title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Xochitlájtoli: Alberto Gómez Pérez

02 Oct 2017

Continuamos con la serie Xochitlájtoli, muestra de poesía en lenguas indígenas, coordinada por Martín Tonalmeyotl. Toca el turno de Alberto Gómez Pérez (Huitiapan, 1966). Poeta y escritor tsotsil. En 1994, obtuvo el Premio Nacional a la Juventud Indígena. En 1999 ganó el Premio Estatal PAT O’TAN a la mejor obra inédita en poesía indígena. Sus principales obras: 1996: K’evo yu’un kajvaltik xchi’uk yalab snich’nab/ Palabra para los dioses y el mundo; 1997: Ak’o mu xtup’ sat le jtotike/ Que no se apague el sol; 2001: Yok’el k’ak’aletik/ Llanto del tiempo; 2012: K’unk’un lajel/ Muerte lenta. Antologado en: FLOR Y CANTO, cinco poetas indígenas del Sur, 1993; Tema y Variaciones de la Literatura No. 13, Indianidades Literarias, 1999; Words of the trae peoples/ Palabras de los seres verdaderos, Tomo II 2005; LAISSEZ PARLER NOTRE CCEUR, Xix poetes indiens du Chiapas 2007; III Festival de poesía, las Lenguas de América, UNAM, México, 2009.

 

 

 

Ch’ayob o’ntonal

 

Jujunno k’ak’al asate chsut’ sme’anal jlumale,

chajoy ta ch’ayob o’ntonal,

chajovives, teje chach’aybe yo’nton ta k’usitik, ch’ayebal,

[uch’obal, ja’ te k’usi nopbile.

Ch’ayobil o’ntonal chi’ x-elane chnupvan,

k’usi tsakbilxa xchi’uk nupele, tsmich’ ta lo’lojel.

Chikil vayalikxae tst’ujik lokob, ach’ talel kuxlejal.

Sts’uts’vane k’usi mu’yuk nopbile

chjulav

ta skuxulal chi’ich’el kuxlejal kuxlebile.

 

A ti jset’

snichkok’ik jnaklometike

ja’ sti’ sna sp’ijilal

slekil toyelal jlumal

tsk’el sba ochel ta yutil k’aluk to ta pana.

 

 

 

Embeleso

 

A Don Jacinto Arias Pérez

 

Día a día tus ojos pillan la humildad de mi pueblo,

acorralas con tentaciones,

alocas y luego hipnotizas con raras taras, jarras y barras programáticas.

El dulce embeleso besa,

y, presa y beso, esclavizan con perfidia.

Adormiladas neuronas fijan imágenes y modas sociales.

El beso de la inconciencia

despierta

en la sangre vívida de la vida vivida.

 

Este pedazo

de antorcha social

son las puertas de la razón

de la dignidad y gloria de mi pueblo

que mira hacia adentro y hacia afuera.

 

 

 

Ch’abetel

 

Ja’ yu’un J-antun Lopis Ernantis

 

Ta yutil snajilal ch’ulelale

chilub smalajel spech’il jalijele.

Jchi’il lek xkojtakine, vayal ta yolilal nichim,

ch’ulk’op xchi’uk mujil nuk’ulaletik,

sna’obilal xchi’uk sme’anajel,

xch’abet tsvayichin snuk’ilal

ok’ilal oy sbek’tal sbakile.

K’uxi xi jun bats’i vinik ta skotol yo’nton

tsk’ej ta snuti’ k’usi mukultabile.

Ta patil chyiktajan k’usi chyotes svayichal

yantik vayiche.

 

 

 

Sosiego

 

Para Antonio López Hernández.

 

Dentro de la casa de descanso

me canso de esperar al ganso tiempo.

Mi amigo, duerme entre arreglos florales;

rezos y voces de aromas,

evocaciones y nostalgias,

sosegado, sueña los fonemas

de mi lengua de carne y hueso.

Con celo tsotsil

guarda en su alforja los secretos.

Deja los sueños que han de inducirnos a soñar

nuevos sueños.

 

 

 

Slo’il lo’il

 

Lo’il xchi’uk lo’ile,

tsjules ta jol o’ntonal

k’u x-elan chapal te’ak’etik,

k’ak’aletik xojobin ta yo’nton jujun jteklum,

tok limil ta xanebal

tspixbe yok jxanvile,

yayaneb, slajel, scha’ayaneb jteklumetik.

 

Totilme’iletik ta sti’ sna balumil,

nichimetik xmuet

tsmuiltas ch’ul kajvaltik ta lumvinajel;

chonbolometik suketik ta yok sk’ob te’ak’etik,

yets’omal sk’eo mutetik ta yok ch’ul ojovetik,

lo’iletik xnuxetik ta bebe uk’um,

sk’op jnaklometik xk’avk’une:

nich k’op,

nich tse’e lo’il,

xik’ yets’omal k’evo

svilet ta o’ntonal me’on xkuxle:

stsatsal bats’i vinik-antsetik.

 

Sjep’elul

Totilme’iletik majbil ikomike,

snopelal kuxlajal kejel komen,

sap’etel osil.

 

Ch-ayan ach’ lo’il

xkotkun chlik ta xambal;

ch-ak’ota o’ntonal ta nich k’ok’e,

tsmak’lintas j-ayanome.

 

K’oponel te’ak’etik,

uk’umetik, vitsetik, xajabetik, ik’etik;

ojovetik x-avetik ta baba toke;

mutetik alak’ sba sk’eoe, makal yeik.

 

Sa’el jtukeltik no’o,

yuch’el xchik’ balumil sts’ujlajet ta jujun sobe,

sve’el chikinte’ xchikintao slo’ilal kuxlejale,

bonel ta moltotil,

sk’oponel o’ntonal, vayichijenbail:

 

Sju’elal ta tuketalil,

yipalil,

stsatsalil k’uchaluk yantike,

sp’isel vilel, slikesel;

ta van sta na’lejel, utel, p’ajel;

ta van xmakbat sti’ sna kuxlejale.

 

Ipalile, ju’elale, yesobal eile,

p’ijil ch’ayem oxe,

nakal ta o’ntonal;

ta panae mu k’usi oy,

ja’ no slo’ilal lo’ile,

sna’obil talel kuxlejal ta vo’ne.

 

Tsatsuben xae:

ya’i k’usi albune,

ibat bu itakun batele:

istsobbanan tsajal ixime,

iy’ik’anan sakil ixime,

iyavutaan ik’al ixime,

ismeyanan k’anal ixime,

xmuyuba no itotsik likel,

iyich’ ak’anambel st’ilik,

iyich’ sa’anambel sjunik

ak’o sts’ibaik slo’ilal ach’ kuxlejale.

 

K’anal ixime va’alik ta slok’eb k’ak’al,

ik’al ixime chotolik ta sbateb k’ak’al,

tsajal ixime metselik ta slok’eb ik’,

sakil ixime kujulik ta sbateb ik’,

ischa’ ich’ ts’unel t’ant’an balumile,

ich’ata ta ch’ul pom,

itsan nichimetik,

kejelik ta sat yelov lo’ile.

 

Slo’il lo’ile pixvan ta xik’ xik,

xvilet, k’unk’un toy muyel ta vinajel,

¡te xviletik jkaxlanetike!,

¡vilotik kuch’a’lik euke¡.

 

Ta xbat xa bankilal lo’ile,

laj xa sjules ta jol o’ntonal

yipob kuxlejale.

 

Sikil ik’e xjubet ta satil,

stse’in no xojobal p’ijilal

smeyo sba xchi’uk lo’iletik,

totilme’iletike ¡isk’oj snamte’ike!,

“mol lo’ile ja xa no chchanubtasvan”.

 

Nakato chlik ta otolanel ach’ jabile,

mu bak’in snup’ sba sts’otle kiletal chone,

mu bak’in, mu bak’in, mu bak’in.

 

 

 

Pláticas con la historia

 

Parlar con la historia,

despierta en la conciencia

mosaicos de selvas,

luz de días en el corazón de los pueblos,

nube tendida en los caminos

abrigo de los pies del caminante,

nacimiento, muerte y resurgimiento de pueblos.

 

Padres-madres en la puerta del mundo,

aroma de flores

que perfuman al dios de la tierra y del cielo,

fauna en el suelo y en ramas de árboles,

eco del canto de pájaros ante el ch’ul Ajau,

historias que nadan en los ríos,

castañeo de lenguas de los pueblos:

flor de idiomas,

risa floreada de la historia,

ala y vuelo del eco de cantos

en el corazón huérfano:

fortaleza firme de hombres y mujeres.

 

Pedazos

de los padres-madres apaleados,

filosofía hincada,

ambiente gris.

 

Nueva historia brota

y gatea;

en las flores del fuego el corazón danza,

nutre a la pequeña semilla.

 

Conversar con los árboles y bejucos,

con los ríos, con los cerros, con los abismos, con los vientos;

Ajauves que aúllan encaramados en las nubes;

aves de hermosos cantos, en silencio.

 

Buscarse uno mismo,

beber las gotas frescas del sudor de la tierra,

comer el hongo que siempre escucha historias,

untarse del abuelo protector,

hablar el corazón, soñarse:

 

Luchar solitario,

tener potestad,

valentía como los otros,

probar el vuelo, iniciar;

ridiculizado, moralizado, desechado;

las puertas de la vida, obstruidas.

 

La fuerza, la autoridad, el aliento,

y esa conciencia extraviada,

mora en el corazón;

afuera, sólo desolación,

discurso de historias,

remembranza de cuentos vividos.

 

Fortalecido:

atiende el mandato,

cumple las instrucciones:

el maíz rojo amontonados,

el maíz blanco convocados,

el maíz negro aclamados,

el maíz amarillos acompañados,

altivos se irguieron,

arco con flechas se le dio a cada uno,

hojas de papel

para que escriban la nueva historia.

 

Al Norte el maíz amarillo, alineado,

al Sur el maíz negro, sentado,

al Este el maíz rojo, acostado,

al Oeste el maíz blanco, postrado;

se resiembra la tierra árida,

se sahúma con incienso,

se enciende las velas,

ante la historia, postrados.

 

La charla de la historia cubre con alas de águila,

se sobrevuela, se eleva lentamente al cielo,

¡ahí vuelan los kaxlanes!,

¡a volar como ellos!.

 

Se despide el Tío historia,

resucitó en la conciencia

desde la resistencia a la vida.

 

El viento frío acaricia el rostro,

abrazadas en risa luminosa

la razón y la historia,

los padres-madres ¡golpean su bastón!,

“las narraciones pasadas adiestran”.

 

Comienza el nuevo conteo de los katunes,

el círculo de la serpiente aún no cierra,

todavía falta, todavía falta, todavía falta.

 

Share Button

Escribe un comentario