Poesía de Nueva Zelanda: Glenn Colquhoun



 

Leemos poesía de Nueva Zelanda. Leemos poesía de Glenn Colquhoun (Papakura, Auckland , 1964). Ha recibido el Glenn Schaeffer Prize in Modern Letters de Nueva Zelanda. Además de poeta es médico. Participó en el Participó en el Encuentro Internacional de Poesía Ciudad de México 2018. Las versiones son de Rogelio Guedea.

 

 

 

 

 

 

Whakaekea*

 

Dejo mis zapatos junto a una lata de duraznos
que es usada como un cenicero.
Dejo mis piernas, aún en pie, dentro de ellos.
Dejo mi estómago en una cacerola en la cocina.
Mi boca cuelga de un árbol como un pescado secándose.
Mis oídos están atentos a un chismorreo.
Mis ojos descienden al mar.
Pego mi nariz debajo de una banca como un chicle.
Le dejo mis brazos al perro para que juegue con ellos.
Entro con lo que me queda.
Ya muy tarde,
y después de partir,
me doy
cuenta que estoy usando, otra vez, el cuerpo de otro.

 

 

 

 

 

Instrucciones para leer un poema

 

1. Para empezar levanta el poema cuidadosamente de su papel.
2. Sopesa el poema en la palma de tu mano.
3. No temas al poema.
4. Toca con tus dedos los bordes del poema:
a. ¿Es áspero o suave?
b. ¿Es pesado o ligero?
5. Arroja el poema al aire. ¿Flota?
6. Pon el poema en tu boca. O bien:
a. Pon una pequeña cantidad sobre tu lengua como si fuera una pasta de dientes.
b. Introduce el poema entero en tu boca como una rebanada pastel.
7. Retira la primera y la última palabra del poema. Agítalo fuertemente. Cada palabra debe salirse de su verso.
8. Coloca las palabras en tu boca y saboréalas. Chúpalas. Mastícalas. Haz gárgaras. Oculta las palabras en tus mejillas. Escúpeselas a la gente.
9. Cuando hayas terminado regrésalas a su lugar.
10. Susúrrale al poema.
11. Grítale al poema.
12. Recita el poema en plena luz del día / bajo la luz de la luna / con la luz encendida / con las luces apagadas / en el cuarto de baño / en el jardín / debajo de un árbol.
13. Recita el poema en los días soleados / los días de lluvia / en días tranquilos / en días ventosos / con el estómago vacío / con la boca llena.
14. Pon el poema en bloques y acuéstate debajo. Ponlo a la hora. Envuelve cada palabra en aceite. Lima los números del motor. Repinta el poema.
15. Desayuna sobre el poema. Mánchalo de café.
16. Párete sobre el poema.
17. Riega el poema.
18. Mezcla el poema con la ropa sucia.
19. Lleva el poema en el bolsillo durante una semana.
20. Ahora ya el poema te pertenece.

 

 

 

 

*Es el acto de entrar a la casa principal de reunión Maorí: la Marae.