title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Hospedaje de paso, poema en video de Federico Díaz Granados

05 Ene 2012

 Federico Díaz-GranadosComo cierre de acercamiento a la poesía colombiana en Círculo de Poesía, presentamos un poema en video de Federico Díaz Granados (Bogotá, 1974). El poema fue leído durante la presentación de Poesía ante la incertidumbre. Antología de nuevos poetas en español el pasado diciembre en Buenos Aires.

 

 

 

 

Hospedaje de paso

 

Nunca he conocido a los inquilinos de mi vida.

No he sabido cuando salen, cuando entran,

en qué estación desconocida descansan sus miserias.

Las mujeres han salido de este cuerpo a los portazos

quejándose de mi tristeza,

en algunas temporadas se han quejado de humedad

de mucho frío, de algún extraño moho en la alacena.

 

Se marchan siempre sin pagar los inquilinos de mi vida

y el patio queda nuevamente solo

en este hotel de paso donde siempre es de noche.

 

 

 

Datos vitales

Poeta, ensayista y divulgador cultural colombiano. Ha publicado los libros de poesía: Las voces del fuego (1995); La casa del viento (2000) y Hospedaje de paso (2003). Han aparecido tres antologías de su poesía: Álbum de los adioses (2006), La última noche del mundo (2007) y Las horas olvidadas (2010). Preparó las antologías de nueva poesía colombiana Oscuro es el canto de la lluvia (1997) e Inventario a contraluz (Arango Editores, 2001) y realizó para la revista Punto de Partida de la UNAM de México la antología Doce poetas jóvenes de Colombia (1970-1981); Es coautor de El amplio jardín (Antología de poesía joven de Colombia y Uruguay) publicado por la Embajada de Colombia en Montevideo y el Ministerio de Educación y Cultura de Uruguay ) En el año 2009 le fue concedida la Beca “Alvaro Mutis” en la Casa Refugio Citlaltépetl en México. Actualmente es director de la Biblioteca de Los Fundadores del Gimnasio Moderno y de su Agenda Cultural. Hace parte del comité organizador del Festival Internacional de Poesía de Bogotá y dirige el Premio Nacional de Poesía “Obra inédita” que se convoca desde el año 2005.

Share Button
  • Alirio Quimbayo Durán

    En el poema “Hospedaje de paso”, Federico Diaz Granados, logra sumergirnos en ese territorio tan nuestro, tan propio de la corporeidad; pero a la vez, tan inexplorado como los inquilinos que nos habitan y que van y vienen como experiencias vitales. Por su condición de inquilinos, los otros, pasan por nuestra existencia como viajeros de la noche. Somos la residencia donde se quedan para siempre aleteando los recuerdos en el alma de las cosas, en las pinceladas de la luz que retienen en nuestros ojos las imágenes en claroscuro de los seres que amamos, que nos amaron o quizás nos desamaron o los transeúntes anónimos, los viajeros que alguna vez reclinaron sus espíritus en alguna habitación de nuestro ser interior. Pareciera que en el infinito devenir sólo las voces de las mujeres y de otros tantos inquilinos fueran eternas en los espacios habitables de nuestro ser. Aquí la dinámica del tiempo se registra con la persistencia de la memoria como en la pintura surrealista de Salvador dalí, el tiempo líquido para evidenciar lo efímero del ser y el estar. El dassein no es otra cosa más que la poética resonancia del instante en estos versos plenos de circunstancialidad, de un vitalismo que nos convoca a mirarnos pupilas adentro para reconocernos muy humanos en otras dimensiones. En el Hospedaje de paso, la voz lírica con su enunciación poética: “Nunca he conocido a los inquilinos de mi vida” aunque es un verso que aflora como una sentencia negativa, abre las puertas del asombro para que inquiriramos quiénes son esos inquilinos y por qué se sabe nada de ellos; su magia consiste justamente en traer implícito el registro escritural de esos huéspedes desconocidos, de sus inquilinos fantasmagóricos, y sabe tanto de ellos, de sus miserias, de sus necesidades, de sus quejas, como sabemos nosotros de la vida misma.

Escribe un comentario