title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Poesía holandesa: Jan Baeke

23 Nov 2017

Presentamos, en versión de Andrea Rivas, una muestra del poeta y tradcutor Jan Baeka (1956). Es parte de los organizadores del prestigioso Festival Internacional de Poesía de Rotterdam. Su obra poética consta de casi una decena de libros publicados a lo largo de veinte años y ha sido traducida al inglés, macedonio, alemán, francés, entre otras lenguas.

 

 

 

EL TECHO ABAJO

 

En la cocina vi a un coche caer del estante.

Entré pero me quedé ahí

soñé con el techo abajo.

 

Tu puerta se abre oscilando. O la ventana

en un soplo se abre, tira de golpe la vasija de la cajonera.

Especulaciones que desean proveer evidencia

para esta henchida tarde.

 

Ahora cortas los roles y el café

del periódico, en la mesa está dispuesto aquello que

tenemos permitido decir sobre coches cuando hay entre nosotros

motores corriendo.

 

El otoño está de camino, gotea óxido

de las camionetas de entrega, los trailers

los guisados, los roles de horneado rápido.

 

El silencio toma lugar en las conversaciones

se arrastra sobre la mesa, hace preguntas

puede mirar la comida, sabe del final.

 

Observa cómo la comida aparece

y el refrigerador protege a tus recuerdos de la putrefacción.

Te observa entendiendo el final.

Quieres empezar, eso está fuera de duda.

 

 

 

EN TEORÍA

 

Mayo 14, nota 12

 

Palmeras, mesas, ideas.

 

Palmeras.

Para determinar dónde hay crecimiento mira

donde las hojas han ennegrecido el jardín.

 

Mesas.

En los trópicos, las mesas son

inútiles.

 

Ideas.

Lo he intentado sin palmeras

para Sara Lisa, antes de que convertirme en invierno.

 

Ideas.

Cuenta todas las otras plantas también.

Recórrelo todo de nuevo cuando las cosas no encajen.

 

 

 

Mayo 23, nota 3

 

El árbol como estudiante.

Inicia con un simple cálculo.

 

Uno. Las fotografías aún no comunican nada

de lo que sigue creciendo dentro del técnico de laboratorio, en los árboles de almendra

en la cuerda.

 

Dos. Alguna máquina o algo más. Escucha atento.

Un animal, un dedo contra el joven tallo

pulsando en los sonidos.

 

Cuatro. Lo que era tres, descuidado en las mesas.

Todas las ramificaciones que tuvimos que remover.

Nada humano.

 

Diez. A veces puedes dejárselo a los objetos

a veces una inflorescencia domina.

Como una máquina

como un aprendiz para técnico de laboratorio.

 

Prepara nuevas figuras para el árbol.

Reprime la urgencia de cortarlo todo.

Diez. Haz correcciones para las palmeras. ¿Sin amor?

¿Sin esperanza?

 

 

 

Junio 8, nota 32

 

Crecimiento como principio.

Contador de crecimiento para las palmeras.

Un cielo sin nubes. Metros cuadrados

llenos con animales y plantas para la mesa.

 

Es difícil pensar

dada la ausencia de viento en las palmeras.

 

Cuando la calma se hincha a través de la tarde

y tus labios no mueven aire alguno.

 

Dices algo

que quebranta la idea de crecimiento

si lo imagino bien.

 

Si lo imagino siento las mismas palmeras.

 

 

 

Junio 9, nota 11

 

Disturbios en el paisaje.

 

Como sabemos, describiendo las circunstancias

servimos a la verdad tanto como al fracaso

que buscaba nuestra protección.

 

Afortunadamente no necesitamos esperar

nada de las palmeras.

El resto de las mesas están en su lugar.

 

El viernes de nuevo cae en un viernes.

Tan lejos como podemos adivinarlo

el mundo está en calma.

 

 

 

Julio 8, nota 4

 

Es una fase

estas ideas sobre palmeras

en una lectura de inflorescencia

las ramificaciones de especies relacionadas.

 

Están juntas de pie

del mismo modo, las más viejas

con sus arrugados, llamativos cuerpos.

 

Es indescriptiblemente frío.

Toda la sangre ha sido drenada

para calentar las ideas.

 

El modo en que silban los pulmones, los trenes.

 

 

 

Julio 11, nota 13

 

Quizá cuando la gente haya hablado

mucho con las palmeras

y los periódicos estén años delante

 

y las mesas hayan alcanzado a un viejo pescador

a mitad de precio

el mismo paisaje del río.

 

Ha sido conducido un largo camino desde las palmeras

y la juventud de Bob Tagge

y la madera que lo mantenía firme

navegando durante años.

 

De quién será el siguiente turno.

 

 

 

Julio 14, not 2b[1]

 

Las mesas están insoportablemente solas.

Si alguien cambia algo, el crecimiento se detendrá.

 

Decir algo más sobre esto

pero luego morir.

 

Si el crecimiento sigue pregunta luego

si deberías alegrarte cuando se detenga.

 

 

 

Julio 20, nota 3

 

Pienso muy seguido sobre cómo me siento.

Los sentimientos llenan mi vida

como el viento, huertos

de crecido pasto a la rodilla e indigestión.

 

Claro que todas las cosas están hablando

de sí mismas. Los nombres que ramifican

tienen otras referencias.

Los caminos hacen cosas polvorientas

en verano.

 

Hoy es lunes

y se siente como un lunes.

 

 

 

TRABAJANDO EN EL AMOR

 

Es mucho trabajo, tiende a ser demasiado trabajo

el amor, dicen nuestros consejeros, era cálido y lleno de pliegues.

Podíamos imaginar esto.

 

Era cálido cuando el amor era oportuno.

Ha habido mucha cosecha y atado de gavillas. Resultó

que aquello que llena al mundo y lo erosiona podía ser encontrado cerca.

Era tiempo de que hiciéramos algo a cambio.

 

¿Podríamos aprender lo que es el amor actual? preguntaron mis amigos.

Eso es frecuentemente posible, sugerí, pero no podemos hacer eso.

Es amor personal, con su propio túnel.

 

Dios, cuando está de guardia, prefiere quedarse aquí, cerca de este túnel,

fumando un cigarro y feliz de no estar en la oficina.

Con su grande y largo cuerpo siempre está consiente de sí

con miedo de llamar la atención, preocupado de lo que pueda pensar la gente

tiene miedo de llamar la atención.

 

Su trabajo que sigue recurriendo, dice, y mis amigos

están impresionados porque es Dios quien está diciendo esto

y porque, en la fotografía, él es el único dentro de foco.

 

 

 

UN MOMENTO DE ENCANTO

 

Mira cómo te hablo entre dos flashes.

Carne bajo los vestidos

vellosas avispas pasan zumbando.

Para nuestros cuerpos este verano es demasiado caliente.

 

Por supuesto la luna, madame

y todos esos otros fenómenos

una silueta en la que se pueden imaginar

manos y medias. ¿Es ésta su hija? La amo.

 

Estoy consciente de este momento en particular.

Podemos esperar momentos difíciles con la familia.

Tus sombras y las sombras que se proyectan sobre ti son malas

aunque tanta gente esté luchando en estos días de lluvia

 

en medio del verano

pero ¿cómo están los asuntos de salud y negocios?

Sería bueno saludar a los más atractivos cerca de ti.

Me gusta hacerlo cuando tengo la oportunidad.

 

Nunca he sido capaz de aceptar la idea

de que nuestro pensamiento es un asunto del todo abstracto.

Tocarte es la prueba fehaciente

de que mi imaginación tiene una forma real.

 

 

 

EL LADO DEL VERANO

 

¿Cómo mantenerse por delante del calor?

 

Sudar, estar quieto, pensar en nuestro deber

para mantener el pensamiento vacío, ser luz por ejemplo

o abrazar en murmullo de la creación

 

ver a dios cruzando, en su camino

para cortar un árbol

o escribir silenciosamente cada lengua en una libreta.

 

Una columna de hormigas marcha hacia el campo

sin énfasis, sin un mensaje

sin vástagos ni firma.

 

Al otro lado del mismo país, los obreros de granja

y los sobrevivientes de una era de negro tono

han caminado hacia la villa.

 

Las cerezas fueron cortadas, la madera yace en pilas junto a los hogares

las estufas se mantienen calientes con proclamaciones no leídas.

 

El alcalde frente a la puerta del pub.

‘¿Han comido algo?’

‘Sí, suficiente’, habló el único

que aún tenía lengua.

 

*

 

Voces de niños llaman bésame bésame.

No hay voces con humo.

 

 

 

EL CANAL DEL NORTE

 

Es difícil encontrar un punto ideal para la historia.

La radio reporta que el camino ha sido gravemente obstaculizado. Entonces

la incertidumbre sobre los números.

Puede ser, además del movimiento de la tierra

y la inmovilidad del agua

el choque de una voz viene desde el fondo

diciéndonos que mantuviéramos la distancia

y nos uniéramos a la fila de la derecha ¿hasta?

Para luego despertar en guardia.

En todos lados el crujir de frases olvidadas, olas tras las cortinas

y agua que gira contra las camas.

En el habla aún permitida

¿puedo recuperar mi voz desde algún sitio?

Los subtítulos lo hacen todo muy lejano, muy viejo.

Solo cuando yo, gesticulando salvaje,

deseo confesar que el día en que estoy fuera de lugar y ahogándome

no hay nadie que mire en mi dirección.

 

 

 

AQUELLO QUE TENÍAMOS NO HA SIDO AÚN

 

A veces las cosas se nos escapan

se nos escapan como hacen las palabras

 

el refrigerador, el paso de baile, ¿cómo era, de nuevo,

en la luz parpadeante? Podríamos hablar así por horas.

 

Estaba justo frente a nosotros, detalles

que apuntan hacia ruidosos pero pequeños filmes.

 

Cuando el sonido se apaga, se expresa la admiración

de este momento de silencio devoto.

 

Un hombre entra en la cocina

y no sabe por dónde empezar.

 

Una mujer siente el lento silencio.

No se culpa a sí misma sino al hombre

 

y sus aventuras bajo el cielo, este no es

su lugar, pero ¿podría esto

 

ser dicho por la nieve y haber una profundidad insondable

sobre este cielo tal como la hay bajo esta casa?

 

Una imagen con harina de trigo, sombríos detalles, corriendo

desesperados entre los dedos, pero debe rehacerse.

 

Una mujer abre su boca. El sonido

encaja, perfecto. Rescata el filme entero.

 

 

 

[1] El título es un juego entre el sonido de note (nota en español) y “not” (no en inglés) para hacer referencia a la expresión “to be or not to be” (ser o no ser).

Share Button

Escribe un comentario