Xochitlajtoli: Judith Santopietro



Continuamos con la serie Xochitlajtoli, muestra de poesía en lenguas originarias, coordinada por Martín Tonalmeyotl. Ahora es turno de Judith Santopietro (Córdoba, Veracruz, 1983). Su idioma materno es el español y ha aprendido náhuatl por decisión política. Es maestra por la Universidad de Texas en Austin. Ha publicado los libros Palabras de Agua (2010) y Tiawanaku. Poemas de la Madre Coqa (2017). Obtuvo el Premio Nacional de Poesía Lázara Meldiú 2014 y fue finalista en el Premio Literario Internacional Aura Estrada 2017.  Ha publicado en el Anuario de Poesía Mexicana 2006 del Fondo de Cultura Económica, Rio Grande ReviewLa Jornada The Brooklyn Rail, también ha participado en numerosos festivales, incluyendo el World Voices Festival del PEN America en Nueva York, 2018.

 

 

 

 

Ce cihua huallahqui Bronx

Inihhuantin huallohhuih ica tlen quipiyah ce acaquiliztocayotl
tlen axquemman polihuiz

Cihuameh huallohuih ica inintzoncal tlaxinepalolli tlen cuatitlan huan cuatitlamitl
tlacayocuechtiqueh ica chipahuatonatiuh
tlen quintotocac cahcanahya campa nehnemiyayah.

Ni cihua quimatqui nopa tlamixtentonatiuh
quemman ya mahmauhtinemiyaya Bronxohtli achtohui huelta

Ne tlatotoniya ohtipan
atl tlen tepozcoameh quizah pan tlallihtic techamacac

 

 

Una mujer en el Bronx

Ellos vienen con sus nombres de sonidos de agua
que jamás se borrarán

Ellas vienen con sus cabellos enredados de bosque y selva
sus cuerpos martajados por un sol blanco
que las siguió a cada lugar donde caminaban

Esa mujer lo supo aquel día nublado
cuando recorría temerosa las calles del Bronx por primera vez

Aquel verano
el agua de los hidrantes    brotados de la tierra
nos dio de beber.

 

 

 

Cihuatepatihquetl

Ce cihuatl motehtemiqui pan
cuatlapazolcuatitlamitl
itemiquiliz tepalcatlatomoni
tlen tlitetl piedra lumbre atiyatilia tlachihualiztli comalli.

Pahtemiquiliztli quemman malhuilxochimeh camahuia huan quiillia tlacayolizlti temitoc ica tlachihuanih.

 

 

 

La mujer curandera

Una mujer se sueña una y otra vez en una tupida selva

sus sueños son truenos de
cristales de la piedra lumbre que
derrite la maldad en el comal.

Los sueños de la curación donde las plantas sagradas le anuncian
que el cuerpo está plagado de
animales invisibles.

 

 

 

Xochicuicatl tlen piltlahuiltzitzin

Pilteoxihuitzitzin motlatlah
cequin tlayohua quemman echcapatzin tlahuilli patlanihtihuallohuih tlen tlalli

ixcanelin quitlachpanah malhuilli
ininohhui campa nehnemizceh

naman piltlahuiltzitzin nemih pan xihuitl

Neca nouhquiya nimomahchahcoa
ica huitzli huan nimahezquiza.

 

 

 

Poema de las luciérnagas

Los brotes sagrados se incendian
algunas noches cuando las diminutas luces vuelan desde la tierra

las hormigas barren tiernamente los senderos por donde caminarán

ahora las pequeñas luciérnagas viven en la yerba

Allí también mis manos se espinan con astillas y sangran.

 

 

 

Xopantlan

Nimocehuihtoc xochitlan
ni tzintlayohua campa tlahuilli patlanih tlahtlayohua
nicnehnehuilia tlaahuetziliztli quiixhualtia pilteoxihuitztitzin
nouhquiya nitemiqui huanya nonanan:
inahnahualiz axnechmaca
huan poctli quentzin totonic tlen nechtlahtlania ma nicpopochhui itlacayo.

Zan cequin tonatiuh tlen cueciuhtoc ohtli
pan nochipan tzopelic huan yeccaquiztiliztli xochitlahtolli
totohuicaliztli tlen zanoc quichichilihuiltia elhuicatl:
cahuitl quemman tlahuilli calaqui tlen ni tlaltepactli.

 

 

 

Tiempo de lluvia

Sentada entre las flores
en este lugar oscuro donde las luces vuelan cada noche
pienso en la lluvia que empuja los pequeños brotes sagrados
sueño también con ellos y mi madre:
su abrazo que no existe
y el humo tibio que me pide esparza por su cuerpo.

Sólo algunos días de batallas tristes
en que habita la poesía dulce y sonora,
el canto de los pájaros apenas enrojeciendo el cosmos:
es la hora cuando la luz se agota de esta tierra.