title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Xochitlájtoli: Pedro Uc Be

15 Oct 2017

Continuamos con la serie Xochitlájtoli, muestra de poesía en lenguas indígenas, coordinada por Martín Tonalmeyotl. Ahora es turno del poeta Pedro Uc Be (Yucatán, 1963). Es Licenciado en Educación Media en el área de Ciencias Sociales por la Escuela Normal Superior de Campeche. Es autor de varios poemas y ensayos en algunas revistas entre las que destaca la “Revista Sinfín”, “El colibrí”, “La Ojarasca”, y “Al Pie de la Letra”. Ha sido galardonado con el Premio Estatal de Poesía “El Espíritu de la Letra” en maya, con la obra “U majan kaajilo’ob noj kaaj” en 2015 y en 2016 con “Sak Bej”; también premiado por el V Festival de la Cultura Maya (FICMAYA) 2016 con el poemario “U K’u’uk’ u Tsikbal Xya’xche’”.

 

 

 

NÉEN

 

Néen u ja’il a wich yuuk,

ti’ ku néentkubáa tu ja’il sayab

le ken a ni’chi’it u ja’ili’,

néeno’ob yach’ik u táan a wich.

 

Ti’ ta k’ajóoltaj máaxechi’,

ti’ ta wilaj a nool tóoka’ab

tumen u k’áak’il ts’ooni’,

ma’ili’ yanak a na’at tu táan kíimili’.

 

Ti’ p’at pektal u paakati’ ,

ti’ pekekbal utia’al a chiichi’,

ti’ je’ela’an utia’al a yuumi’,

ti’ ku ninibaankil utia’al a na’i’,

ti’ xan yaan utia’al a kiiki’.

 

U paakato’ob ka wuk’ik

le ken a túunt le ja’o’,

u yicho’ob ka paktik

le ken chíinik a wich yóok’ol u bo’oy.

U ki’ibokilo’ob ku máan ta ni’

le ken u yúuts’bent le ja’o’,

u xtóosa’il a wich ku yuk’iko’ob

le ken a ts’u’uts’ u yoochelo’ob ich le ja’o’.

 

Túulis a paktik u tsikbalil le néeno’,

ja’ali’ ka wáak’ u ch’i’inile’,

k’íitil tu beetaj u tséetsejal a ch’i’ibal,

beey sa’ap’ik u k’a’ajlayil a xíimbalo’.

 

 

 

ESPEJO

 

Espejo es el agua de tus ojos yuuk,

en el agua de la fuente se mira

cuando roza con sus labios el agua,

espejos aplastan su rostro.

 

Ahí descubriste tu dimensión,

ahí conociste a tu abuelo quemado

por el fuego de la escopeta,

cuando aún desconocías la muerte.

 

Ahí quedó derribada su mirada,

ahí yace la de tu abuela,

ahí reposa la de tu padre,

ahí vibra la de tu madre,

y también la de tu hermana.

 

Bebes esas miradas

cuando tocas sus aguas,

miras esos ojos

cuando se posa tu rostro sobre su sombra.

Sobre tu nariz camina su aroma

cuando el agua se deja oler,

beben la llovizna de tus ojos

cuando tus labios tocan su rostro lacrimoso.

 

Íntegra es la historia del espejo,

hasta que explotó el siguiente cartucho

que esparció las astillas de tu estirpe,

así secaron la memoria de tus pasos.

 

 

 

PÓOK ICH

 

Ma’ili’ sáasilkuunta’ak a wotoch

tumen u juul Yuum K’iini’.

Le beetik ma’ tu tsa’ayal tu beel in paakat,

wa túun a máatsab béech’k’a’abtiken,

wa u chakpak’e’enil u tso’otsel a pool

ku jáaxta’al teech tumen u ko’il nojol iik’.

 

Kekexkil in wich tu táan

u jolo’ochil a paach,

babaykil u bin u yúumbal a t’e’et’.

 

U le’ a sak’abile’

ku bin u pi’itil tumen u ko’il iik’.

A k’ebe’estikabáe,

ma’ chika’an wa tia’al a tokikabái.

 

Beey la’alajkil tia’al

a muk’yajtik u ki’il u yúuntikeche’.

Taak ka’ach in nookkik a xpóokobil,

ba’ale’ ch’éen bakáan binen in póok in wich

ich u koolil tu’ux ku yaajkuntikech u chokwil k’iini’.

 

 

 

ALARDE

 

Aún no aclara tu casa

por el caño del gran Sol.

Por eso se enturbia mi aprecio,

tal vez tus pestañas me llaman,

o es tu enrojecido cabello

que alinean por el tunante viento del sur.

 

Avivados andan mis ojos

sobre el ropaje que cubre tu cuerpo,

en soberbia danza.

 

Las hojas de tu caña

son despojadas por un febril viento.

Tus ondulantes arrebatos,

no parecen rechazos.

 

Son al parecer de mis ojos

la angustia del regocijo de tu vaivén.

Quise implorar sobre tus semillas asadas,

pero me encontré con tu alarde

en la milpa donde te incendia los brazos del sol.


 

 

TIKINTAK

 

Tikin u bóoxel in chi’ aajik bejla’e’

ka jo’op’ u téetek kaxtik u ch’uulil a tia’ali’

ba’ale’ ts’o’okili’ u tijil xane’.

 

Ma’ yo’olal ma’ ts’u’uts’a’ani’,

mix yo’olal ma’ susulkilil a wíinklili’.

 

Leti’e’ Yuum Cháak áalkabeensa’ab

tumen le j náajal kalan k’áaxo’,

u bo’olil ma’ u beeta’al kool,

u ya’ax taak’inil u nu’ukbesa’al ba’al,

leti’e’ táakpajal ichil le j ka’p’éel icho’obo’.

 

Tu tikinkuunto’ob le kili’ich ts’ono’oto’,

tu suto’ob coca colail in chúuj,

tu jo’oso’ob u xo’ochel u pool a wiim,

tu tselo’ob u piixan u luuchil in wo’och k’eyem,

u ts’ooke’ tu jaik’iinto’ob beey tikin kay u bóoxel a chi’e’.

 

Ts’o’ok u tijil u bóoxel in chi’,

ts’o’ok u tijil u bóoxel a chi’

ts’o’ok u yokolta’al k o’och ja’,

chéen k yaakunaj  p’aatal to’on,

ba’ale’, bix ken k máans u yuuk’aajil túun.

 

 

 

SE HAN SECADO

 

Secos despertaron mis labios,

buscaron precipitados los tuyos

pero también se habían secado.

 

No es la falta de besos,

ni la falta de humedad de tu cuerpo.

 

Es la lluvia que desarraigaron

los blancos guardianes de monte,

los patronatos premios contra la milpa,

las rasgos de billetes verdes,

es la complicidad del indio vacío.

 

Secaron los cenotes sagrados,

convirtieron mi calabazo en coca cola,

intoxicaron tu pezón con pócima,

petrolizaron mi jícara de pozole

y tus labios lo convirtieron en disecado pez.

 

Se han secado mis labios,

se han secado tus labios,

se han robado nuestras aguas,

solo nos queda el amor,

pero ¿cómo humedecerlo?


 

 

IN WÓOL

 

Ma’ a kóonkintik u ki’imakil a wóol

wa x ch’up u ka’aje’

báats’ tep’t yéetel u k’íinlil a wíinklil,

wa xiib u ka’aje’

méek’ u k’i’inam u puksi’ik’al,

wa j síis óol u ka’aje’

ta’ak u k’i’inam u yooxoj.

 

Yuumtsilo’obe’,

tuláakal u jejeláasil ixi’im tu ts’ajo’ob ta wíinklil,

ma’ chéen u boonilo’obi’,

ma’ chéen u kóomil u k’iinilo’obi’,

mix chéen u chowakil u k’iinilo’obi’,

u ki’imakil u yóolo’ob xan u ch’a’ikuba’ob,

u yutsil xan u tia’alintikuba’ob,

u nojbe’enil xan u síijsikuba’ob.

 

Ko’olelech tumen u mootsech X Táab,

xiibech tumen u yóolech Yuum K’áax,

j síis óolech tumen u yiik’ech sak xaman ka’an.

Ba’ale’, ja’ali’ ti’ le Yuumtsilo’ob yaan kili’ich ixi’imo’,

u jeelo’obo’ soji’inkuunta’ab u yóolo’ob,

sa’ap’sa’ab u x ch’upilo’ob tumen cristiandad.

 

 

 

Yo

 

No contraigas el júbilo de tu ser

si mujer es su exactitud

véndalo con tu tibio cuerpo,

si hombre es su exactitud

abraza su afligido corazón,

si fresco de ánimo es su exactitud

guarda la aflicción de su ardor.

 

Los dioses,

con la diversidad de maíz hicieron tu carne,

no fue solo por sus colores,

no fue solo por su precocidad,

ni fue solo por sus largos días,

sino por el gozo de tomarse entre sí,

la riqueza de crearse en todos,

la grandeza de nacerse para todos.

 

Tú eres mujer por la raíz de X Táab,

tú eres varón por el retoño de Yuum K’áax,

tú eres sáfica por la brisa de Yuum Sak iik’.

Pero sólo los dioses tienen el sagrado maíz,

los extraños son seres en hojorasca,

secaron su liberación por la cristiandad.

 

 

 

J WI’IT’EN

 

Uj u chuunt’aanil u yóol in k’aba’,

tu chuun ka’an ku líik’il in wóolis ch’i’ibal,

u k’áak’il u yich in nool,

u wóolis piik in chiich.

 

Le ken koopots’chajak tu ka’anil,

tak le ken u ka’ muunkintubáe’

ku nook’inkubáa tu xiibil nojoch wíinik.

 

J wi’it’ tu k’aba’intilubáa u paalal

tumen u kiibo’ob u yich áak’ab,

ma’ yo’olal u yeexi’

ba’ale’ yo’olal uj u na’e’

uj-i’it’ u t’aan,

uj-i’it u búuk’,

uj-i’it’ u wíinklil,

uj-i’it’ u xilkubáa,

uj-i’it’ u náay.

 

 

 

J WI’IT’ SOY

 

Luna es palabra originaria de mi nombre,

mi estirpe se levanta redonda en el horizonte,

es la antorcha óptica de mi abuelo,

es el redondo piik de mi abuela.

 

Cuando se hace guadaña en las alturas

hasta que recupera su tierna edad,

cobija el signo varonil del pudor.

 

J Wi’it’ se nombran sus hijos

son cirios del rostro nocturno,

no por su calza,

sino por ser vástago de la luna,

uj-i’it’ es su palabra,

uj-i’it’ es su hábito,

uj-i’it’ es su cuerpo,

uj-i’it’ es su insurrección,

uj-i’it’ es su sueño.

 

 

 

XÍINBAT A XÍINBAL

 

Xíinbat a xíinbal maya paal:

ti’ ku jíiltik u jeléeb chak tsáabkaani’,

búukint u xokchuuyil u pu’uch

tia’al a lets’bankuuntik a k’a’ajlay.

 

Xíinbat a xíinbal aj maya ts’íib:

ti’ ku yáalkab tu yook jyuuke’,

ti’ ku xik’nal tu k’u’mel jch’úuye’,

ti’ ku xóob tu xa’ay u chi’ Yuum iik’e’.

 

Xíimbat a xíinbal xmaya ko’olel:

tu taamil u moots  xya’axche ku bin,

tu’ux ku tíip’il u táab x Táabay,

tu sakbejil ka’an kenik a jojopaankil.

 

Mina’an je’el bix a xíinbale’,

leti’ u jaajil u na’at Yuumtsil.

 

 

 

CAMINA TU CAMINAR

 

Camina niño maya tu caminar,

donde la cascabel cambia de piel,

¡viste! el bordado de su lomo

para que fulgure tu memoria.

 

Camina creador maya tu caminar,

corre en los pies del yuuk,

vuela en las plumas del gavilán,

musicaliza en la comisura del viento.

 

Camina mujer maya tu caminar,

en la profunda raíz del xya’axche’,

despunta la cuerda de XTáabay,

decora el parpadeo del sak bej.

 

Tu caminar no tiene igual,

es la huella de tus dioses.

 

Share Button

Escribe un comentario