Poesía francesa: Michaël Glück

Presentamos: En la continuidad de los días, del poeta francés: Michaël Glück (París, 10 de junio de 1946). Poeta, dramaturgo y traductor. Su obra ha sido traducida al italiano, chino, alemán, español, y catalán, entre otros. Glück estudió Filosofía y Letras en la Université Paris Ouest Nanterre La Défense y también impartió cátedra de 1969 a 1983. Es reconocido por su trabajo interdisciplinario ofreciendo lecturas, performances y conferencias en colaboración poética junto al teatro, la danza, los títeres, la música, el cine y el video. La traducción de los presentes poemas corre a cargo de Korysanda de la Torre[1]. Creadora de la agencia de traducción IDIOMA MATHE. El retrato de portada es del pintor Jean-Christophe Robert.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

En la continuidad de los días

[Ofrecemos íntegra la traducción seguida por el original francés.]

 

 

 

01

dispón todo

el cuerpo

entero

entrega tu hambre

en el borde del plato

el agua en la jarra

la sed entre los labios

dispón tus ojos

sobre la noche

entrega la piel

sin sus pliegues

deja las sábanas

hasta el borde

deja

deja el polvo

en medio de las palabras

coloca tus manos

sobre los costados del libro

quita

la indumentaria del día

 

 

02

arroja todo

el deseo

la sed

el sexo

contra el muslo

deposita los huesos

debajo de los músculos

el cuchillo

al pie de la cama

pon el libro

deja

déjalo

encima de la mesa

depón el dolor

detrás

de los dientes

el rencor

bajo la miel

en el armario

se perdió el abrigo

la fatiga

duerme en los bolsillos

pon la frente

contra el cielo

una palabra

de ahí se retira

 

 

03

planta el pié

sobre el suelo

respira

deja

el peso de la semana

abandónalo en el suelo

de la huella del paso

renacerías

imposta la voz

en el nido

de la boca

no avances

hacia el almiar

ni el cambio

ni nada valen

echa

abandona

en el olvido

 

 

04

pon todo

lo menos

deja el porvenir

a la lentitud

deja la espera

el camino a los andantes

deja el paso

al lodo de la vigilia

deja la lluvia

en la baldosa

donde la escarcha

donde la nieve

donde el ocre

después del siroco

se lleva la basurita

y lo hediondo

detén el pensamiento

lo puro y lo impuro

los portulanos

los astrolabios

detén el péndulo

las palmatorias

 

 

05

coloca el lápiz

en los márgenes

una vocal

entre las piedras

el canto hondo

en la harina

deposita la felicidad

sobre el umbral

queda el mortal

la tristeza

no siente nada

excepto

la llegada de la nada

 

 

06

acerca el oído

al bosque

donde el sueño

escucha

aleteos de élitros

consonantes

renuncia al hábito

de rezar

no teje los nombres

abandona todo

todo abandona

es poco de ti

todo

documentos personales

debajo de un vaso con agua

dejan en un lugar

lo que no es de nadie

una pestaña

pierde ligereza

clepsidra

 

 

07

mete el lodo

en el umbral

el pan

bajo la ropa sucia

una bici herrumbrosa

es sol apagado

en la sombra del muro

pedalearla

quita el mohín

quita los guantes

los escalpelos

 

 

08

enjuga todo

el sudor

la carpa

semillas de amapola

renuncia

a la obra

renuncia

ordena

sílaba

tras sílaba

desgrana

jadea

sobre la silla

el vestido desnudo

lencería

sin memoria

pende

no duermas

venera

 

 

09

suelta todo

lo hecho

hecho está

ha sido

fue

deja

ya no eres más

en eso que has hecho

deja

deja tus bienes

despójalos

abre tus manos

a quien roba

 

 

10

olvida el

día

olvida la

noche

son

las

sábanas

de tu

lecho

cuna

féretro

otro

viene

pone

todo

en

lo sombrío

sol o

luna

deja

no rehagas

el dobladillo

reabre

la

cicatrice

el elogio

del

tiempo

 

 

 

 

 

 

Dans la suite des jours[2]

(septième volume, “le repos”, première suite)

 

 

 

01

pose tout

le corps

et les outils

du corps

pose la faim

au bord de l’assiette

l’eau dans la cruche

la soif entre les lèvres

pose les yeux

sur la nuit

pose la peau

hors de ses plis

laisse les draps

sur le fil

pose

pose la poussière

au milieu des mots

pose tes mains

sur les côtés du livre

pose

sur la chaise le temps

élime

les vêtements du jour

 

 

02

pose tout

l’incendie

la soif

le sexe

contre la cuisse

pose les os

sous les muscles

le couteau

au pied du lit

pose le livre

pose

pose-le

sur la table

pose la douleur

derrière

les dents

la rancune

sous le miel

dans l’armoire

est pendu le manteau

la fatigue

dort dans les poches

pose le front

contre le ciel

un mot

s’y retire

 

 

03

pose le pied

sur le sol

respire

pose

le poids de la semaine

pose-le sur le sol

de l’empreinte du pas

renais

pose la voix

dans le nid

de la bouche

n’avance pas

vers la meule

ni l’échange

rien ne vaut

pose

pose

oublie

 

 

04

pose tout

le moins

laisse le lendemain

à la lenteur

pose l’attente

le chemin au clou

laisse le pas

à la boue de la veille

laisse la pluie

contre le carreau

ou le givre

ou la neige

ou l’ocre

après le sirocco

pose les vieux chiffons

le fagot des genêts

pose la pensée

le pur et l’impur

les portulans

les astrolabes

pose l’horloge

les bougeoirs

 

 

05

pose le crayon

dans les marges

une voyelle

entre les pierres

le grain de la voix

sous la farine

pose la joie

sur le seuil

pose le deuil

la tristesse

n’éprouve rien

si ce n’est

la venue du rien

 

 

06

pose l’oreille

contre le bois

ou le sommeil

écoute

frottements d’élytres

consonnes

renonce au métier

de la prière

ne tisse pas les noms

pose tout

et tout pose

ce peu de toi

tout

papiers d’identité

sous un verre d’eau

pose en un lieu

ce qui n’est d’aucun

un cil

perd mesure

clepsydre

 

 

 

07

pose la boue

sur le seuil

le pain

sous le linge

un vélo rouille

dans l’ombre du mur

le pédalier

est soleil arrêté

pose les gestes

pose les gants

les scalpels

 

 

08

pose tout

la sueur

la carpe

les grains de pavot

renonce

à l’oeuvre

renonce

pose

syllabe

après syllabe

égrène

le souffle

sur la chaise

la robe est dénudée

les bas

sans mémoire

pendent

ne dors pas

vénère

 

 

09

pose tout

ce qui est fait

est fait

a été

fut

pose

tu n’es plus

dans ce que tu as fait

pose

pose tes biens

jette

ouvre tes mains

à qui se dérobe

 

10

pose le

jour

pose la

nuit

ce sont

draps

de ton

lit

berceau

cercueil

autre

vient

pose

tout

dans

l’ombre

soleil ou

lune

pose

ne refais

pas

l’ourlet

rouvre

la

cicatrice

l’éloge

du

temps

 

 

 

 

 

 

 

Notas

[1] Korysanda de la Torre: Creadora de la agencia de traducción IDIOMA MATHE, traductora y empresaria. Estudió Literatura Francesa en la UNAM y realizó una instancia en la Universidad de Montréal (Canadá). Ha colaborado con algunos proyectos para Audi y Volkswagen. Ha traducido conferencias magistrales del politólogo Alemán Paul Ludwig Weinacht.

[2] Fuente del original: http://remue.net/cont/gluck.html

 

 

También puedes leer