CARGANDO...

Type to search

Poesía árabe actual: Jalal El Hakmoui

En el mundo Portada

Poesía árabe actual: Jalal El Hakmoui

Círculo de poesía April 22, 2015
Share

 presentamos, en el marco del dossier de poesía árabe contemporánea, preparado por Álvaro Solís, textos del poeta marroquí Jalal El Hakmoui (Casablanca, 1965). Es poeta, traductor, crítico de cine y periodista independiente. Ha publicado los libros de poesía: Allez un peu au cinéma, (2007); Certificat de Célibat (1997). Miembro de la Maison de la Poésie en Marruecos y de la Union des Écrivains. Es director de la revista de poesía en lengua francesa Électron Libre. Las versiones son de Gustavo Osorio de Ita.

 

 

 

 

 

La carne del hermano

 

El poema en prosa

Devora

Mi carne

Viva

&

Muerta

Y

La

Escupe

Hueso

En el grueso

de la Aiglede la eternidad.

 

 

 

 

 

El hámster de la vida

 

Dejé a la joven actriz sobre la pantalla de otra tierra

Filmé la primera secuencia de la barbarie del sol

Doblé los ojos bajo la luz de la fraternidad

(tengo los rasgos japoneses de Takeshi)

 

Seguí el cine & me puse a gritar

En frente del águila el águila que vuela

Sobre los cadáveres de las muñecas que yacen como eso en el estómago del [desierto

 

Avancé delante de la cámara de los esclavos

Me detuve boquiabierto

Fijando a Jalal El Hakmaoui

(¿yo mismo?)

criatura inmediata en oro pre-islámico

criatura con una tercera oreja con la cual se entiende

el aullido de los bebés que se escalpan con los afilados cuchillos de la civilización

& se les lanza en la entre-cocina de una gran nación nosotros viniendo del Oriente.

 

(tras un cuarto de siglo de gramática de los huesos

Sibawayh es incapaz de educar un mono sano)

 

El hámster de la vida & de la muerte mira la T.V. del apocalipsis

& ríe hasta que cae en las manzanas

 

cuando reabrí mis ojos

encontré la mejor nación del mundo

alzando un lagarto con los ojos estallados, sordomudo

escoltado

de dos en dos

por miles de soldados fieles al jefe ciego

 

Puse en guardia al hámster de la vida contra aquella que fuma Marlboro light.

Él rió de nuevo

 

Dejé a la primera dama del cine bajo otro sol

Filmé la última secuencia de la barbarie de la tierra

Mis ojos se doblaban bajo la luz de la fraternidad

 

La mejor nación del mundo se pone a gritar

Como un hombre primitivo

Poniéndose de pié con una sola mano

Una sola mano sangrante la sangre de la otra muñeca

(¿quién dijo que las muñecas no mueren jamás?)

 

 

Esta muñeca abre sus alas

Esta muñeca lleva en su mano derecha las llaves de cobre

Iluminando el camino del Vidente marroquí

Que el despertar de la mañana dio a la furia del mundo.

 

Stop

 

El hámster de la vida regresa a la tierra del Pero antes del fin del rodaje.

 

 

 

 

 

 

Los poetas del poema en prosa & la otra muñeca

 

 

La otra muñeca

El café azul de los Oudayyas

Los gramáticos lavan el cadáver de la prestigiosa lengua árabe

Y cubren con un manto blanco los Oulémas del próximo milenio

¿Cuándo la heroína se despertará de su sueño ancestral

En el lecho de esta tierra extranjera

Cuyo bosque ilumina

El oído del Vidente marroquí?

Los poetas del poema en prosa

Juegan a las cartas con la muñeca en cuestión

Al paseo de Hassan

Los poetas el poema en prosa

Pelean con cuchillos & con cadenas de motos

Por la famosa heroína

Los heridos caen unos tras otros

Ounsi Hajj

SargounBoulos

El Maghout

Y Brahim el mesero en el Bar de Tanger

Igualmente

Cuando los gramáticos paguen

Lo que deben

A quien ayudó el temblor de tierra

A quien ocultó este poema de los torturadores de la estocada de Sindbad

A quien soñó un niño a la cabeza de un centenario

A quien vio un ejercito de enanos tapando el oído del sol

La otra muñeca

El Café Azul de los Oudayyas

Los poetas del poema en prosa

Lavan a la poetisa El Khansae

& cubren con un blanco manto a su marido

Su hermano

Su séptimo tío

Luego

¿Dime cuándo la heroína se despertará de su sueño ancestral?

 

 

 

 

 

 

Un joven poeta con un pantalón en jeans Lévis

 

Porque el joven poeta no tiene el hábito de montar

El camello de Tarfa Ibn Al Abd

Porque Tarafa Ibn Abd

Nunca ha usado un celular Nokia

En el cine

Porque el cine

No puede comer más huevos

Porque los huevos al plato no son, a manera de ejemplo, la solución ideal

Para un joven poeta que no ha aún encontrado su «Voz»

Porque el joven poeta piensa en el Gran premio de la Manzana Podrida

Porque la manzana entra borracha con un joven poeta

Llevando un jeans Lévis rasgado en la rodilla

Porque el pantalón de jeans Lévis

Los zapatos de Andy Warhol

El turbante de Adonis

El whisky de Mahmoud Darwich

La teoría del poema en prosa de Suzanne Bernard

No te devolverán jamás las llaves que perdiste en el Bar de Tanger

Porque el ayer corroe bajo mis ojos los Mu`allaquat

Tiene dientes fuertes y brillantes como aquellos de Antar

Porque el poeta Antar no comprende

Porqué los jóvenes de hoy

No leen más

Souad meó

Los jóvenes de hoy y Souad esperan delante de la discoteca del Balima[1]

Porque el joven poeta está obseso por la intertextualidad

El café Lavazza de contrabando

El conflicto entre el Mashreq & el Maghreb

La literatura de prisión y la lingüística de las muñecas

A causa de las muñecas el joven poeta perdió sus llaves

(probablemente, en la Discoteca del Balima)

El joven poeta que lleva un jeans Levis

Sueña con participar en un Festival Internacional de Poesía

Porque los Festivales le enseñan al joven poeta

Cómo «formar parte de la red» ,

Comer el lomo ahumado, la oreja, el poema, la muñeca

& la Chawarma deliciosa de SI

Por hábito,  nadie atiende SI

Porque Sin no soportará Jamás

(A pesar de las súplicas de Ounsi El Hage de quien la cabeza es sal y pimienta)

Jamás devores brochetas & carne tajada en el Syndicat[2]

Porque los jóvenes poetas con los jeans rasgados en las rodillas

No comen las brochetas

Salvo tras la cuarentena…

Se fijan mecánicamente los súper negocios de la Jahilyia

Porque el joven poeta no tiene el hábito

De montar el camello de Antar Ibn Chaddad…

 

 

 

 

 

El ciclomotor de Ahmed Barakat[3]

 

Sobre un ciclomotor

Ahmed surca

El mapa de América Latina

Se detiene en sus cafés

Sus mercados populares

Sus bares

& Saluda

Pablo

Jorge

Jabrane

Ali

Bilal

& Saca de su bolsillo un águila de papel

Que lanza muy muy alto en los campos del Capital simbólico

Ahmed

Conduce su ciclomotor

Hacia la nada de las Roches Noires[4]

Hacia La tierra que rodean mis manos

La tierra

Donde el Ciclomotor cursa el alma en pena de los indios

La tierra

De donde jamás regresan los poetas soñadores de la América Latina

 

 

 

 

 

 La fraternidad de la tierra es un águila disecada

 

Feliz

Barakat

monta su Ciclomotor

& detrás de él se cuelga una bella colombiana

Que se llama Mercedes

Ella saca de su bolso tejido

Conejos

Pañuelos azules

Poemas en verso libre

Los granos de belleza de Rimbaud

& el bigote del poeta príncipe mártir

& otras cosas

La colombiana elabora una tienda con piel de camello

cerca de la palmera de Ahmed

& llora

A veces

Pienso en la pequeña sonrisa de Ahmed

Esa sonrisa-mariposa

Que se posa sobre el manubrio del Ciclomotor

Ligera

Alegre

Luego se vueeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeela

Hacia….

Donde yo cuento todos los días las noticias de América Latina

(& de la bella colombiabna)

En mis presionados e-mails.

 

 

 

 

 

 

¿Porqué el poeta lleva a su mujer al Macdonald´s?

 

Tu cruzas las piernas

Mientras los vagos se postran a tus pies

Como un tropel enardecido de camellos

Comes por primera vez en tu vida

una hamburguesa americana

Al mismo tiempo que acaricias el carnoso cuello de tu esposa

Disertando sobre la línea de lavadoras “Nifari[5]

La camisa horadada de “Orhmane[6]

Y la mosca blonda americana que te acabas,

Sin percatarte, de tragar

Pero tu esposa, ella te habla de tu auto tan feo como un perro sarnoso

Que debes cambiar por un asno respetable

Si no quieres que la mujer te cambie a ti y a tus teorías críticas

Por no importa qué mueble que serviría para decorar el cuarto de dormir

Tu esposa estalla en risas llorando con todas sus fuerzas

Abriendo a la lengua del viento las plumas de sus piernas

Tu quisieras apretarla entre los dientes

Y romperla como una nuez podrida

O encerrarla en la caja de fósforos vacía que está sobre la mesa

Ahora bien tu eres un hombre de principios convencido

De estar casado tras una “lovestory”

Con una cerda que tiene las características de “Manfalouti[7] y las piernas de “Nazic[8]

Y que a causa de todo eso

Tu te suicidas cotidianamente tragando 100 poemas clásicos

Tu no te sientes plácido con los puercos

Pero los puercos no tienen,

No tienen más tiempo que perder para bromear contigo

(Y es esto lo que importa)

Así, desde que posas tus labios sobre aquellos de la ballena sentada ante ti

Te percatas de que la Tierra puede ahogarse en un medio vaso de agua fría

Y que eres un poeta en la cima de la felicidad

La joven muchacha fina

Cuya cabeza es tan pequeña como una pelota de tennis

Está en vías de leer “Femme Actuelle”[9] viendo (con idiotez)

Las parejas en la sala del Macdonald´s

Quienes sueltan perdigones de felicidad colocando (fingiendo la paternidad) sus [manos

sobre los traseros de su pequeños rubios que gritan:

Papá…papá…mira…este hombre orina sobre nuestro coche

Macdonald´s se ríe sarcásticamente rascándose la cola

Y el poema, el poema es una red con mallas gigantes

Para atrapar el mayor número posible de osos

Yo no confiaría en la esposa del poeta que tiene los rasgos de Manfalouti

Ni en la joven mujer magra que leía “Femme Actuelle” y que veía

(De tiempo en tiempo) su reloj, dejando de lado su vaso aún lleno de Coca-Cola.

 

 

 

 

El café de la nueva era[10]

 

 

En el café de la nueva era

Se sientan Taraf Ibn Abd[11]

& la muñeca que no comprende la poesía clásica

Él abre un viejo periódico

Y lee el titular:

Veo la vida como un tesoro truncado

La tierra gira

El viejo periódico del pueblo

Cae

Sólo Tarafa Ibn Abd permanece

suspendido en el titular :

Veo la vida como un tesoro truncado

 

 

 

 

 

 

Nuevo poema de amor escrito en una vieja máquina de escribir “Royale”

 

No quiero emigrar a Canadá

Como no soy digno de jugar a la Star la más en boga en Hollywood

Y no sueño, no más, en escupir un nuevo poema electrónico,

Por esta razón en particular

Trenes rápidos transportan hacia el cielo los destellos de risa de pequeños [demonios,

Atraviesan mi cabeza a gran velocidad

Y delante de mí aparece un televisor blanco y negro,

Sobre su pantalla jovial, veo a Sharon Stone centellarme los ojos

Con su cabello rubio mojado y sus labios inflados de sexo

Yo le sonrío así como a la boca gigante de la pantalla

Que dormita en la baba de los dibujos animados

La máquina de escribir “Royale” ronca sobre la mesa de brazos desnudos

Con los ojos soñadores de una pastora

De la cual la mirada eléctrica me ha precipitada al 60º piso de un rascacielos [invisible:

Estaba sano y salvo

Ante un anciano que babeaba por las pequeñas colegialas

Y hombres y mujeres llevando su vida sobre sus espaldas

Como pesados sacos de mercancía de contrabando

Estos hombres y mujeres que saben muy bien representar su rol amoroso

En los cuartos de dormir

Mienten como respiran

Compadezco a aquellos que meten su amor entero en el álbum de fotos familiar

La máquina de escribir me murmura: “¿no te había conocido ya en una vida [anterior?”

Observo con estertores sus teclas inflamadas,

Luego expulso todas las mujeres fuera de mi vida

Como kleenex rosas que he usado en una recámara aérea

Porque la mayoría de las mujeres se parecen a los zapatos usados

Que no puedes ponerte sin que sufran tus dedos

Ellas permanecen fijas ante la serie mexicana “El rehén del pasado”[12]

Para que sus piernas cruzadas dejen de pensar

Casi todas las mujeres son molinos de palabras

Cuando percibí por primera vez el arcoíris

Fue como si hubiese sido aplastado

Por un convoy de camiones cargados de pollos en cólera

Yendo a 300 km/h

Rápidamente olvidé que no podría jamás ser una estrella como Jhonny Deep

En las cortas y medias mediciones de la vida

En cuanto a la máquina de escribir,

Ella escucha “Bakhta” de Khaled

Y yo, me doy cuenta de que soy el amante demasiado decente

De una máquina neurótica y muy fina

Que traga rabiosamente

Campos enteros de papas fritas

Insistiendo para que yo le imite a Jim Morrison

Y le traiga de Paris a Abdel Salhi[13] en persona

Querría abrasar a todos los escorpiones amarillos,

Por esta razón en particular

Me asombran siempre,

Aquellos que ponen su amor mutilado en una moderna freidora

La misma máquina juega ahora a las cartas conmigo

En una cuadro de Boticelli

Saco discretamente mi mano

Y agarro la calva cabeza del carpintero mirón

Que pasa sus días echando ojo a las nalgas de las nuevas estudiantes

Abro mi refrigerador tan amplio como un sueño

Y pongo ahí al Don Juan que fui

Y todas las bellas mujeres que me esperaban en vano

Esta noche de luna llena del 03/02/1990 a las 2 de la mañana

Ellas lloran de emoción,

Retirando de sus grandes pechos, como Lolo Ferrari,

Trozos congelados de amor

Que ponían en bolsas de plástico

Que llevaban al pub “La Vache qui rit”

Pongo en su lugar:

Los steacks, los festivales de poesía, las miradas de los obsesos sexuales,

Algunas revistas porno,

Y las lenguas de víbora de mis gordas vecinas…

Amo en el presente el ángel oriental

Con todos mis dientes,

Los sanos y los que tienen caries,

De un amor más fuerte que aquel que tuvieron para mí

Las adolescentes con pantalones sexis

Aquellas que me fuerzan a penetrar en el ascensor

Y cierran bien la puerta

Miro mi reloj

En el momento en que la máquina,

Acabando su partida de cartas, deja la mesa de brazos desnudos

Y regresa al cuadro de Boticelli

Yo quedo sólo ante el teléfono que suena

Ring Ring…

Ah! Aquel que no ama a Boticelli no puede contestar

Now!!

 

 

[1] Hotel y café célebre en Rabat

[2] Restaurant popular en Rabat

[3] Poeta marroquí de genio muerto prematuramente

[4] Barrio popular en Casablanca

[5] Mística árabe

[6] Personaje histórico musulman

[7] Escritora egipcia (siglo XIX) conocida por su estilo pomposo

[8] Poetisa iraquí fundadora de la poesía árabe moderna pero que cambió de bando para defender las formas clásicas

[9] En francés en el texto

[10] término utilizado por los politólogos para designar el nuevo clima político propiciado por el arribo del joven rey de Marruecos a la época.

[11] poeta pre-islámico

[12] Serie popular muy exitosa en Marruecos

[13] Co-fundador de la revista “Israf” (exceso) y poeta marroquí que reside en Paris.

 

 

 

 

 

Print Friendly, PDF & Email
Tags:

You Might also Like

Leave a Comment