CARGANDO...

Type to search

Poesía iraní: Kaveh Akbar

En el mundo

Poesía iraní: Kaveh Akbar

Círculo de poesía April 3, 2018
Share

Presentamos una muestra de Kaveh Akbar (Tehran, 1989). Es un poeta y editor irano-americano. Es fundador del sitio web Divedapper, que se enfoca en entrevistas a autores contemporáneos. Da clases en distintas universidades de los Estados Unidos. Es autor de los libros Calling a Wolf a Wolf y Portrait of the Alcoholic. Ha merecido el Pushcart Prize en 2017. Las traducciones son de Adalberto García López.

 

 

 

A pesar de mis esfuerzos incluso mis oraciones se han convertido en amenazas

 

Padre santo, no puedo fingir

que no estoy asustado de verte otra vez

pero voy a decirlo cuando llegue

el momento, creo que mi coraje

se expandirá como una vaquero

de esponja en el agua. Mi tierra-

padre era mucho más valiente que yo,

al venir a Norteámerica él no sabía

inglés salvo las letras de los Rolling Stones

y cómo decir gracias,

Dios. ¿Su bondad se inclinará

a mi favor y, si es así, qué tan

pronto? Me disculpo por descuidar

tus innumerables signos, ahora que parecen

tan obvios como la cabeza de un halcón

en un plato vacío. Me sigo despertando

en el fondo de las piscinas,

el agua refleja lo que más extraño: el vaso

de whisky, la botella con píldoras, la adelfa

de mi madre, era dulce

y siempreverde pero tóxica en todas

sus partes. Sé que fue tonto

conservar lo que conservé de ti,

tú siempre has sido encantadora

por mi debilidad. Solamente creí

que estabas llegando al hartazgo

por todo lo que haces, como un virtuoso

tratando de no romper su

flauta en el escenario.  Además, mis pecados

fueron prácticamente devocionales:

dos melocotones robados de

una bodega, eran tan dulces

que saboreé hasta los pedacitos que sacaba

de entre mis dientes. Sé

que no es excusa, pero aun recordarlos

hoy me hace babear.

Considera la noche que pasé leyendo

al amante de otro hombre Dream

Songs en la cama –llegamos a

“una vida verde / que cae

débilmente” antes de que estuviéramos

enredados el uno con el otro, el gato

aún duerme en nuestros pies. Permíteme

estos tesoros, Señor.

El tiempo destruirá lo que no

se doble –incluido el tiempo. Incluido tú.

 

 

 

Despite My Efforts Even My Prayers Have Turned into Threats

 

Holy father I can’t pretend

I’m not afraid to see you again

but I’ll say that when the time

comes I believe my courage

will expand like a sponge

cowboy in water. My earth-

father was far braver than me — 

coming to America he knew

no English save Rolling Stones

lyrics and how to say thanks

God. Will his goodness roll

over to my tab and if yes, how

soon? I’m sorry for neglecting

your myriad signs, which seem

obvious now as a hawk’s head

on an empty plate. I keep waking

up at the bottom of swimming

pools, the water reflecting

whatever I miss most: whiskey-

glass, pill bottles, my mother’s

oleander, which was sweet

and evergreen but toxic in all

its parts. I know it was silly

to keep what I kept from you;

you’ve always been so charmed

by my weaknesses. I just figured

you were becoming fed up with

all your making, like a virtuoso

trying not to smash apart her

flute onstage. Plus, my sins

were practically devotional:

two peaches stolen from

a bodega, which were so sweet

I savored even the bits I flossed

out my teeth. I know it’s

no excuse, but even thinking

about them now I’m drooling.

Consider the night I spent reading

another man’s lover the Dream

Songs in bed — we made it to

“a green living / drops

limply” before we were

tangled into each other, cat

still sleeping at our feet. Allow

me these treasures, Lord.

Time will break what doesn’t

bend — even time. Even you.

 

 

 

Oración matutina con el Rey de las ratas

 

la gravedad explica la distancia entre el peso

y la masa también puede significar una alarma importante       los huesos

humanos están llenos de gravedad que se nos complica

nadar perdí mis lentes tratando de alcanzar una rama en el océano

que está demasiado profundo para dragar      algunas veces

 

imagino que el océano está hecho de lágrimas

verdaderas esto explicaría la sal     piensa en todos

los niños desconsolados llorando ahora mismo

en el mundo las lágrimas deben de ir a algún lugar      es importante

considerar todo para poder nombrar lo que nos es posible      los océanos

 

nos dan la lluvia pero no llamamos a la lluvia océano      ata a una docena

de ratas por la cola y tendrás un roi de rats

esto es más difícil de escuchar que la lluvia y

menos placentera      quién llora al Rey de las ratas

frustrado y telúrico siempre quien muerde nunca el mordido

 

ellos nos dan la maldad debemos permanecer amarrados a

lo bueno aunque rompería cualquier promesa por evitar encontrarme

con alguno       Oh Terrible Dios de la Era Mecánica soy

tu peregrino favorito pero aun así me es imposible

hablar contigo sin pedir protección

 

 

 

Morning Prayer with King Rat

 

gravity accounts for the distance between weight

and mass it can also mean alarming importance      human

bones are so full of gravity it’s hard for us to

swim I lost my glasses chasing a branch in the ocean

which is far too deep to dredge      sometimes

 

I imagine the sea’s made of actual

tears this would explain the salt      think of all

the disconsolate toddlers weeping right now into

the earth the tears must go somewhere      it’s important

to consider everything to name what we’re able      oceans

 

give us rain but we don’t call rain ocean      knot a dozen

rats together by the tail and you’ve got a roi de rats

which is harder than rain to hear in the night and

far less welcome       who mourns a rat king

frustrated chthonic always the biter never the bitten

 

they give us the evil we need to stay moored to

good still I would break any promise to avoid finding

one       O Terrible God of the Mechanical Age I am

your favorite pilgrim yet even I am finding it impossible

to speak to you now without asking for protection

 

 

 

124 palabras sobre la sobriedad (incluyendo un verso de Alice Fulton)

 

Puedo testificar

que el tic de las oraciones persiste en los no creyentes

 

I.

¿Oigo menos

o el mundo ha crecido más tranquilo?

 

Duermo más, trato de no retener mis pesadillas

contra alguien

 

(he mojado mis pantalones y los villanos

de dientes rojos de mi infancia están atacando).

 

Mi cenicero se derrama

con las cáscaras de pistaches.

 

Guardo en la bolsa de la camisa

flores de lima y narcisos.

 

II.

El suelo debajo de mi pecho ha colapsado

en una cavidad debajo,

 

un pozo húmedo y maloliente con lenguas

gruesas con olor a escupitajos y hierro.

 

La sombra es mejor entendida como un objeto

pasando ante la luz:

 

el único minero atrapado,

sin miedo,

 

usa los dedos y un fósforo

para proyectar la silueta de un halcón

 

a lo largo de la pared de la cueva.

 

 

 

124 Words On Sobriety (Including a Line by Alice Fulton)

 

I can testify

the tic of prayer persists in nonbelievers.

 

I.

Do I hear less,

or has the world grown quiet?

 

I sleep more, try not to hold my nightmares

against anyone

 

(I’ve wet my pants, and the red-toothed

villains of childhood are charging).

 

My ashtray spills over

with pistachio shells.

 

I stuff my shirt pocket

with lime blossom and narcissus.

 

II.

The floor beneath my chest has collapsed

into a cavity below,

 

rank pit wet with tongues

thick with the smell of spit and iron.

 

Shadow is best understood as an object

passing before a light:

 

the single trapped miner,

unafraid,

 

uses fingers and a match

to project a hawk’s silhouette

 

along the cave wall.

 

Print Friendly, PDF & Email
Tags:

You Might also Like