Cuando las gasolineras sean ruinas románticas, nuevo libro de Julián Axat



El poeta argentino Julián Axat (1976) está publicando el poemario Cuando las gasolineras sean ruinas románticas, su noveno libro. Antes publicó Peso formidable (2004); Servarios (2005); Medium (2006); ylumynarya (2008); Neo o el equipo forense de sí(2012); Musulmán o Biopoética (2013); Rimbaud en la CGT (2014); Offshore (2017). También publicó las antologías: Si Hamlet duda, le daremos muerte (2010), La Plata Spoon River (2014). Hasta el 2015 dirigió la colección de poesía Los Detectives Salvajes, de la editorial libros de la Talita Dorada. Su poesía ha sido traducida al italiano, francés e inglés. Figura en antologías de renombre como Resistencia en la tierra (2014), Giovane poesía latinoamericana (2016); Atlas de poesía Argentina (2017), Antología federal de la Provincia de Buenos Aires (2019); entre otras.

 

 

Los libros de Axat suelen desplegar una maquinaria literaria. Lo hace Rimbaud en la CGTya desde el título, el gran poema que es “Spoon River Federico Della Crocce”. En este libro aparecen Cardenal, Chesterton, Alfredo Carlino, Benjamin, como vimos, Gelman. En “Océano Pacífico 27° 9′ 10” Latitud Sur y 109° 27′ 17” Longitud Oeste”, poema hermanado a “resto iv” de Medium(Paradiso, 2006) se despliegan varios autores: René Daumal, Miguel Ángel Bustos, Olaf Stapledon y Rodolfo Axat, padre de Julián. Esta maquinaria de lectura no es un gesto que redunde en el escritor culto o plebeyo-culto, rasgo común a varios autores de los 90. La cultura, como la justicia, son ofrecidas por Axat para su socialización. Podemos ver ahí una inversión –entre otras- de la cita culta, restringida a un saber previamente adquirido; valor de cambio hasta no hace mucho. En “& el hombre que fue martes” vemos un trastocamiento, una reescritura y puesta en cuestión, que también busca repensar ciertas categorías: “Infiltrar al hombre que fue jueves & viernes & sábado / Infiltrar las novelas de Chesterton con periodismo barato / No leer ‘Los demonios’ de Dostoievski / & desobedecer los panegíricos de Sion / ni ‘La eternidad por los astros’ de Blanqui”. En “Inventario bolañano luego del divorcio” hay un verdadero catálogo de naves, del que cito el primer bloque de los tres que conforman el poema: “YO TE DOY A……….César Aira, Isabel Allende, Roberto Arlt, Arquíloco, Charles Baudelaire, Adolfo Bioy Casares, Jorge Luis Borges, Carmen Boullosa, Max Brod, Roberto Brodsky, Charles Bukowski, William Burroughs, VOS ME DAS A……….Camilo José Cela, Javier Cercas, Miguel de Cervantes, Julio Cortázar, Rubén Darío, Philip K. Dick, Charles Dickens, José Donoso, Diamela Eltit, Alonso de Ercilla y Zúñiga, Macedonio Fernández, Jesús Ferrero, Rodrigo Fresán, Carlos Fuentes, Gabriel García Márquez, Antoni García Porta, Pere Gimferrer, Witold Gombrowicz, Vicente Huidobro, Franz Kafka /-”. A partir de esta selección podrían pensarse infinidad de acuerdos literario-culturales que no aparecían en los 90, como el de Julio Cortázar-César Aira, que alguna vez pidió Casas.

Emiliano Bustos

 

 

 

 

ESTRELLA CERCANA

 

Miguel Ángel brinda recital / para los presos de Chimbas/ ofrece repertorio de música clásica / y conversa / sobre el pasado/conversa/ El Pasado/ les cuenta / cuenta que viaja a 1976 / cuando los militares/ “los milicos” dice/  le martillaban las manos / y amenazaban con cortarle Las Falanges / “por el hecho de ser pianista” / Por aquel entonces/  sintió / Dios le hablaba y decía / “no te mueras”/ “no te me mueras” / Y así sobrevivió / y así sobrevivió a los conciertos de piano que fueron el exilio del Mal en Paris/ Primero en las cárceles de Lyon/ Salpêtrière hospice/ pero ya corría 1982/  más tarde recorrió villas/  pobreríos / cárceles/  fábricas / volvía a la Argentinas/ “La música salva” / siente / ahora Miguel Ángel/ y te lo dice / al medir/  el horror por distancias/ o por cercanías/ Hasta que cuatro décadas después desembarca en Chimbas/ toca Bach en Chimbas como poseso/ Cuando/ uno de los espectadores interrumpe/ pide prestado/ su lugar al ejecutante/ para recordar un tango /dice / y…/ “adelante, como no…”/ (La música comienza atonal chirría espantos /la voz o susurro del capitán Wilm Hosenfeld/  grita El Pianista Wladyslaw Szpilman / toca también como poseso/  es el Gueto/ pero no el “Nocturno en cis moll” de Chopin/ son los gritos de ultratumba de Marie Anne Erize/ pide clemencia en la ESMA)/ Y los dedos gráciles de Miguel Ángel/ se arrastran / cada vez/ más toscos aplastados/ Las Falanges aplastadas por el Martillo de las Brujas de Srpenger/ no quiere a Dios ahí/ no lo quiere a Dios /y los presos de Chimbas/ tan espectadores/ alucinados de musiquilla/ observan/ concertista en un momento que todos ven como se le salen Las Falanges/ y el Asesino/ y el Asesinato ya no convertido en una de Las Bellas Artes/ tras el Réquiem / solicitante descolocado como Diablo de Chimbas/ levanta/ levantará su rostro/ y se para/ busca/ para tenderle la mano al impertérrito Miguel Ángel/ “… Me llamo Jorge Olivera, soy preso político… /….gracias por prestarme su piano…”

 

 

 

 

 

 

LOS NIETOS DE GELMAN

 

                                                  a Emiliano Bustos

 

 

Salen a la compra desaforada de sus obras completas

nadie quiere quedarse atrás

los huerfanitos tronchados en estado de tránsito

reescritura o pase generacional al vacío

o duda hamletiana ser y no

 

¿Quién transfiere tu cuerpo-escritura?

¿Poeta-poema? ¿Mensaje al tiempo por venir?

¿Palabra in-justa?  ¿Influencia Harold Bloom?

¿Dilema de qué fantasmas? ¿Epígonos bailan

alrededor de tu cadáver? ¿Qué nueva generación?

 

Los poetas que estaban escribiendo en Argentina pos 2001

apenas fueron invitados al ágape de tu cuerpo

los verdaderos poetas invitados al funeral eran

los viejos nuevos de los 90´

 

La estatalidad murió en ese evento

organizado allá por fines de 2015 en el CCK

& cuya centralidad fueron

los viejos nuevos poetas de los 90´

todos fueron al velorio

a celebrar la comilona del cadáver

 

Conocí a poetas

que se llevaron pedazos de vos

jactancioso te arrancó galardones de ese festín

otro masticó honor y nacionalidad

un poetastro deglutió coágulo estético político

estuvo la hiena de la poesía que se disputó con otro

el mejor hueso de la embajada de los versos

 

 ¿Un antes y después de vos?

¿La poesía argentina epigonal?

¿Tener un tuñón o muñón como padre?

 

¡Oh abuelo y vos padrecito a reescribir!

¡Contra qué o quién escribir!

 

¿Acaso sobran tus entrañas

para que ahora seamos

los gelmancitos cuervos picando tu osamenta?

 

Sé que los nietos de la poesía

te buscan en la noche

como tu nieta filial te buscó en la sangre

& los hijos de la poesía de mi país

te admiran

aquellos que cuando cantó el gallo

te negaron tres veces

& ahora te afirman en la cruz

 

El problema ya no escribir como vos

el problema “ser o no” vos

a partir de ahora escribir

escribir después de vos

& no dudar por no-ser

nunca dudar

pues la poesía busca ser

y que los muertos como tus pedazos

sean devueltos a vos

y a partir de entonces

puedas descansar en paz