title

CÍRCULO DE POESÍA

 

Foja de poesía No. 459: Aniela Rodríguez

06 May 2014

Presentamos algunos textos de Aniela Rodríguez (Chihuahua, 1992) Licenciada en Letras Españolas por la Universidad Autónoma de Chihuahua con mención Cum Laude. Mereció el Premio Chihuahua de Literatura 2013 en la categoría de cuento.  Asistió al Curso de Creación para Jóvenes 2010, organizado por la Fundación para las Letras Mexicanas en la Ciudad de Xalapa, Veracruz y del mismo en el año 2011 que se llevó a cabo en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Es parte del comité organizador del Encuentro Nacional de Escritores Jóvenes Jesús Gardea. Actualmente, está por publicar su primer libro de cuentos titulado “El confeccionador de deseos” (Ficticia/ICHICULT).

 

 

 

 

 

VII

Ya no pienso caer en tus engaños de mariposita muerta

no soy poeta y sin embargo tú no eres más que una niña llena de caprichos

un platito de té despostillado

 

los niños te cantan elegías

tú escuchas lo que más te gusta

le quitas la comida de la boca a tu hermano abúlico

muerdes el pico de tu madre muerta

eres la huérfana que mira el océano y pica los ojos de los cadáveres

 

Tengo miedo a denunciar tu nombre a la policía

ellos dicen que estás preciosa                        estrellita de diez picos

pareces una niña que salta a la cuerda

y sin embargo fumas mucha hierba y nadie entiende que no quieres un amor civilizado

y sin embargo te atreves a decirme que es mi culpa no poder atrapar los gusanos con el pico

y sin embargo

mi tristeza es la de una horrible larva que no sabe volverse capullo.

 

dijeron que resistirías el mal tiempo

pero el diablo te ha acariciado la entrepierna

y te ha arrojado al trono de las malqueridas

 

hoy dejé llorar a los hijos de tu risa

hoy hiciste viudas a las niñas de mis ojos

 

 

 

 

 

Larga distancia internacional

 

mamá llama todos los días para preguntar por mis pulmones

mamá no sabe que estoy verdaderamente lisiada de noches sin estrellas

y me vuelvo un adicto actor de cine que escupe espuma por la boca

una mosca que revolotea los cadáveres de otras moscas enfermas de miedo

mamá cree en las academias y las normas religiosas

yo creo en el deber de ser una escuálida muchacha llena de catatonías

en la diaria tarea de llevarme los dedos a la boca

y preguntar de dónde viene el fuego que me trepa por el páncreas

 

 

 

 

 

 

 

Transfusión

La mojada

tarde me trae la voz, la voz deseada,

de mi padre que vuelve y que no ha muerto.

Jorge Luis Borges

 

 

Dejé una fotocopia de mis tristezas hundida en la guantera de tu auto

si hubiera sabido que la vida era un descanso sereno

un cierto vértigo a la altura      una náusea en el fondo del estómago

si me hubieran dicho mujer no pierdas los ojos todavía

no te caigas al abismo de la inocencia

Yo le dije a mi madre que no podrían quererme entera yo le dije que la sangre ya no hace ríos secos en mis brazos y ella ya no me escuchaba / se había quedado sin ojos me había dejado sin padre / lo que importa ya no es lo que busco sino lo que encuentro / mamá me ha mirado mirarme sin sangre      ha abierto mis párpados para que los niños puedan jugar con ellos /

y yo aquí pensando

que voy a volverme loca

si dejo que me sigan creciendo alacranes en el pecho

y por corazón un sapo que sonríe macabro

hay días en que las piernas ya no me responden

se me hace de agua el pulso en las arterias

y yo aquí pensando

llueve porque mentí cuando tenía diecisiete

porque salté las clases en preparatoria y nadie me dijo que mi sangre no servía para esto

niña no estás preparada

para saber amar necesitas más sangre entre las venas

yo le advertí a mi madre

ajústanos bien el nudo al cuello

y ella maldita sea nunca logró ahuyentar las sombras

buena suerte que llegó un hombre que me cargó entre sus brazos

buena suerte que encontré el revólver que me quitó la duda

padre

llueve porque mentí cuando quería decir me estoy muriendo / buena suerte con la transfusión de sangre mi corazón ya tiene suficientes agujeros padre buena suerte con los amaneceres y las sondas las bendiciones inoportunas padre

llueve porque nunca supe despedirme de mis viejos

 

 

 

 

 

 

Los ensayistas no tienen corazón

los ensayistas no saben de tristezas

y dicen hay que controlarse nadie de nosotros ha acariciado nunca al espectro del miedo

su textura es muy suave          deberías intentarlo      deberías tratar de no mancharte las manos cuando jures que no lo has tocado nunca

los ensayistas son unos hijos de la soledad

nunca tendrán el temple y la ferocidad de los que despertamos con ganas de girarle los tornillos al miedo

huirán de las largas lecturas y tendrán el vicio de lo invisible

te dejarán en un callejón a las doce de la noche pretextando que se dan de baja de tu vida y jamás los escucharás volver

su paso de rinoceronte resonará por todos los postigos

por todas las paredes del silencio

 

los ensayistas no tienen corazón        fingen que son distintos

nada les asegura pertenencia y vuelven siempre al mismo restaurante

donde una chica rubia dejaba que las piernas se le hicieran de agüita dulce

fingen claridad y sin embargo son los ingenieros de lo imposible

rubia morocha pelirroja te recitarán poemas de borges harán que los aprendas de memoria te volverán loca con su caetano su charlie parker

allá ellos y sus fetiches

te volverán estatua de cal y llevarán tus restos a dormir entre su almohada

serán estúpidamente frágiles

se volverán estúpidamente locos

mientras tú finges entender los poemas en polaco de un tal milosz

no tienen vergüenza o ganas de hacerse viejos

los ensayistas son los ingenieros de lo imposible

nosotras          rubias morochas pelirrojas

no somos más que el segundo ensayo de su muerte

 

 

 

 

 

 

Amnistía

 

 

para los que saben con amargura

que de la mujer que quieren les queda

nada más que un clavo fijo en la espalda

Rubén Bonifaz Nuño

 

hay algo en su sonrisa que recuerda la euforia de las moscas

ha decidido aferrarse al vástago del futuro

su soledad es una costra que le nubla los ojos

le va empañando la mirada

la va lavando  la alberga entre sus brazos

no la suelta       la cubre de plegarias inútiles

la avienta a un cubo de basura y le soba la cabeza para aliviar la caída

se quiebra y se levanta

huye del mundo         vende besos a sus tísicas memorias

apoya el pie        se hunde       se levanta

se hunde       cae al fondo del abismo

lucha por quedarse quieta mientras los cadáveres la toman de los brazos

renace del fango        se cae

se alimenta del polvo enamorado

no tiene idea

la pesadez de su voz resuella en los pulmones

brilla intermitente estrella del deseo                jadea por sobrevivir de sus engaños

cae                   se despedaza

se muere por conocer la razón de su ceguera

 

sus errores moverán al mundo

será censurada por oír las voces de los buitres

no conocerá jamás el gustito azul de la pobreza o las ganas de molerse a palos al espejo

cantará cuando el tequila ya se haya acabado

sólo los fantasmas bailarán al ritmo de su desconcierto

nunca entenderá lo divertido que es desangrarse entre las sábanas

quedarse tieso cuando la cólera penetra hasta el fondo

hasta rasgar los huesos y despedazar la máscara de los desorientados

 

sé que renacerá de sus canciones

será reina de lo incierto      apátrida del daño

volverá a las fiestas donde la luz oscurece los deseos

y los monstruos traerán charandas para celebrar sus soledades

 

 

 

Datos vitales

Aniela Rodríguez (Chihuahua, 1992) Licenciada en Letras Españolas por la Universidad Autónoma de Chihuahua con mención Cum Laude. Premio Chihuahua de Literatura 2013 en la categoría de cuento. Fue becaria por la Fundación para las Letras Mexicanas en el Curso de Creación para Jóvenes 2010, efectuado en la Ciudad de Xalapa, Veracruz y del mismo en el año 2011 que se llevó a cabo en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Es parte del comité organizador del Encuentro Nacional de Escritores Jóvenes Jesús Gardea. Fue Coordinadora Editorial de Revista Contra de 2011 a 2013. Actualmente, está por publicar su primer libro de cuentos titulado “El confeccionador de deseos” (Ficticia/ICHICULT). Ha publicado sus trabajos de creación e investigación en diversas publicaciones periódicas tanto de carácter nacional como internacional.

Share Button

Escribe un comentario