haría un amigo

 

y esta llave

que yace en el suelo desconsolada

sabe que no hay cerraduras

en aquella puerta

 

El camino está abierto

espera el paso

sonreír lentamente

porque juegan los niños

y ellos no tienen secretos

 

y nada está cerrado.

 

 

***

 

In questa solitudine

che esplode

il mare

lontano e quieto –

nasconde la potenza

di un animo perso

 

Lì giù,

dove neanche la luce

può arrivare

c’è l’onda che freme

 

e la roccia è niente.

 

*

 

En esta soledad

que estalla

el mar

lejano y quieto–

esconde la potencia

de un alma perdida

 

Allí abajo

donde ni siquiera la luz

puede llegar

está la ola que brama

 

y la roca es nada.

 

 

***

 

C’è una luce lieve

lungo il sentiero di Santiago

dove i piedi sanguinano solitudine

mentre calpestano

le briciole lasciate a memoria

 

E nel tremore delle mani

di mani che pregano

l’uomo va, inarrestabile,

alla ricerca di quell’oltre

che dia senso a ogni cosa

 

Il desiderio di inciampare

su una radice gemmante di bene

che possa rompere il fragore delle guerre

è la forza che sospinge

 

Il dono atteso, quel sentimento bianco

sotto la terra smossa dal coraggio

nelle ferite che colano l’unguento sacro

forse non si conquisterà mai.

 

In fine

tutto si spiega, ‘che il peso del mondo

l’assurdo peso di tanta pietra

grava solo su una poverissima corona di spine.

 

*

 

Hay una luz leve

a lo largo del camino de Santiago

donde los pies sangran soledad

mientras pisotean

las migajas dejadas para memoria

 

Y en el temblor de las manos

de manos que rezan

el hombre va, imparable,

en busca de aquel más allá

que de un sentido a cualquier cosa

 

El deseo de tropezar

en una raíz que germine el bien

que pueda romper el estruendo de las guerras

es la fuerza que empuja

 

el don esperado, aquel sentimiento blanco

bajo la tierra movida por el coraje

en las heridas que dejan gotear el ungüento sagrado

acaso no se conquiste nunca.

 

En fin

todo se explica, que el peso del mundo

el absurdo peso de tanta piedra

carga sólo sobre una pobrísima corona de espinas.

 

Share Button

Escribe un comentario