Negro 1

Porque la poesia es acción, el sociólogo Luis Martínez Andrade, estudiante de doctorado de la EHESS de París, reseña la atrocidad de la policía brasileña y hace una invitación a la comunidad internacional para que esté atenta a la Caminhada Cultural pela Liberdade Religiosa e pela Paz, que se celebrará el próximo 13 de mayo en Belo Horizonte

El texto después del salto.

Brasil como la mayoría de los países latinoamericanos intenta no sólo borrar sus raíces indígenas o negras. Mercantiliza y exporta su negritud (a través del carnaval, el football o la samba) pero niega social y ontológicamente a sus campesinos (¿para cuándo la reforma agraria?), a sus pueblos indígenas (no sólo del amazonas sino de las “reservas” de Dourados en Mato Grosso do Sul) y a su población afro-descendiente.

El evidente y sutil racismo que persiste en Brasil no sólo se manifiesta en el acceso a los puestos de trabajo, a la educación o a la salud sino también en el plano religioso. Nos informa el profesor Wilson Keyroga que el pasado 14 de febrero, en el municipio de Contagem, dos individuos -que se decían policías- irrumpieron en un recinto sagrado de la “Camarinha” (lugar sagrado para el culto de Candomblé) arguyendo que perseguían a unos ladrones que se habían refugiado allí. Posteriormente, los sujetos regresaron acompañados por la policía militar para continuar los interrogatorios. Aunque cabe señalar que nunca se identificó a los supuestos ladrones que se ocultaban en el recinto.

Asimismo, la tv Record que se encontraba en esos momentos en territorio de Candomblé fue convocada por la Policía Militar para que diera su versión de los hechos. Sin embargo, al otro día, en el programa “Balanço geral” se comentó que se trataba de un “culto de magia negra, ritual macabro y sacrificios humanos”. Indudablemente esto causa indignación no solamente por la tergiversación de la información (que en Brasil parecen estar acostumbrados algunos grupos de las clases medias) sino por el evidente racismo y desdén con el que se refieren a las otras prácticas religiosas. Por ello se convoca a la 1ª Caminhada Cultural pela Liberdade Religiosa e pela Paz el próximo 13 de mayo a las 14:00 hrs en la praça Sete en Belo Horizonte/Minas Gerais, pues como dicen los organizadores: es un derecho de todos escoger y practicar su propia religión.