Defensa contra la noche de Fazil Hüsnü Daglarca



En esta ocasión presentamos algunos textos de Fazil Hüsnü Daglarca (Estambul 1914 – 2008), uno de los más prolíficos poetas de la Turquía republicana con alrededor de 60 poemarios publicados. Fue laureado en las Struga Poetry Evenings con el Golden Wreath Award. La traducción corre a cargo de Adelmar Ramírez.

.

.

.

Dios y yo

Él
es el poeta de su trabajo
yo soy el Dios
del mío

.

.

.

.  

Defensa contra de la noche

Este hombre está muerto y ausente pero
el tiempo no se desplomó en el suelo mucho rato.
Le entregamos la vida de ese hombre a los árboles.
¿A quién le pertenece su corazón?

 

Este hombre está muerto y ausente pero
no podíamos apartarnos de su lado.
En el interminable lamento de nuestras noches,
¿por qué esta palidez nunca disminuye?

 

Este hombre está muerto y ausente pero
el río aún no se atreve a decirlo,
y su fe, como pájaros gloriosos,
es capaz de llevárselo lejos.

 .

.

.

.

Latitudes

Cierras tus ojos profundamente
cuando yo abro los míos.
Nuestras latitudes se cruzan en la misma estrella.
Cuando cierro los ojos, hermano,
tú abres los tuyos.
Cuando nuestras manos esculpen el mármol de los cipreses,
ni el mármol, ni el ciprés, nos familiariza.
Nuestras latitudes se cruzan en la misma estrella.
A la misma hora.
Nuestras casas no están conscientes del gran tiempo.
En la lejanía, los vientos más fríos se alzan,
nuestras oscuridades se siguen la una a la otra.
Nuestras latitudes se cruzan en la misma estrella,
y miramos el mismo cielo en la eternidad,
sin embargo, no podemos vernos el uno al otro.

.

.

.

.

Donde todas las cosas callan

Hay veces en que todos recuerdan a los vivos
……….como si estuvieran muertos.
Así como el tiempo desaparece de lugares bulliciosos
……….con multitudes.
Alguien dice: “Satanás pasó” con una voz renovada
……….en el miedo.
Indigente, debo sufrir estas vastas soledades.
Deseo que mi vida se destiña sobre un globo terráqueo para esforzarme
por los silencios donde todas las cosas callan
y ni siquiera Dios sobrevive.

 .

.

.

.

Relativamente

De acuerdo a mí, la montaña
es solitaria.
Yo estoy desvelado
de acuerdo a la montaña.
Para
la
montaña
yo estoy
loco.
Para

la montaña
está hambrienta.
Para la montaña
yo estoy fuera de alcance.
La montaña no llegará
de acuerdo a mí.

 .

.

.

.

Conversaciones con las montañas

Cargando las canciones oscuras de los pastores
mis águilas se posan en la distancia
insomnes
y sin estrellas, mis álamos perduran
La soledad aflige a la tierra sin cielo
contrapuesto a amores perdidos
en cementerios donde las grandes flores retoñan
pesadas con salud y felicidad
La voz que el viento acarrea
la puedo escuchar ahora
en la noche
el pico invita a la ceguera