Poesía brasileña: Marcelo Montenegro



Poesía brasileña: Marcelo Montenegro

Presentamos, en la traducción de Mijail Lamas, siete poemas breves del poeta brasileño Marcelo Montenegro (São Caetano do Sul, 1971)Es una de las voces más representativas de la generación de los nacidos en los años setentas en Brasil. Ha publicado los libros De soslaio (1997), Orfanato portátil (2004) y Garagem lírica (2012) y Forte Apache (2017) que reúne sus dos primeros libros y material inédito.

 

 

 

Spoiler

 

Recuerdo que me contaste un

una historia increíble.

Ahora no recuerdo la historia,

soy capaz de deletrear,

incluso, la brisa que

por un microsegundo

sopló en la cortina de la sala.

(Fragmento de una tarde

de entre las trillones de tardes

que existieron en aquella tarde.)

Recuerdo las pausas,

la música de tus brazos,

tu cabello en el rostro

en el momento exacto.

(Un bombón de ternura

con licor de naufragio.)

 

 

 

*

 

Lo que sigue es un silencio

habitado por la tentativa

de darle caza a una grieta

entre el matorral

que desvió el terreno

donde antes estaba

el pasto podado

de esta sensillez 

 

 

 

Breve

 

Me acuerdo de una crónica

donde le preguntaban a Mario Quintana

que si quería una corona

y el les repondió que no, gracias

yo voy para otro lado.

 

 

 

Postal

 

Pensemos que en treinta años

alguien leerá este poema.

Todos los pequeños lazos

que lo unen al mundo

lejos de él y de la vida

de un pinche poeta entre millones

de personas lugares motivos

no están ya ahí para socorrerle.

De aquí a treinta años

la cosa seguirá siendo la misma cosa.

Una cápsula amputada del tiempo

un bocado arrancado al amor. 

 

 

 

Escuela de navajas

 

“Sin embargo, es una ausencia

lo que ese hombre carga.”

Sanatorio

de ternura. Colores

que endurecen

en el pincel.

El mordisco

que faltaba

en la certeza.

Las sublimes

distracciones

de lo esencial.

 

 

 

Fisura

 

Pasajeros de la misma fisura

tú y yo

dentro del viento

 

Escondidos

en el mismo grano

de polvo

 

 

 

Matiné

 

A veces salgo del cine

Y me pongo a caminar

Personas cartografías

Acaso un mirar 

Tengo la leve impresión

De que la ciudad está preñada

De otro lugar

 

--