title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Poesía mexicana joven: Paola Llamas Dinero

15 May 2017

Presentamos tres poemas de Paola Llamas Dinero (Guadalajara, Jalisco, 1992). Es coordinadora del festival de poesía POEMM y diversos eventos independientes alrededor del país. Autora de “Bestia y fuego” (Mono ediciones, 2015).
.

.

.

.

NO MÁS POEMAS TRISTES

A Kanye West

Me cansé.

No hay espacio en el cielo
de mis ojos para cosas absurdas,
tú en la verdad
eres un gato
observando mis manos,
desde la luz del sol que cae sobre el suelo
observas cuidadosamente.

La verdad es un filtro importante
– detenerse es necesario –
me observo el ombligo
me observo las manos sucias
observo mi sombra modificándose
al paso de la luz
observo la luz que me rodea.

Cómo es que el siglo acabó con todos ellos
cómo es que no puedes más que llorar
cómo es que no hay besos
como los besos que tus ojos llenan
en mi cuerpo.

Cómo es necesario
decir que no es necesario,
los poemas tristes acabaron conmigo
como la obscuridad acabó como todos ustedes
corriendo sin ver
no se dan cuenta que golpean a los otros
se tropiezan con sus propios pasos.
No estoy lista para fracasar
en la mentira
pero sí para ser como el gato
que observa la luz
que cae sobre el suelo
y duerme en ella
y ama
y toca cuidadosamente
las manos
que lo protegen.

.

.

.

.

COSAS QUE DICEN Y DIGO

Dijiste, nos estamos haciendo viejos
y vomité sobre mis manos
y vi lo que tenía dentro
y me asusté,
quise bailar y no bailaste
dijiste nada nunca
fue una máquina de palabras
un poeta no puede no drogarse
no me mientas.

 

Dijiste te extrañé
y te clavaste tras de mí a las 4 de la mañana
mis manos son dos bolas de pelo
atrapadas en la garganta de un felino fantasma
mis manos plastilina
se embarraron para siempre
en tu barba crecida de días.

 

Dijiste nadie sabe lo que hay dentro de mí
porque no son yo
y el infierno está adentro,
dijiste
mis amigos están lejos
y no quiero morirme solo
tengo una herida en el pecho
no iré al hospital.

 

Te dije nunca sabré lo que es correr
sosteniéndome los senos
por la gravedad,
pero puedo vestirme de hombre
en una fiesta.

 

Nos dijimos te extraño
aun sabiendo que estaremos lejos
siempre.

 

Te dije
acompáñame por un helado
a otra parte donde le llamen “montaña”
o roca o cascabel.

 

Quiero ser una foto instantánea
de un atardecer y que la
llames: selfie #789
mientras muero.

 

Dijiste mi novia se puso celosa de ti
porque no sabe que los amigos se quieren
y la poesía nos ató
y nos tatuamos en los brazos la muerte,
y nos regalamos una piedra
y un río
y el río se llevó nuestros versos inservibles
los haikus, es decir
la mugre de la ciudad devorada por Godzilla.

 

Dijiste,
las personas son pequeños poemas
Paola
cómo saber que algo está podrido
hay poemas lindos, otros no tanto,
te dije me pinto las uñas de rojo
para disimular la sangre que traigo en las manos siempre
cuando toco algo y lo rompo
y luego lo extraño
y luego lo busco
y me siento sola
y lloro por dentro mientras me pudro
de tanta humedad,
pero gracias al cielo existe internet
voy a prender una veladora.

 

Te dije soy adicta a los screenshots
y las cosas no pueden retenerse,
dijiste en este momento siento odio por ti
dijiste poeta egoísta
dijiste tráeme una torta ahogada
dijiste estás borracha
dijiste tu nombre son tres emoticones del whatsapp
dijiste fue una noche muy linda, no crees
dijiste estoy tomando pastillas otra vez
dijiste diez besos sin conexión, paola 🙂
dijiste no me siento bien
dijiste estoy en el día que Eva descubrió su cortadura
dijiste tienes que aprender a controlar tus emociones
dijiste me di cuenta que tengo mucho tiempo libre para llorar
dijiste voy a salvar focas bebés me acompañas?
dijiste eres una casa móvil
dijiste tengo muchas ganas de matarme
¿estás?
dijiste te dejé un beso pero no me acuerdo dónde
dijiste ._. no mames
dijiste VEN PAOLA PARA CONTAGIARTE TANTITO
dijiste sí quería ir
dijiste Paola fue un encuentro místico
dijiste yo no puedo el viernes, sorry
dijiste eres el amor en corazoncitos flechados así <3
dijiste hablemos del 2000
cuando teníamos 8 años y esperábamos en el pasillo
de la escuela con las piernas explayadas
dijiste disculpe las molestias regresamos en15 minutos D:
pero le dibujas esa carita, eh
dijiste para una cagua sí alcanza
dijiste diviértete
dijiste nos vamos?
dijiste escribe un poema de cosas que no existen
dijiste se me acabó la pila
dijiste me da miedo picarte el ombligo
porque te vaya a salir agua
dijiste te acuerdas?
dije, a veces no
y luego me solté.

.

.

.

.

TENGO ESTRÍAS Y NO TENGO HIJOS

 

No estoy segura
pero creo
que el cuerpo es
un campo de bacterias
microorganismos
fluviales
circuitos sin cause.

Reptaste sobre mi circuito
buscando
la forma de mi voz
pero mi voz no
tiene forma,
te lo dije
pero estabas mirando
las voces maquilladas
de otras voces.

No dejaste
de quererme
pero dejaste de gustar de mí
de comer
de mí
una canasta con frutos pasados
apenas espuma.
El espejo
roto no es
yo,
aunque a veces,
se parezca mucho
a mí.

Sobre todo
cuando pienso en la belleza
de las frutas
la sangre de las frutas
los amantes de las frutas.

Mi vientre no es la casa de nadie
porque nadie no habita
en mi vientre.

Lamento
las sobras absurdas
de ser yo
en sobras absurdas
postrándome ante ti
como una carnada
herida.

Lamento
la raíz del abandono.

Lamento el mar callado
de no mantenerte
sobre la arena.

No,
mi cuerpo no es yo.

No cabe
en la perfección
de tus manos
quise decir ojos
quise decir fantasma
quise decir invento
quise
decir no existo
quise decir
a la mierda tus ojos
que no pueden verme dentro.

Dentro
las entrañas no son parte
de mi cuerpo
porque no puedes verlas,
la tripa disforme
que recorre
mi carne.

Dos plantas del pie
plantas
negras de mugre
por la tierra que me ensucia
no es mi culpa.

Las plantas del pie
sobre las plantas
del otro
y pienso que el otro
es la tierra que me ensucia
o me enraíza
o me corta de tajo
porque la planta del pie
no es mi cuerpo
porque no
te sirve para nada;
como yo
o mis entrañas
o mi matriz plagada
de coágulos añejos
o los hijos
que no tengo
las estrías de mi corazón
manipulado.

No

es necesario llorar.

.

.

.

.

Datos vitales

Paola Llamas Dinero (Guadalajara, Jalisco, 1992). Ha colaborado en diversas publicaciones nacionales e internacionales como el blog Tenían veinte años y estaban locos,  Enter Magazine, Transtierros, Broken English, entre otros. Aparece en las antologías Pasarás de moda (Editorial Montea, 2016) Hot Babes (Ojo de Pez, 2016) En esta esquina fanzine (2016) Ha sido traducida al inglés y portugués. Es coordinadora del festival de poesía POEMM y diversos eventos independientes alrededor del país. Autora de “Bestia y fuego” (Mono ediciones, 2015).
@mujerdiminuta

 

 

Share Button

Escribe un comentario