Dos poetas rusos



Presentamos, en versión de Svetlana Bochaver y Sandra Santana, textos de dos poetas rusos, Alla Gobunova y Vladimir Aristov. Gobunova, además de poeta, es traductora, reseñista, periodista y profesora de filosofía. Merecido el Premio de Debut en 2005. Es una de las poetas más aclamadas de la poesía rusa contemporánea. Vladimir Aristov (1950) es poeta y físico. Comenzó a publicar a finales de los años ochenta. Además de poesía escribe novela, teatro y ensayo. Es representante del movimiento metarrealista.

 

 

 

 

 

 

Vladimir Aristov

 

 

 

Puede que en los países del norte

los semáforos chirrien

Y las noches sean claras.

Pero aquí, donde en los cruces de calles

se cruza la luz roja en la oscuridad

Aquí en los suaves Jamovniki

no te salvé aquella noche de julio

no te salvé

todos nosotros nos salvamos

 

 

 

 

 

Alla Gobunova

 

 

en aquella hora azuleaba con calor la colombina

y el agua corría a través de sus pétalos danzando

señales de fuego

 

antes se había dormido en su casa lejana vigilando

la lámpara junto a la que su madre trabajaba

—le cose un alma blanca como una camisa

 

en nombre de qué amor quieres desnudarme

para yacer conmigo en la arena roja de los barrancos

del bosque

 

escuché el sonido de las palas y sé que aquí

la arena dura es como piedra como una amistad

entre soldados desconocidos

 

antes se despertó y se dirigió a aquella puerta

tras la que está el jardín donde no puedes envejecer

y su abuelo fyodor bebía vino joven

 

en nombre de qué amor quieres compartir conmigo

la descomposición de los átomos la desintegración de las estrellas

la muerte de los dioses

 

escuché el sonido de las palas y sé que aquí

duermen ejércitos invisibles de asuras y devas

en sus tumbas de aire

 

y la colombina danza su danza circular

y como fuegos fatuos son las bengalas

que advierten del peligro