title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Poesía de Afganistán: landays

12 Jul 2013

Presentamos, en versión del poeta, crítico y traductor Gustavo Osorio de Ita (1986), una serie de traducciones de Landays, una forma poética de la tradición afgana. los landays, son poemas breves dentro de la cultura Pashto. Centrados en la brevedad, sus temas fundamentales son amor, el ingenio, el erotismo, la guerra, el llamado a las armas, el lamento, la pasión o el dolor por la tierra perdida

 

 

 

 

LANDAYS

 

Forma poética inserta en la tradición Afgana, y en particular en las voces femeninas de la cultura Pashto, los landays, son poemas breves – generalmente de dos versos compuestos por 22 sílabas aleatoriamente distribuidas – que hoy en día se manifiestan como una forma propicia para dar seguimiento a temas de la cultura Pashto como la separación, el amor, el ingenio, el erotismo, la guerra, el llamado a las armas, el lamento, la pasión o el dolor por la tierra perdida.

Los landays son poemas que tradicionalmente se cantaban en voz de mujeres Pashto y hoy en día han conseguido retratar la imagen femenina mediante su habilidad de sintetizar un dolor común; sus virtudes: la precisión y la agudeza. La palabra landsay hace honor a esta forma poética; “landsay” se traduce literalmente como “serpiente venenosa de cortas dimensiones”. Cabe mencionar que la mera elocución de dichos poemas representa un tabú e inclusive graves represalias – principalmente sociales pero también incluso legales – en contra de aquellas que los divulguen.

A continuación una muestra de landays que fueron recolectados por Eliza Griswold y Seamus Murphy en la región afgana, los cuales aparecen a manera de artículo fotoperiodístico-poético en la edición de Junio de 2013 de la revista “Poetry”.

 

 

 

 

 

Yo llamo. Tu eres piedra

Un día cuando me busques, descubrirás que me he marchado.

 

 

 

Me vendiste a un hombre viejo, padre,

Que Dios destruya tu casa, yo era tu hija.

 

 

 

 

Hacer el amor con un hombre viejo

es como cogerse un arrugado tallo de maíz ennegrecido por el moho.

 

 

 

Cuando hermanas se sientan juntas, siempre alaban a sus hermanos.

Cuando hermanos se sientan juntos, venden a sus hermanas a otros.

 

 

 

Me haré un tatuaje con la sangre de mi amado

y apenaré a toda rosa en el verde jardín.

 

 

 

Desafortunado tú que no me visitaste anoche,

Confundí el duro poste de madera de la cama con un hombre.

 

 

 

Abrázame con tu chaleco de suicida

pero no digas que no te daré un beso.

 

 

 

 

 

Niña:

Desliza tu mano en mi sostén

Sacude una roja y madura granada de Kandhar.

 

Niño:

Deslizaré mi mano en tu sostén,

¿pero quién dejará caer las monedas en el jarro de tu dueño?

 

 

¿No hay acaso aquí un hombre tan valiente como para ver

cómo mis muslos vírgenes mis ropas han puesto a arder?

 

 

Por Dios, te daré un beso,

¡Deja de sacudir mi jarra y mojar mi vestido!

 

 

Te besaré en el jardín de granadas. ¡Silencio!

La gente pensará que una cabra se atoró en los arbustos.

 •

 

Ven, unamos muslo con muslo

Si te montas, no lloraré.

 

¡Ay! No me aprietes tan fuerte:

Mis senos arden por convertirme en mujer anoche.

 

 

Brillante luna, por el amor de Dios,

No ciegues a dos amantes con una luz tan desnuda.

 

 

 

Tus ojos no son ojos. Son abejas.

No puedo encontrar cura para su picadura.

 

 

Ascender a la cima de la colina y observar

dónde la caravana de mi amado esta noche va a reposar.

 

 

 

 

Hija, en América los ríos no llevan agua,

Las niñas pequeñas en el internet llenan sus jarras.

 

¿Cuán más simple puede el amor ser?

Comprometámonos ahora. Textéame.

 

 

Que Dios te convierta en una flor de rivera

para que pueda olerte cuando vaya a recoger agua.

 

 

Podría haber probado la muerte por una probada de tu lengua,

viéndote comer helado cuando éramos jóvenes.

 

 

Del agua no puedo siquiera probar un poco.

El nombre de mi amado, escrito en el corazón, podría ser borrado.

 

 

 

Vamos, dejemos a estos idiotas de pueblo

y casémonos con hombres Kabul con cortes de pelo de Bollywood.

 

 

¡Traté de besarte en secreto pero estás calvo!

Tu desnudo cráneo contra la pared ha golpeado..

 

 

¡Estoy enamorada! No lo negaría, ni siquiera

si intentaras retirar mis verdes tatuajes con un formón.

 

 

Mi amor es justo como sólo puede ser un soldado americano.

Para él soy obscura como un Talibán, así que me ha martirizado.

 

Oh cariño, tu eres Americano para mis ojos,

Eres culpable; lo siento.

Porque mi amado es Americano,

póstulas florecen en mi corazón.

 

 

Sueño que soy el presidente.

Cuando despierto, soy la pordiosera del mundo.

 

 

Vuelve negro de pólvora o rojo sangre

pero no vuelvas entero a deshonrar mi cama.

 

 

¿Qué podrías ser sino un bravo guerrero,

tu que has bebido la leche de una madre Pashto?

 

 

Mi amor dio su vida por nuestra tierra,

Coseré su velo con una hebra de mi cabello.

 

 

 

En batalla, deben haber dos hermanos;

uno para ser martirizado, otro que prepare el velo del primero.

 

 

Portas un denso turbante sobre tu calva

para ocultar tu edad. ¿Con qué motivo? ¡Estas casi muerto!

 

 

 

La vieja cabra buscaba un beso de mi abadejo

como quitarle un pedazo de carne del hocico a un hambriento perro.

 

 

Mi cuerpo es fresco como una hoja de henna;

verde por fuera; adentro, carne cruda.

 

 

¿Qué has hecho conmigo, Dios mío?

Otras han florecido, yo permanezco apretada como un brote.

 

Las viudas llevan dulces al altar de un santo.

Yo le llevaré a Dios palomitas, rogándole que mate al mío.

 

Mi cuerpo me pertenece a mí;

a otros su dominio.

En la prisión de Policharki, nada tengo que me pertenezca,

excepto el corazón de mi corazón que vive entre sus muros de piedra.

 

 

Estoy cansada de adorar flores exóticas,

Extraño los jardines de Sangin; eran pobres pero nuestros.

 

La separación trajo este tipo de pena:

Hizo de sí misma un mulla y a mí la ladrona del pueblo.

 

Que Dios destruya la Casa Blanca y mate al hombre

que envió misiles estadounidenses a quemar mi casa.

 

 

Bush, no te enorgullezcas tanto de tu carro armado.

Mi bomba remota, desde lejos, lo hará volar en pedazos.

 

 

Los drones[1] han llegado al cielo afgano.

Las bocas de nuestros cohetes contestarán a su llamado.

Mi Nabi fue muerto por un drone.

Que Dios destruya a tus hijos, América, has asesinado a los míos.

Que Dios destruya a los Talibanes y termine sus guerras,

Ellos hecho de las mujeres afganas viudas y rameras.

 

Ven a Guantanamo.

Sique el repique de mis cadenas.

 

Madre, ven a las ventanas de la prisión

Háblame antes de que vaya a la horca.

 

Por favor dile al guardia de la prisión

que no sea tan cruel con mi hijo, Allah Mohamad.

 

 

Hamid Karzai[2] vino a Kabul

a enseñarle a nuestras niñas a vestirse en dólares.

 

 

Hamid Karzai envió a nuestros hijos a Irán

y los hizo esclavos de la heroína.

 

 

Separación, tu prendes fuego

en el corazón y casa de todo amante.

 

 


[1] drone: equivalente coloquial usado en oriente medio para designar los vehículos  aéreos no tripulados ocupados por el ejercito norteamericano desde la Guerra del Golfo.

[2] Hamid Karzai, Presidente de Afganistan desde el año 2001, es una figura sumamente impopular entre los afganos.

 

 

 

Share Button

Escribe un comentario