title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Xochitlájtoli: Margarita León

12 Jun 2017

Continuamos con la serie Xochitlájtoli, muestra de poesía en lenguas indígenas, coordinada por Martín Tonalmeyotl. En esta ocasión es el turno de la poeta Margarita León. Pertenece a la cultura Otomí de Hidalgo, su lengua materna es el Hñähñu del Valle del Mezquital. Psicóloga de la Educación, Mtra. en Psicología Cognitiva y Aprendizaje de la Universidad Autónoma de Madrid y FLACSO Argentina. Tiene una especialidad en Lectura y Escritura por la Universidad de Buenos Aires. Ha participado en diferentes  recitales en México y el extranjero. Ha publicado narrativa y artículos sobre la poética originaria. Diseñó e imparte el taller de creación poética originaria en lengua Hñähñu, Tepehua y Nahuatl en comunidades de su estado. Presentó en la Feria Internacional del Libro del Palacio de Minería  2015, el libro: Palabra que Ilumina. Fue becaria del Fondo Nacional para la Cultura y las Artes 2014-2015.

 

 

 

Ha ma ngu

 

Madetho ya njädo hñats’i

Xa that’i ha ya boja xa y’ohni

Ko ya thedi dega njom’ahmi ne ya hñädondo

Da jut’i di ge’a ma u’i.

 

Di bui ma ngu

di honi ra kut’i

otho ya gosthi

ya kut’i ri ma ha boni.

 

Ha ya hinte johya,

ra fänthai hinte nt’ot’e

dutu xa ät’i

ha made ra nguxju,

 

Ge’a ya tsant’i dige’a hingi tagi

ri mponi hinte ma kuhu,

ri ot’e hotho ya u’ada

ya ndäxjuä otho ya m’etsamfeni.

 

Di y’o ma ngu

in xahño da ehe, di b’ai

di hñandui  n’a ra juat’i di beni

dega hñu ya ua,

 

Ri nt’ode ya santhe hinte ma b’ida

ya ntuhu hinto ma zu’e r’ato ya ua

tsi ra zi nänä hinte kä

ne ra hñe ge’a ra mahets’i.

 

Di bui ha ma ngu

ji hinte ma ñ’uji, xa guadi

ko ra n’anthede dige’a n’a ra nxutsi

ha ma yopabeni

mfet’i tumu

ha ma pumfri.

 

Di bui ha ma ngu

made ha ya zunja ri hñats’i

mañä ha ma b’eni dega denthi

nhuäni ri nzäni da ndo ri nhñandui ra gosthi

ri tom’i ri pengi.

 

 

 

En casa

 

Entre paredes flotantes

atada a los barrotes dibujados

con risas de máscaras y arlequines

que arrastre de mis sueños.

 

Estoy en casa

buscando la entrada

no hay puertas

entradas hacia fuera.

 

Hay vacíos contentos,

polvo sin muebles

ropa calcinada

en medio del hormiguero,

 

son círculos de equilibrio

cambiantes sin color,

que decoran los magueyes,

antiguos sin memoria.

 

Estoy en casa

inoportuna, de pie

frente a una silla imaginaria,

de tres patas,

 

se oyen cuerdas sin violines,

canto sin cigarras, los insectos,

devoran la luna vacía

y el barranco que es el cielo.

 

Estoy en casa

sangre sin venas, concluida,

con la sonrisa de una niña

en mis recuerdos

aleteo de mariposas en mi olvido.

 

Estoy en casa

entre cactáceas flotando

sobre mi cama de palma,

arrullo sollozante

sauce petrificado

frente al pórtico

esperando tu regreso.

 

 

 

Tsibi

 

Ya despi habu b’edi ya da

xa huet’i nzo mui,

ya saha ge ri foke ya tagi y’e

ri pengi punts’i nu’a hinda t’ot’e

nkuka ya t’enipa dige’a ra pigi tagi

ya xui sehe ko ra fuoti.

 

Tsoge ri despi

Ha made nunadäy’e

 

 

 

Fuego

 

Brasas en lugar de ojos

extinguidas, estómago ardiente,

dedos que revientan gotas de lluvia,

se vuelven quimeras,

saborea las horas del gotero

noches con principio.

 

Ceguera progresiva del recuerdo

enciende tus brasas,

en medio de este aguacero.

 

 

 

Ra umui

 

Di ne nuets’i m’ats’u y’a ra t’uka mbon’i zu’e ge ha ra t’ähä

da za da pädi ge ya otho njo’o ma n’a.

 

Ne nu’i,

ge ko n’a ra  hoga ngätsi

xka kut’i ha ma nget’i tihña

habu xka honi ne ga handi

nuna ntsu ge bi doni  ha ma mui,

t’ukambon’izu’e ge bi honi ngu n’ ara

t’uka bätsi ra zi muidebi di ge’a ra ximhai.

 

 

 

Dolor de estómago

 

Envidio al diminuto animal

que en sueños puede saberse único

 

Y tú,

soplo noble y perverso

entraste en mi frágil pecho,

hallaste la cobardía que florece

en mis entrañas

insecto que exploras, infante,

el vientre de la tierra.

 

 

 

Thogi

 

Dra yopa hneki ra nxika mothe

mpets’i otho mpaha

ra hmafi hinto’o bi thädi.

 

Da b’ai nubu njabu njo’o, mpobo dega t’adehe

ha gatho ya xui ri ma ha ra nkui ha ra enihai

ha ra u’i ge hats’i ra nzäni ya bätsi.

 

Da tsudi gatho ya ntsuxji xa ts’uti

ra yopapede  ya nthuts’i ge ri häki.

 

Da b’ui ha ra nthejuadihmä in xahño

ndi tom’i ha ra gosthi ra otho mpaha

ra thuxo dega fänthai ge hingi pat’i,

ra pont’i hingi unga ra humui

nxina nthandi

hinham’u zäni

 

Di tutabi ra ndähi ge da tsudi

ra  ñ’engamfeni ra yot’ab’atha.

 

 

 

Pasado

 

Fui reflejo del mar

lamento del sosiego

llamado que no tuvo respuesta.

 

Estuve en la usencia, mojada de vino

en todas la noches enfiladas al destierro

en el sueño que amanece llorando a los niños.

 

Hallé a todos los cobardes colgados

al recuento de sumas que restan.

 

Habité en el verso inoportuno

esperando que la puerta del hastió,

cobijara de polvo

la cruz que no consuela

 

Canté al viento cuando descubrí

la ficción del desierto.

 

 

 

Sei

 

Ya handa ko ya noya raki re paha

mbo ya hai ska pot´ i ya u´ada

b´ini ge na ra t´ähi da otsi ma dumui.

 

Noya gu ya pe

Ga nguent´i

ri nzaki gu ra boja

gi  heki ma nthede

kora pont´ i gi jat´ i ya noya.

 

Ya saha gu ra detha

ya t´afi da boni na

ya  u´ada pa da poni ra sei.

 

Gi punt´ i  ya pa bi thogi da

u´ i   ge da ma ko ya jeya

gi du ha ya hotho xui,

gi bui manak´ i  ge gi nangi.

 

Di ne gi ma ha ra hai

habu ha ya xingri

ri bui in majuani

ma y´ehu

 

pumfri njo’o ya xudi.

 

 

 

Sei

 

Miradas promisorias

entre huertos de magueyes

espinas de mezquite

que surcan los lamentos.

 

Palabra de biznaga

dignidad de hierro

pensamiento de espejo,

que perfora mi sonrisa

punto de cruz que borda palabras.

 

Dedos de maíz

que zurcen mis días

sofocados de maguey fermentado.

 

Nuestra esperanza de ayer,

marchita de sueño

de años sin existencia,

esencia que muere y renace

cada mañana

muerte lenta, pausada,

despojo de pasado

hilos de mazorca que atan

nuestras manos

 

olvido del futuro.

 

Share Button

Escribe un comentario