Poesía mexicana: Héctor Lii



Presentamos una muestra de Héctor Lii (Santa María Xadani, Oaxaca, 2001), seudónimo de Héctor Pineda Sánchez, poeta binnizá. En 2019 obtuvo el primer lugar en el Concurso Estatal de Literatura en la 37 Intercolegial del COBAO. En el mismo año obtuvo el Premio CaSa Creación Literaria en Lengua Zapoteca en la categoría de poesía.

Esta colaboración fue seleccionada en la Convocatoria 2020.

 

 

 

Nirudo’ didxaguie’ xtinne’

Ni jmá nagana ra guica ti didxaguie’ nga
ra guzulu tobi
zulua’sia’ ma gunda bineni
yanna, ma gudide’ naganaca
cusayaniruaca’ ni lu guiratu
naa cadi zedagüeniadia’ laatu
pa sica ti guie’ siado’
pa naxiñá’ cue’ xhaga huadxí
ninca xiñee ruzunisa ca dani
ninca xiñee ruuna’ ca guiigu’
zedagueniasia’ laatu
ni bizaca ti badudxapahuiini’
ni gudó beñe
ne guxuuna’ tanguyú

 

 

Mi primer poema

Lo más difícil de escribir un poema
es el comienzo
bueno, precisamente es lo que acabo de hacer
ahora que he pasado esa dificultad
les advierto
que yo no vengo a hablarles
de ningún crepúsculo rosa
ni de algún ocaso bermejo
tampoco del porqué sudan las montañas
mucho menos del porqué sollozan los ríos
yo sólo vine a hablarles
de lo que le acaeció a una niña
que por haber comido barro
defecó pequeñas estatuas

 

 

Guendarinabadiidxa’ ndaani’ ra rusia miati’ laa

Rinabadiidxa’ xi naca nga guni tobini ne ti dendxu’
ra ma qui na’ xheela’ gunineni laa
Rinabadiidxa’ pa nabaniru’ ca nguiiu maxhi
bedagundachica’ jñaa’ laga qui guinni bixhoze’
Rinabadiidxa’ pa bidiicabe xti’ dxa nguiiu
gulaxou’ ti badudxaapa
laga cadinde guidxi ne xa ique
Rinabadiidxa’ xi bizaca dxa muxe’
bidxigacabe ti botella ra xa’na’ ndaani’ yoo ba’        
-¿ma yaca guireu’ la?
-ma’, ma chiree’
Rinabadiidxa’ xiñee guca xtuaya’ bichita
ra gudxicabe laa chigati ne laa qui ñuni gaxti’
Rinabadiidxa’ pora gabiá nga rabe’ guiasa’
ra zuba’ caxuunadi’

 

 

Interrogatorio en el baño

Me pregunto a qué sabrá hacerlo con una cabra
cuando la esposa se fastidia
Me pregunto si aún viven los pervertidos
que acechaban a mi madre
cuando mi padre nos abandonaba
Me pregunto si le dieron el justo castigo
al hombre que violó a una niña
mientras el pueblo se levantaba en contra del alcalde
Me pregunto qué habrá sido del muxe’
que le encajaron una botella en el culo
-¿ya mero sales?
-sí, ya mero salgo
Me pregunto por qué mi tío fue tan estúpido
cuando lo amenazaron de muerte y no hizo nada
Me pregunto a qué hora se me ocurre
Levantarme de aquí
donde defeco

 

 

Ni guicaa ca badunguiiu ne ca badudxaapa

Guendaria’pi’ nga laca ti guendarui’diidxa’
guendaria’pi’ nga ti guendaguti nanixe
guendaria’pi’ nga ti riuunda’ ca guiree ra dagu yoo
guendaria’pi’ nga ti diidxa’ que riquiiñedi guiete ra yoo
guendaria’pi’ nga guendarigui’ba’ ti dani sooñ.
guendaria’pi’ nga jñaa guirá’ guendaruza’
guendaria’pi’ nga ti lacueza gasi ca xcuidi
guendaria’pi’ nga ni gudxicabe laanu
zanda guninu dxi ma bichagananu
ne laanu cabezarunu, o co’ la?

 

 

A los jóvenes

Coger también es un diálogo
Coger es una muerte exquisita
Coger es un canto enclaustrado
Coger es un verbo prohibido en casa
Coger es la subida a una gran montaña
Coger es la madre de todas las bellas artes
Coger es un esperemos a que se duerman los niños
Coger es lo que nos aconsejaron hacer
hasta el matrimonio
y nosotros aún seguimos esperando, no es así?

 

 

 

 

Nexhe’ lu guixhe guendarizila’dxi’
nandagaa ndaani’ lidxi guendanuudxi
gatigá redanda ti bi
rusiaya biri beelalade’
gatigá chupa chonna diidxa’
ma biene’
nacani guendardipa
cabidxi naa xti bieque
¡xi zanda gune’, xi zanda gune’!
pa bidi’ mapeca gundisa naa
ma cazaya’, ma ziaa’
ra rugaanda xquendaruuya’
ma zuhuaa dani soo guendananixe

 

 

 

Acostado estoy sobre la hamaca del descanso
que cuelga en el vientre de la tranquilidad
de vez en cuando un aire
esparce hormigas sobre mi cuerpo
de vez en cuando unas palabras
lo comprendo
es la lujuria
invitándome de nuevo
¡qué puedo hacer, qué puedo hacer!
Si este aire de pie me ha puesto
Avanzo, me estoy yendo
A la altura de mi mirada
Ya alcanzo a vislumbrar el cerro del placer

 

 

Nase gueela’

Nase gueela’ guse’ suxale guirubiaani’ xtinne’
malasi bedaganna beeu naa
guuta cue’
gudó xpacaanda’
ne guni’ ra diaga’
cului’ladxe’ gunenia’ ni lii
naa nisi rietenala’dxe’
sica ti guiigu’ guendananixe
cuxooñe’ guidubinaca beelalade’

 

 

Aquella noche

Aquella noche dormí con la ventana abierta
la luna de pronto vino a visitarme
se acostó a mi lado
devorándome el sueño
diciéndome al oído
deseo de corazón hacerlo contigo
yo sólo recuerdo como un río de placer
recorriéndome el cuerpo