De nuestros lectores v.4



Presentamos algunos textos de nuestros lectores. Esta sección aparecerá los días sábados. Si deseas aparecer aquí, manda tus textos al correo circulo[email protected] con el asunto “De nuestros lectores”.

.

.

.

.

MALINALLI TENETAPAL  (3)

por Carmen Asceneth Castañeda Vargas

 

I

Ni chuka wan nimu ixtlamati

Pampa ayekmo eliz, ayekmo ni wallaz

Zampatzin zen ixwa ipan tlaltikpak

 

Envuelta en los rincones de la historia

entre el frío y la oscuridad

buscando quien escuche

y acompañe

y salve…

 

¡Tenepal!

¿Por qué te pierdes cuando te busco?

¿Dónde estás padre sabio?

¿Por qué no intercedes por mí ante el gran Kukulkán?

cada que intento pedírtelo huyes

a veces te creo cómplice del destino

de esta soledad que me condena

del silencio

de la fría oscuridad

 

 

 

 

 

 

 

Los ojos negros bullen

por Erick Huerta Santoyo

Frente a luna roja

Que no perece.

 

El niño pleno de luz

Dilata al tiempo

Para hacerse  de otra luna.

 

Mientras corren otros vientos,

La niña umbra

Que del otro lado mira,

So pena de luz y sombra,

Aquilata  al reflejo

De penumbra reflectante

Como espejo craquelado.

 

De ese transcurrir por la mirada,

Se despeñan trozos de oscuridad llenos de día.

 

Ese rojo, no se ve: Se siente

Recorrer cada espacio famélico,

Hueso por hueso,

Hace la cuenta.

 

El niño y su pupila

Se despiden de la niña umbra,

Reflejo convexo,

Pero solo por un tiempo,

A la vuelta del reflejo

Se verán sus luces.

 

 

 

Meses enteros; se hicieron Altos

 

por Amancio De Lier

 

 

Me escribo…sangre sustantiva,

actos de magia, palabras eco es nunca…

ojos; de este tiempo.

el geranio no tiembla bajo la luna,

ni es susceptible.

es confusión toda verdad.

mi rostro tiene maquillaje; ahora…

entre maniquíes nos vamos.

he dicho y soy el…

he venido, he respirado.

 

 

 

 

 

a

 

por Marcos Solache de la Torre

 

 

 

cuando estoy contigo

parece que no estoy conmigo

porque todo entero

estoy contigo

 

parece que caminamos

y flotamos

 

tomados de las manos

abrazados

 

en una banqueta

a la fuente

el chorro de leche

estrellados

en las estrellas

en la cama

el despertador

a las diez de la mañana

 

 

a toda hora

 

diaria

 

diría

mejor bien

 

a deshoras

 

robas mis noches

mis días

 

por sí mismas

sin ti

no noches

 

no iluminadas

 

 

mas tú

 

iluminada

 

no te alcanzo

 

te medio miro

 

 

me siento sin ti

 

 

 

clamo por estar otra vez contigo

 

 

otra vez

 

 

 

aunque sea destiempo

 

cuando estoy contigo

 

quisiera asegurar que estoy conmigo

porque me siento sin sentido

 

como un niño divertido

 

en la orilla del río

 

lo cruzaremos

 

nos cruzaremos

 

 

 

 

por Yorgenis Ramírez

Quise ser palabra
Que te ofreciera el hombro

Firme
Amorosa
De soles decantados

Con unas cuantas letras
Contra tu pecho de silencios

Descalza
En las lluviosas horas de tráfico

Una palabra
celebratoria
Abierta al misterio

Sin más edad que la vida

 

 

 

 

Seis catorce p.m.

por Javier Cravioto Padilla.

 

Cayó tu blusa blanca

tu brasier rojo

tu falda corta y todo lo demás

y aun así

no dejabas de hablar.

 

Alumbrabas con tus uñas rojas

como si fueras infantil esperanza

dejabas atrás la melancolía

mientras salías del medio del río

en busca de una fogata de nostalgias.

 

Tu desnudez fue lisa plataforma

que juntos trabajamos

construimos un puente en tus pechos

hicimos un bosque en tu vientre

formamos planetas nuevos en tu vagina,

y lunas

inventamos exuberancias y altas murallas en tus muslos

rompimos olas de colores tenues en tus pies.

 

Oro negro

en lo más oculto de la oscuridad

existió tu cuerpo

porque abarcaste el mío

con tus cantos y poemas

y aun así

no dejabas de hablar.

 

Me dejaste peregrinarte por completo,

salvabas un salto al vacío

si me quedaba únicamente en tu pelo negro,

en tu cuello largo sin coartadas

si fingía que lo absurdo era muy serio.

 

Y el simple recordar

renueva la sensación profunda

de reírme en las reminiscencias

del suave olor de tus axilas

que me recuentan tu historia una y otra vez.