title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Otra muestra de poesía argentina No. 9: Rodolfo Edwards

26 Oct 2011

Rdolfo Edwards

En el marco del dossier “otra muestra de poesía argentina”, preparado por Carlos Aldazábal, presentamos la poesía de Rodolfo Edwards (Buenos Aires, 1962). Su último poemario es Mingus o Muerte (2009).

 Para leer la introducción que vertebra esta muestra sigue el enlace

 

 

LA BORRA DE LA POESÍA

 

un alud de palabras arrastró al poeta
y perdió el sentido
y ahora no hay
arriba ni abajo
ni derecha ni izquierda
en el agua del mundo
boyan letras de colores
restos de cotillón
papel picado nuevamente picado
la borra
la inmensa borra de la poesía

CHAMAMÉ

 

la derecha del jazz

no incluye el chamamé

en el género

“demasiado frenético

salvaje y alcoholista”

dijo un crítico de la derecha del jazz

el acordeón surfea

sobre el litoral

con la esquizofrenia y el candor

del artista cachorro

improvisa enancado a la melodía

muerde sus crines

hasta los límites provinciales

hasta el caracú

cala hondo

como la cuchilla de los matarifes

orgullo de la sangre

que estalla en el sapucay

hay una quema de sombreros

una disputa esencial

brotan de los ojales

una sabiduría de locro y espuela

fermentan desde los pajonales como laberintos

un brutalidad de piso de tierra

sombras chinescas de china en baile

el Diablo que se ahogó en el río

resucita del fondo de un vaso

de cerveza con naranja

también chamamé con bandoneón

como acostumbraba Don Damasio Esquivel

 

 

 

HOY ME TOCA

hoy emboco

todos los papeles en el cesto

de taquito

con la mano

y de cabeza

hoy las mujeres

suspiran a mi paso

y recuerdan mi perfume

para siempre

hoy encuentro

billetes

billeteras

y en el billar

soy carambola

hoy gano ´

prodes loterías y quinielas

soy invencible

con dadas o barajas

hoy escupo para arriba

y me devuelven pescado y vinos caros

hoy no creo

que nadie me pueda

soy tan fuerte como el roble

y canto fuerte

mi voz se eleva a las alturas

y hace yunta con el trueno

soy la luz de la centella

y me reparto como el pan

por la penumbra

 

 

 

CONTROL REMOTO

 

el sol entra por la ventana

recién bañado

un vaso de whisky en la diestra

estoy mirando un video de Joni Mitchell

la sensación de bienestar en el cuerpo se siente

es jueves santo día feriado

me encuentro en armonía con todo el universo

con sólo apretar un botón

todo desaparecería

de repente

 

 

LA ORDEN ES VOLVER A LA CALLE CORRIENTES   

                 

la orden es:

volver a la calle Corrientes

a disfrutar de nuestra última primavera

el tiempo arranca

con mano severa

las hojas de los árboles

los discos de Pink Floyd

las famas de los actores municipales

la orden es:

volver a lo mismo

a lo que nos quitaron

al tobogán en su declive exacto

a los parques como planetas

a la copa llena

germinando en las muecas del destino

¡que nunca se muera la luna!

ella alumbra con sus focos

todas nuestras apariciones

en el centro de la ciudad

el grito sagrado de los compañeros

tapando el canto porcino de los canallas

cuando nos marquen

la última cruz

de nuestros corazones averiados

todo volverá al principio

un niño inquieto

gritará ¡tierra!

desde la ventanita del Obelisco

 

 

 

LA DUEÑA DE MIS NADAS

 

y nuevamente un escozor

te recorre la espina

y la corcoval esencia del martirio

y nuevamente posan las caras

en estaciones olvidadas

y vuelve el amor

frente a una ventana

y el sol contra los vidrios

y estallan los corazones

germinando las demoras

y escalan las alturas

los sonámbulos en sombras

-es la romántica renga de los excluidos-

me enanco a las horas

donde tan cerca estuvimos

sos la dueña de todas mis nadas

 

HACER EL AMOR

 

quiero hacerte el amor

escuchando la cara B de Abbey Road

en el lago azul de Ypacaraí

todo el lecho del lago

y nuestro salto mortal

entre millones de litros de cielo

 

 

 

EL SUBTE “A” (PLAZA MAYOR – PRIMERA JUNTA)

 

esa señora que muerde

tristemente su galletita

y encima en el andén

te meten esa maldita música melancólica

te hacen sentir un personaje

de película alemana de posguerra

estoy encerrado en un ropero

lleno de trajes con las personas puestas

 

 

CORRAL DE LA MORERÍA

 

quiero llenarte el cielo

de muñequitas españolas

que vuelen por el mapa de España

con alas de encaje rojo

y tacos altos como cipreses

la luna es una madeja

con hilos de colores

donde me enredo

noche a noche

ay madre mía

por qué me habéis parido

en una tierra tan fría

oh tablao imaginario

con luces rojas como labios

sevillana que me cortás el rostro

larga el toro de una vez

y deja ya de contar tu ganancia

que mis lágrimas se hicieron

perlas de dolor humano

 

 

 

LA NEGRITA

 

todos mis versos

los escribiste vos

negrita

yo simplemente los pasé a máquina

y a veces dictaminé prisión en suspenso

para algún adjetivo

que después apareció

acá o acullá

entre adverbios de modo de tiempo y de lugar

ese adjetivo

se parece a remolinos de tu pelo

al ciclón que hay en mi alma

al vientito que sopla afuera

haciendo flamear

el pabellón nacional

banderas de remate

la memoria mala

todos mis versos

los escribiste vos

negrita

los que escribí antes de conocerte

fueron hechos por un acto de videncia

los que escribí después

por un acto de inocencia

¿cómo es eso de andar haciendo

barquitos de papel con cartitas de amor

y echarlos a navegar

en un charquito de agüita podrida?

todos mis versos

los escribiste vos

negrita

y yo creía que la ciudad

era un parque de diversiones gigantesco

los autos

autitos chocadores

donde moría mil veces Julio Sosa

mientras yo bajaba cauteloso

de renglón en renglón

hacia el vacío

Datos vitals

Rodolfo Edwards (Buenos Aires, 1962). Es Licenciado en Letras (UBA), especializado en Literatura Argentina y Latinoamericana.  Tiene publicados siete libros de poesía: Culo Criollo (1999), That´s amore (2000), Rodolfo Edwards (2000), Los Tatis (2003) ¡Vamos con esas imágenes! (2005), Mosca blanca sobre oveja negra (2007) y Mingus o Muerte (2009).  Fue miembro de la redacción de la revista 18 whiskys y dirigió las publicaciones La Mineta y La novia de Tyson. Participó de diversas antologías de poesía argentina publicadas en México, Chile, Venezuela España y Alemania.

Share Button
  • Sir Culo Vicioso

    Glande Edwards!

Escribe un comentario