Poesía mexicana: Adelmar Ramírez



Presentamos tres poemas inéditos del autor mexicano Adelmar Ramírez (El Paso, Texas, 1989). Estudió una doble licenciatura en Psicología y Escritura Creativa en la Universidad de Texas en El Paso, además de una Maestría en Escritura. Ha publicado en Río Grande Review, Revista de Literatura Mexicana Contemporánea (colaborando con el congreso de igual nombre), la revista Opción del D.F., Revista Albedrío y en Círculo de Poesía. En 2014 apareció en la antología de poesía joven mexicana “Poetas parricidas: generación entre siglos”. Fue finalista del Premio Fundación Loewe (España) en 2013. Actualmente cursa un doctorado en literatura hispánica en la Universidad de California en Los Ángeles.

 

 

 

 

POLISEMIA

 

la coincidencia léxica—
entre escatología,

siendo el estudio de los excrementos,
y escatología,

otroras creencias religiosas sobre el más allá,
o las realidades últimas—otorga
a la deidad su signo
más exacto, más íntegro,
la deyección.

 

 

 

PRESTANOMBRES

 

Es la historia sucinta del vitral
la versión anticuada de sus
cuarteaduras. En su florido reflejo
cabe un hombre
y en el reflejo contuso de aquel,
pende la teoría
cuantitativa de las toallas.
Soñaba con banños eficientes,
con ser capaz de secarse con una sola
servilleta, de revertir su cuerpo
y demostrar: “todas las hormigas del mundo pesan lo mismo
que todos los humanos”, obteniendo la membrecía al club
de los pesos estadísticos. Pretendía resumir
un hormiguero … …. economizar huecos aciculares
quizás, para tener una referencia
……………… un formato
del vacío. Como quien busca
establecer puntos
de apoyo mediante espacios …… sobregirados
y cheques en ……………………….. blanco,
alquilando un nombre a una causa perdida.

 

 

 

EL MAR QUE RODEA AL NAUFRAGIO

 

Se pasó la vida verificándose
entre héroes
de escuela nocturna,
queriendo evitar un derrumbe
programado para distraerse de sí.
Entonces, nos dio la luz
bajo la sombra de Ajmátova:
cuando una persona muere
cambian también sus retratos.
En ocasiones se acentúan
las manchas en sus manos,
se retoca el cabello con vaselina
o pone esa cara de querer
rascarse la espalda
y no alcanzar.