Feria Internacional del Libro de Bogotá 

La poesía mexicana, apenas representada dentro de la delegación nacional que, como invitada de honor, participó en la pasada edición del Salón del Libro de París, será redimida durante la Feria Internacional del Libro de Bogotá, a desarrollarse del 11 al 23 de agosto.

Teniendo a México como País invitado, al encuentro asistirá una nutrida participación de poetas, entre ellos José Emilio Pacheco, Eduardo Lizalde, Jaime Labastida, Coral Bracho, Marco Antonio Campos, Elsa Cross y Pura López Colomé.

“Dado que en París se privilegió básicamente a los narradores, quisimos darle en esta delegación un acento un poco más fuerte a la poesía”, anunció ayer al dar los pormenores de la representación nacional Laura Emilia Pacheco, titular de la Dirección General de Publicaciones del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. López Colomé destacó que la decisión de ponderar la poesía trae consigo un equilibrio. Con este programa sé redime a la poesía, dijo en coincidencia con Cross, quien recordó que en París participaron sólo cuatro poetas frente una “abrumadora” mayoría de narradores. “A diferencia de la narrativa, la poesía tiene muy poca circulación. Es bueno darle un impulso”, opinó en breve conversación con REFORMA José Emilio Pacheco, quien encabeza la delegación poética.

De 38 autores que conforman la delegación, más de la mitad son poetas. Entre ellos destacan, pertenecientes a diversas corrientes y generaciones, Antonio Del toro, Hugo Gutiérrez Vega, Jaime Labastida, Mijail Lamas, Vicente Quirarte, Julio Trujillo, Malva Flores y Eduardo Langagne “Me parece bien que haya más poetas que narradores; la narración, sobre todo la novela, es siempre la consentida del mercado y la que se lleva la atención de los medios, y esto es un fenómeno que desnaturaliza un poco lo que es la literatura, porque primero fue la poesía y después todo lo demás”, consideró el ensayista y crítico literario Christopher Domínguez Michael, también miembro de la representación. De todos modos, subrayó, no hay que ser injustos con la selección realizada para el Salón del Libro de París, pues quien determina dicha participación es la demanda. En cambio, en una feria los criterios pueden ser más abiertos.

También integrantes de la delegación, los poetas Jorge Fernández Granados, María Baranda y Claudia Posadas celebraron la selección “Me parece muy importante que se reconozca (a la poesía) como un nuevo puente, más allá de la narrativa, que es tan sencilla, digamos, de obtener”, refirió Baranda. “Pero no hay que olvidar que tanto México como Colombia son países con una poderosa y añeja tradición poética. Entonces, creo que fue una decisión sabia privilegiar a la poesía, porque se inclina la balanza hacia un género que en ambos países tiene muchos seguidores”, señaló Fernández Granados en coincidencia con Posadas.

De cualquier forma, la narrativa mexicana también estará representada en la feria a través de autores como Jorge Volpi, Xavier Velasco y Sergio Pitol, este ultimo por confirmar, mientras que en otros géneros asistirán el historiador Enrique Krauze, la ensayista Margo Glantz y la dramaturga Sabina Berman. Destaca la ausencia de Carlos Fuentes, quien por motivos de agenda no asistirá a este encuentro librero dentro del cual México figura por segunda vez en su historia como Invitado de Honor. Con un pabellón diseñado por Bernardo Gómez Pimienta, arquitecto que también diseñó el pabellón mexicano del Salón del Libro, México complementa su programa con conciertos y exposición de artistas plásticos, entre ellos Roberto Tumbull y Francisco Toledo. También se exhibirá una muestra sobre El Santo, El Enmascarado de Plata. No sólo versos Además de poetas, conforman la delegación autores como: Enrique Krauze, Historiador; Christopher Domínguez Michael, Crítico Literario; Adolfo Castañón, Narrador y ensayista; Elmer Mendoza, Narrador; Rafael Tovar y de Teresa, Historiador; Francisco Hinojosa, Narrador; Vivian Mansour, Narradora; Fabrizio Mejía Madrid, Narrador; Ignacio Padilla, Narrador; Álvaro Uribe, Narrador.

Fuente: Reforma. Oscar Cid de León.

--