CARGANDO...

Type to search

Poesía australiana: Robert Adamson

En el mundo

Poesía australiana: Robert Adamson

Círculo de poesía December 13, 2017
Share

Presentamos, en versión de Mario Licón Cabrera, dos poemas del poeta Robert Adamson. Nació en 1943, en Neutral Bay, un suburbio del puerto de Sídney. Debido a su delinquencia juvenil, seguido se refugiaba en la casa de su abuelo paterno, un pescador del Hawskesbury River. Ha publicado veinte poemarios y tres libros de prosa. Entre 1970-1985, Adamson estuvo a la cabeza de New Poetry, la revista de poesía más importante en Australia de aquella época, y en 1987, junto con su esposa Juno Gemes, fundó Bark Press. Ha ganado todos los mayores premios de poesía australianos incluidos the Christopher Brennan Prize, the Patrick White Award y the Age Book of the Year Award for The Goldfinches of Baghdad (Flood Editions, 2006). Su libro más reciente es Net Needle (Flood Editions 2015). Actualmente está a cargo de la Cátedra  de Poesía en la University of Technology, Sydney (UTS). Vive en The Hawskesbury River.

 

 

 

El somormujo tallado a mano

 

Aquí hay

Dos pájaros

En este poema

Un somormujo

Tallado a mano

En madera balsa

Y un pájaro-serpiente

Sobre la corriente

Del río

La cabeza grasosa

De un pájaro acuático

Corta la superficie

Y se desliza

A lo largo

De bastidores

De madera alquitranada

Ideogramas

Criaderos de ostiones

Bajo la corriente

Más abajo que

El somormujo

Tallado a mano pareciera

Difícilmente flotar

Un pájaro

De dos

Mundos conoce

La oscuridad

Del fondo

Y olas

Alteradas por el sol

Nada

Tan bien

Como una mojarra negra

Suave y veloz

Un reto para

Pájaros

Hechos a mano

Para todo lo compensable


 

 

The Hand-Carved Loon

 

And there are

Two birds

In this poem

A loon

Hand-carved

From balsa

And a snakebird

On the tide

Of the river

The oily head

Of a water bird

Cuts surface

And glides

Along by

Tarred wooden

Racks

Ideograms

Oyster farms

Low on the tide

Lower than

The hand-carved

Loon it looks

Hardly buoyant

A bird

From two

Worlds it knows

The murk

On the bottom

And waves

Crinkled by sun

It swims

As well

As a black trevally

Sleek and fast

A challenge to

Handcrafted birds

To all things made up

 

 

 

Invierno, cama de hospital

 

La memoria era un cuarto al que llegué a través de un largo corredor

Aterrado por las blancas drogas de la pena sin embargo la pena

Estaba a la deriva sobre una suave corriente de oleaje verde

Donde las imágenes destellaban apresuradas

 

En esos días no escribí poemas

Para ser publicados sino para llamar la atención

De lectores vecinos que habían sido aporreados por la vida

Quienes flotaban en el patio de ejercicios cual dolores de cabeza

 

Fumando cigarrillos chafas mirando hacia los lados

Por el próximo castigo por un receso o tal vez por distracción

Chips de memoria continuaban emergiendo hacia la superficie

De nuestras mentes para dar otra mordida

 

No tenía idea de cómo la poesía el calamar me atrapó

Aferrándose a mi cerebro en el clima enrarecido

Una criatura en el extraño elemento del aire

Alzándose desde siglos de sobrevivencia

 

Los pensamientos deben ser oscuros y capaces

De preparar la carnada con un pico negro

Para una rápida ejecución y una metafísica elevación a través del abismo

En esos días la poesía era una trampa hecho a mano

 

Ahí no había ni pescados ni pájaros así que giré mis líneas

Hacia aquellos con cabezas sobrecargadas con resentimientos

Su rabia un punto rojo convulsionándose en un ojo

Mientras los poemas del futuro hacían fila esperando escuchar mi número

 

 

 

Winter, hospital bed

 

Memory was the room I entered down a long corridor

Thrown by the white drugs of pain though pain

Was adrift on a glassy stream of green tide

Where images flickered and ran on

 

I didn’t write poetry for publication

In those days but to grab the attention

Of readers nearby who had been crushed by life

Who floated across the exercise yard like headaches

 

Smoking rag-cigarettes looking sideways

For the next punishment for a break or maybe distraction

Chips of memory kept rising to the surface

Of our minds to take another bite

 

I had no idea why poetry the squid caught me

It clung to my brain in the damaging climate

A creature in the alien element of air

Arising from centuries of survival

 

Thoughts must be inky and capable

Of working the bait with a black beak

For a quick kill and a metaphysical rise up through the abyss

Poetry in those days was a handmade lure

 

There were no fish or birds so I spun my lines

To the ones with heads spring-loaded with resentment

Their temper a red fleck twitching in an eye

While poems of the future waited in line to hear my number

 

Print Friendly, PDF & Email
Tags:

You Might also Like

Leave a Comment