title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de poesía No. 102: Tania Carrera

30 Nov 2009

Tania Carrera

En la siguiente muestra de la poesía de Tania Carrera (Ciudad de México, 1988) observaremos un discurso que se destaca por la cración de imágenes a partir de la contemplación de la naturaleza. Tania Carrera actualmente es becaria en la Fundación para las Letras Mexicanas en el género de poesía.

 

 

Todo menos los árboles

 

 

 

 

Oración

                       

Déjame habitarte nuevamente.

Levanta los brazos hacia el cielo,

Árbol,

cárgame en los hombros

como un padre joven.

 

 

 

 

Galápagos

 

I

Piqueros

El bosque es un cardumen

casi inmóvil.

Sus danzas son apenas perceptibles.

Lo miro desde arriba,

yo también soy un cardumen,

en los aires.

Quiero adentrarme velozmente,

empaparme de follaje.

Quiero alimentarme

de toda la resignación que lo circula.

 

 

 

 

II

Albatros

¿Será que el amor

no se da en las ramas,

sino en el vuelo?

¿Será que es una playa misteriosa
en donde las raíces

nunca son

un estandarte de fertilidad?

 

 

 

 

Horizonte 

 

I

Inmóvil sobre la rama,

una urraca se incendia

en el atardecer.

La miro desde lejos

y le doy la espalda al sol.

Ella no sabe que en sus plumas

se quema todo lo que busca.

Su ambición le lame el cuerpo,

y ella se va despintando

conforme acaba la tarde.

 

 

 

 

II

Sólo la intuición delinea su figura.

Tal vez lo que miro sean:

sus garras como ganchos

en la rama,

o su rostro de carbón,

tal vez los ojos que nacen en la noche.

No lo sé. Y sé

que pronto será una ráfaga de oscuridad,

el murciélago

hará temblar la rama.

 

 

 

 

Padre

 

Al final de la calle,

crece el árbol amarillo.

Como ecos del tronco,

las raíces brotan de sus ramas:

son líneas de sol,

cuerdas desde el cielo.

 

Sus hijos lo habitamos amorosamente,

en nosotros pájaro y simio y flor se reconcilian.

Trepamos por las ramas

y luego, como frutos, caemos,

inmaduros,

audaces;

caemos

y volvemos a subir,

como semillas que germinan en la luz.

 

El amate es un papalote:

Grita uno de nosotros

y los nacidos de su sombra

tomamos con fuerza las raíces.

Unos se asen a la tierra,

se hunden en la madre del árbol.

Otros se mecen, chocan,

trenzan las tardes como lianas.

Todos amarramos, tal vez,

un vuelo de catástrofe.

 

 

Datos vitales

Tania Carrera (Ciudad de México, 1988). En 2006 obtuvo el apoyo para jóvenes creadores del Fondo Estatal para la Cultura y las Artes de Morelos. Actualmente es becaria de la Fundación para las Letras Mexicanas.

Share Button
  • Dalí Corona

    Muy buen trabajo. Hay poesía.

  • Erzsebet

    Me gusto!

    no se si decir si hay poesia, creo que solo escucho mi interior cuando leo algo, si me gusta es como si me llenara de una sustancia que me da vida, si no, solo doy el siguiente paso.

    aqui me detuve y me llene de esa sustancia.

Escribe un comentario