Por cortesía de Jorge Mendoza, los dejamos en la grata compañía de Madredeus y Wim Wenders.

--